Publicidad

Mercedes-Benz 170H, el auto que quería ganar la carrera del "coche del pueblo" al Vocho... y casi lo logra
Industria

Mercedes-Benz 170H, el auto que quería ganar la carrera del "coche del pueblo" al Vocho... y casi lo logra

La historia del Volkswagen Beetle es una de las interesantes que hay en toda la industria automotriz, su carácter, simpleza y fiabilidad lo convirtieron en una leyenda mundial. Claro que su diseño tan particular tuvo que ver, aunque no era el primer vehículo que tenía esas formas tan peculiares. Desde antes Mercedes-Benz produjo modelos como el 120, 130 y 170H que de una u otra forma llevaban algo del diseño que el Vocho, Beetle o Type 1 volvería un éxito años más adelante.

Mercedes170H

Durante los años 30 en Alemania había una crisis económica, que juntaba las deudas generadas por la Primera Guerra Mundial y también la Gran Depresión del 29. Esta crisis golpeó por igual a todo tipo de industria. Como bien sabemos durante esa década Adolfo Hitler tomó el poder de Alemania y parte de sus planes era que una empresa nacional fabricara un vehículo accesible y confiable que permitiera a todo su pueblo poder movilizarse en una serie de nuevas carreteras que también tenía planeadas; una pequeña parte de su campaña.

Mercedes-Benz 120 Mercedes-Benz 120 conocido como W17.

Algunas marcas tomaron esa idea como el punto central para desarrollar sus autos, mientras que otras decidieron lanzar una serie de vehículos algo más pequeños, pero que conservaran ciertos elementos que los hacían destacar sobre modelos más terrenales. Mercedes optó por este otro camino y trabajó en mejorar una serie de autos compactos que habían comenzado a armar a inicios de los 30 con el Mercedes-Benz 120 de 1931, del que se construyeron muy pocos ejemplares por su tendencia a sobrevirar gracias a un reparto no muy bien equilibrado de su peso.

Mercedes-Benz 130H Mercedes-Benz 130H.

Más adelante presentaron al Mercedes-Benz 130H —en estos modelos la letra "H" hay referencia a la posición del motor en la parte trasera (Heckmotor)—, que mejoró el espacio y algo el manejo, sin embargo, la distribución de pesos aún no era perfecta y si bien era cómodo de conducir, había ciertos elementos aún que pulir en él. Sin importar eso, tuvo varios modelos convertibles, coupé y sedán.

Mercedes-Benz 170H Mercedes-Benz 170H.

El coche que más resaltó de esta serie fue el Mercedes-Benz 170H que se presentó en 1936, entre tres y dos años antes de la llegada del Volkswagen Type 1, el verdadero coche del pueblo y que terminó por ganarse el apodo de Beetle o escarabajo, o Vocho para nosotros en México.

Mercedes-Benz 170H 4

Este 170 H si lo comparamos con un Volkswagen, tenía muchas similitudes visuales, la forma de la cajuela al frente, las salpicaderas, algo de la caída del techo y su parte trasera en general. No hay duda de que algo parecido tienen, sin embargo, su gran diferencia es que el 170H contaba con mucho mejores acabados, un motor más potente de 38 hp, algo más de espacio, un manejo más confortable y precio considerablemente más alto.

Mercedes-Benz 170H9 Mercedes-Benz 170H. Foto original del archivo de Mercedes-Benz.

Justo ese último detalle fue el que le quitó la oportunidad de convertirse en el coche del pueblo, pues era suficientemente caro para que estuviera fuera del alcance de la mayoría de los ciudadanos alemanes de aquel entonces. Como bien sabemos, más adelante entre 1938 y 1939, Ferdinand Porsche, el fundador de la casa de deportivos alemanes, terminó entregando el Volkswagen Type 1, que cumplía perfectamente con las demandas del dictador alemán y que más adelante se convertiría en un ícono de la historia automotriz y también de la historia del mundo.

Hay quienes dicen que esa serie de modelos de Mercedes-Benz tuvo gran influencia de Ferdinand Porsche, pues había trabajado para Daimler-Benz hasta finales de los años 20. Se llega a decir que sus sucesores en la empresa se basaron en sus diseños de autos con motor trasero. Aunque cabe destacar que otras marcas como Tatra, a inicios de los 30 ya también habían trazado algunos diseños con formas parecidas. Al final del día Mercedes-Benz tuvo casi la receta perfecta que le dio el éxito de leyenda al Vocho, aunque en este caso a los de Stuttgart se les pasó las medidas de lujo y poder, porque al menos la base ya la tenían.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios