AIR4 es un auto volador que nace como un tributo a los 60 años del emblemático Renault 4L

AIR4 es un auto volador que nace como un tributo a los 60 años del emblemático Renault 4L
Sin comentarios

Este año el emblemático Renault 4 cumplió su 60 aniversario y con el fin de concluir los festejos, la marca está lanzando un showcar volador al que nombraron AIR4 inspirado en este producto.

El fabricante francés ha decidido asociarse con el centro de diseño de movimiento TheArsenale para crear un modelo completamente futurista, una reinterpretación de este modelo icónico que logró vender más de ocho millones de unidades en más de 100 países durante más de 30 años.

Renault AIR4

El AIR4 nació a raíz de la comprensión de que el tráfico se está agravando, las vidas se están deteniendo y el mundo en el aire está libre de obstáculos. Así, este coche volador reivindica el aire como la nueva vía del futuro, un intento que por muchos años se ha trabajado.

En cuanto al diseño, mantiene muchos detalles vistos en el auto en el que se inspiró, pero, acoplados a un lenguaje moderno. Está fabricado íntegramente en fibra de carbono, mantiene las mismas líneas y masa contenida del 4L original, pero presenta nuevas capacidades dinámicas.

Renault AIR4

La rigidez se modificó por completo para incluir nuevos conceptos como empuje o sustentación, que requirieron horas de cálculos y pruebas. Basándose en técnicas de diseño generativo que utilizan inteligencia artificial, los ingenieros pudieron probar terabytes de datos para mejorar y afinar las ideas de los diseñadores, incluso antes de comenzar las primeras pruebas en el mundo real.

El vehículo cuenta con cuatro hélices de dos palas, una en cada esquina. El chasis se encuentra en el medio del marco giratorio, y el conductor puede acceder y sentarse levantando la carcasa.

Renault AIR4

AIR4 funciona con baterías de polímero de litio de 22,000 mAh con una capacidad total de 90,000 mAh, cuenta con una velocidad máxima horizontal de 26 m/s, con una inclinación de 45° durante los vuelos, y hasta una inclinación máxima de 70°.

Este producto ha sido diseñado, fabricado y ensamblado en Francia, en el corazón del primer parque tecnológico de Europa en Sophia Antipolis, en la Costa Azul.

Evidentemente se trata por ahora de un concepto, el cual seguirán analizando para que en algún momento de la vida, se pueda fabricar de manera masiva.

Temas
Inicio