Publicidad

Al final no es tan seguro, el Hyundai Grand i10 reprueba los test de choque de Latin NCAP

Al final no es tan seguro, el Hyundai Grand i10 reprueba los test de choque de Latin NCAP
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las pruebas realizadas por organismos de seguridad como Latin NCAP, pueden resultar un arma de doble filo para las armadoras que no proveen las suficientes medidas de seguridad para los coches que comercializan en Centro y Sudamérica.

Este tema es uno de los que más comentarios genera en Motorpasión México, todos ellos encaminados hacia un mismo tenor: ¿por qué algunas marcas automotrices ponen tan poco énfasis en las cuestiones de seguridad y tanto en cuestiones un tanto banales como los elementos de infoentretenimiento?

Pero aclaremos. No estamos generalizando ni con las marcas, ni con todos los automóviles. La falta de seguridad aplica para algunos de los coches que afortunada o desafortunadamente se encuentran en la lista de los más vendidos en México.

Cinco estrellas para Toyota Hilux, cero para Hyundai Grand i10

Esta reflexión nos lleva a la noticia que en estos momentos nos ocupa: en las más recientes pruebas realizadas por Latin NCAP, la pick up estrella de Toyota, Hilux se llevó a casa cinco estrellas en la categoría de protección para ocupantes adultos y cuatro para la protección de ocupantes infantiles.

En contraparte, el modelo de entrada del Hyundai Grand i10, fabricado en La India, obtuvo cero estrellas en protección para ocupantes adultos y sólo dos para menores. En México, éste sería el equivalente al modelo GL.

Este hecho adquiere gran notoriedad si consideramos que Euro NCAP evaluó el mismo modelo de entrada, el cual, a diferencia del ejemplar probado por su símil americano, cuenta con bolsas de aire frontales y laterales, anclajes ISOFIX para los sistemas de retención infantil, control electrónico de estabilidad (ESC) y una estructura más estable. El resultado de lo anterior fueron cuatro estrellas para el modelo europeo.

Toyota-Hilux-Latin NCAP

En el anverso de la moneda tenemos que la unidad probada por Latin NCAP no contaba con airbags, ni con anclajes ISOFIX ni ESC, exactamente igual que el modelo CL que se comercializa en nuestro país.

Además, Latin NCAP afirmó que la estructura del Grand i10 “obtuvo un pobre desempeño, que puede comprometer la protección de los pasajeros”. En este sentido, debido al diseño de la estructura, incluso con bolsas de aire se compromete la seguridad de los ocupantes.

En este punto es importante recordar que en México Grand i10 se comercializa en tres versiones: GL, GL MID y GLS y de las tres, sólo las dos segundas cuentan con dole bolsa de aire para conductor y pasajero.

Mucho que aprender de Toyota Hilux

Esta es la primera vez que Latin NCAP prueba una pick up y las cosas no podían haber salido mejor para Toyota, cuya camioneta obtuvo cinco estrellas en protección para ocupante adulto y cuatro para menores.

A diferencia de Grand i10, la pick up de Toyota que también se vende en México, cuenta con bolsas de aire para conductor, pasajero y de rodillas, así como frenos ABS, desde las versiones de entrada, que en este caso serían: chasis cabina y cabina sencilla.

Sobre las pruebas de Hilux, Latin NCAP afirmó que la estructura del vehículo es robusta y que los tres airbags, en conjunto con los cinturones de seguridad protegieron correctamente a los ocupantes durante la prueba de impacto frontal.

La versión probada por Latin NCAP fue fabricada en Tailandia y es importada para algunos mercados de América Latina, entre ellos México.

En Motorpasión México | Probamos el Hyundai Grand i10 Sedán... y tú que te compraste un Chevrolet Aveo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir