Publicidad

Mercedes-Benz Clase S Cabriolet, el colosal descapotable alemán en 6 puntos clave y 57 fotos

Mercedes-Benz Clase S Cabriolet, el colosal descapotable alemán en 6 puntos clave y 57 fotos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Han transcurrido más de 16,000 días desde la última vez que Mercedes-Benz ofreció un descapotable tan lujoso y grande como el nuevo Clase S Cabriolet. 44 años no se dicen fácil, pero después de conocerlo a detalle y de descubrir sus principales encantos, disculparás su ausencia que data desde 1971.

Hoy, el nuevo Mercedes-Benz Clase S Cabriolet se corona como uno de los reyes de los convertibles; rey del confort, de la tecnología, del comportamiento deportivo y del refinamiento. Tenlo por seguro, por mucho que creas haberlo visto todo en el mundo de los autos, el nuevo descapotable de Mercedes tiene, al menos, una razón para sorprenderte. ¿Te quedas para encontrarla?

Pesa más de dos toneladas, pero acelera como una bestia

Mercedes Benz Clase S Cabriolet 15

El Mercedes-Benz Clase S Cabriolet no es menos espectacular que el Coupé. De hecho, el 60% de sus componentes provienen de ese modelo, pero para no hacerlo más pesado, los ingenieros de la firma de tres picos recurrieron a materiales tan ligeros como aluminio y magnesio para reforzar la carrocería. Al final, el auto pesa poco más de dos toneladas, que suena bastante razonable para tratarse de un convertible de 5.03 metros de largo.

Para cargar con su propio peso y el de sus cuatro tripulantes, el Clase S Cabriolet utiliza sólo uno de los motores del Clase S, el V8 de 4.7 litros del S 500 que desarrolla 455 caballos de fuerza y 516 lb-pie de torque, disponibles desde apenas 1,800 revoluciones. Todo este poder es dosificado por una transmisión automática de nueve velocidades.

Pero, para bestias, no encontrarás nada mejor que el Mercedes-AMG S 63 Cabriolet

Clase S Amg Cabriolet

En el momento en el que 455 caballos de fuerza comenzaron a sonar a poco, la firma alemana decidió lanzar también la variante AMG del Clase S Cabriolet, que suma todo el talento de la división deportiva de la marca a la experiencia al aire libre que ya es este descapotable.

Para empezar, se despide del V8 de 455 caballos y adopta otro V8 biturbo de 5.5 litros que entrega 585 hp y 663 lb-pie de torque entre las 2,250 y las 3,750 revoluciones. ¿Qué hace con él? Catapultarse de 0 a 100 km/h en ¡3.9 segundos! Este motor se asocia a una transmisión automática de siete velocidades, con modos Confort, Sport y Sport +, y que distribuye la fuerza entre ambos ejes en una relación 67:33 en favor de las llantas traseras.

Seguro que tu Mercedes-Benz Clase S Cabriolet no se parecerá al de nadie más

Mercedes Benz Clase S Cabriolet 36

Al tratarse de un auto tan costoso y lujoso, el grado de personalización es bastante elevado. El cliente puede elegir de muchos tonos de carrocería, cuatro colores para la capota (negro, beige, azul oscuro o rojo), seis combinaciones para el interior y tres tipos de piel (normal, Nappa y Nappa Designo Exclusive).

Naturalmente, el habitáculo está decorado con una amplia lista de detalles de primer mundo, como maderas finas, insertos de metales y también un par de pantallas TFT, una para el cuadro de instrumentos y otra para controlar todo el infotenimiento del Clase S Cabriolet desde el tablero.

En el exterior, además de los sutiles detalles cromados y los acabados negro laqueado en difusor y parrilla —de diseño black diamond—, podemos encontrar faros de LED con incrustaciones de cristales de Swarovski, aunque claro, esto es a petición explícita del cliente.

Suspensión neumática y asistencias de conducción por montones

Mercedes Benz Clase S Cabriolet 8

Otra razón para enamorarse del Mercedes-Benz Clase S Cabriolet es su suspensión neumática Airmatic, que varía la amortiguación de acuerdo con las condiciones del camino, para ofrecer un andar sumamente seguro y placentero. En el caso del modelo AMG, la suspensión se puede elevar tres centímetros cuando sea necesario —para subir una rampa o pasar algún tope, por ejemplo.

Sobre la línea de las asistencias de conducción, el Clase S Cabriolet lo tiene todo: alerta de colisión con frenado automático, detección de peatones, cámara de visión nocturna, asistente para mantenerse en el carril, monitoreo de punto ciego, sensores de reversa con alerta de tráfico transversal, Distronic Plus, entre otras. A nivel seguridad, todo se complementa con barras antivuelco.

Nunca pasarás frío, ni siquiera con la capota abajo en invierno

Mercedes Benz Clase S Cabriolet

A la venta a fin de año

En Europa, el Clase S Cabriolet comenzará a venderse en diciembre. Las primeras entregas se realizarán durante la primavera del próximo año.

Mercedes-Benz no quiere que el clima condicione el grado en que disfrutes de tu costoso convertible. Por eso, ha integrado 12 sensores y 18 actuadores que monitorean diferentes factores, como la temperatura interior y exterior, la radiación solar, la calidad del aire o la humedad, para que el ambiente al interior del Clase S Cabriolet sea el ideal, incluso cuando circule descapotado.

Además del clima automático de doble zona —que sí, incluye una fragancia exclusiva, llamada Pacific Mood—, este convertible alemán cuenta con asientos, volante y cabeceras calefactables, que se suman a una clase de 'bufanda de aire': un sistema que crea una capa de aire caliente alrededor del cuello de los ocupantes. Para amenizar aún más la experiencia, también hay deflectores que mitigan la turbulencia a bordo del auto.

La capota es una joya de la ingeniería moderna

Clase S Capota

Crear un convertible que esté al nivel de confort del Mercedes-Benz Clase S (sedán o coupé) fue todo un reto para los ingenieros. Después de horas y horas en laboratorio, encontraron la forma de incluir un techo de lona que ofreciera un nivel de aislamiento digno de un convertible de esta clase. ¿El truco? Recurrieron a un material llamado butilo.

El resto lo puedes imaginar. Con solo oprimir un botón, la capota de tela —que incluye el medallón de cristal— se guarda en la cajuela. El proceso dura 20 segundos y se puede realizar con el auto estático, o circulando hasta a 60 km/h.

En Motorpasión México | Nuevo Mercedes-Benz Clase C Coupé, tu dosis diaria de Clase S Coupé sin tener un S Coupé

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir