Compartir
Publicidad
Publicidad

Nissan LEAF, prueba (parte 1)

Nissan LEAF, prueba (parte 1)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras los autos eléctricos se vuelven cada vez más populares en algunos mercados europeos, en México apenas estamos dando nuestros primeros pasos. El primer modelo completamente eléctrico en pisar territorio mexicano fue el Nissan LEAF. Lo manejamos para comprobar lo que suponíamos desde hace tiempo: en México aún no estamos listos —ni la población, ni el gobierno, ni la industria— para la llegada de los autos eléctricos.

¿Entonces Nissan está perdiendo el tiempo —y dinero— intentando vender el LEAF en México? Podría parecer un sinsentido, pero alguien tenía que hacerlo. Dicen que quien pega primero, pega dos veces; Nissan ha dado el primer puñetazo para abrir las puertas de los autos eléctricos en nuestro país, y aunque al principio duela, el futuro pinta de maravilla.

"Oiga, joven, ¿Qué es eso?"

nissan_leaf_5.jpg

Ahora sí, hablemos del Nissan LEAF. Algunos lo tacharán de feo, otros dirán que les fascina, lo cierto es que no pasa desapercibido. Quienes ya lo conocen y lo veían pasar, explicaban a sus acompañantes que se trata del auto eléctrico de Nissan; quienes no, simplemente lo miraban como un bicho raro. A nuestro paso se escuchaban todo tipo de comentarios, entre ellos un buen hombre que se acercó a preguntar "Oiga, joven, ¿Qué es eso?".

Si el Nissan LEAF se ve "diferente" es porque su diseño va en función de la aerodinámica, no tanto de la estética. Por eso los rines son casi planos, las tomas de aire prácticamente desaparecen y los faros se levantan del cofre para ser visibles incluso desde el puesto de conducción. En lugar de la parrilla encontraremos la tapa de los enchufes que alimentan la batería del auto.

Por atrás es aún más... llamativo. Nuestro ejemplar de pruebas robaba miradas y desataba comentarios por el peculiar diseño de la parte trasera, donde sobresalen las largas calaveras LED y el singular diseño del medallón. Los costados planos y el discreto alerón también contribuyen a que el Nissan LEAF penetre mucho más fácil el aire. Su coeficiente aerodinámico es de 0.28 Cx.

Entre materiales reciclados y telas suaves

nissan_leaf_17.jpg

A lo largo del habitáculo del Nissan LEAF encontraremos diversos detalles innovadores capaces de sorprender a cualquiera, como la palanca —o, mejor dicho, joystick— de velocidades, la iluminación azul en el tablero o los gráficos del cuadro de instrumentos. El diseño en general es bastante limpio, permitiendo que la mayoría de los mandos estén al alcance del conductor.

En cuanto a calidad, al principio el tacto de los plásticos del tablero no fue de nuestro agrado, son duros y en algunas partes hasta brillosos, pero lo perdonamos una vez que descubrimos que no fueron un recorte de costos, sino que en realidad son reciclados y, mejor aún, la mayoría podrán ser reutilizados. Por su parte, la tela de los asientos, de los páneles de las puertas y del descansabrazos es realmente suave, no se echan de menos las vestiduras en piel. Lo que no nos termina de convencer es su tono beige que parece ensuciarse con facilidad.

Compartir plataforma con el Nissan Tiida tiene sus ventajas cuando toca hablar de comodidad. Más allá del manejo (que comentaremos en otro capítulo), la amplitud del Nissan LEAF es una de sus mejores cartas de presentación. Con apenas 4.44 metros de largo, el eléctrico de Nissan aprovecha muy bien cada rincón para ofrecer espacio suficiente a cualquiera de sus cinco ocupantes, incluso a quienes viajan en la banca trasera con el asiento delantero recorrido hacia atrás. La capacidad de la cajuela no es ni buena ni mala, comprendemos que las baterías deben ocupar un espacio.

¿Equipamiento?

nissan_leaf_38.jpg

El Nissan LEAF tiene la desgracia de costar lo mismo que un BMW, por lo que deberá ofrecer algo más que su corazón eléctrico para convencer a sus posibles compradores. En este sentido, el LEAF ofrece un equipamiento sumamente completo: climatizador automático —que reduce la autonomía si se usa—, asientos delanteros calefactables, control de velocidad crucero, volante calefactable forrado en piel, mandos al volante, equipo eléctrico y un completo sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil, incluye sistema de navegación, reproductor de CD, MP3, puerto USB, entrada auxiliar y radio satelital Sirius XM.

En la pantalla también se despliega información acerca del estado del auto, como los mantenimientos pendientes, el estado de la batería, el uso de energía, información de la computadora de viaje, las estaciones de recarga cercanas y el rango de autonomía en el mapa.

Continuará... Continúa.

En Motorpasión México | Nissan LEAF: Precios, versiones y equipamiento en México

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos