Compartir
Publicidad
SEAT Ateca, a prueba: un SUV que entenderás si te gusta conducir
Pruebas de coches

SEAT Ateca, a prueba: un SUV que entenderás si te gusta conducir

Publicidad
Publicidad

Imagina que apenas llegas a una fiesta que empezó desde hace varias horas. Vienes fresco y con muchas ganas de diversión, pero tendrás que mover cielo, mar y tierra para desviar la atención de quienes ya se han convertido en el alma de la fiesta. Ahora imagina que esa fiesta es el segmento de los SUV light, que tú eres el SEAT Ateca y que las propuestas asiáticas ya han acaparado toda la atención.

El SEAT Ateca es el primer SUV de la firma española. Aprovecha lo aprendido en Volkswagen con el Tiguan y trae mucho sabor europeo a un segmento donde CR-V, X-Trail, Sportage y CX-5 marcan el paso. ¿El Ateca tiene con qué defenderse ante modelos tan bien valorados? Lo hemos probado durante una semana y cientos de kilómetros para saberlo.

Seat Ateca 6

Es un SUV light, pero uno de los pequeños

Lo primero que hay que saber es que, aunque el SEAT Ateca pertenece al segmento de los SUV light (C-SUV), por dimensiones es más pequeño que la media de su categoría. Esto es bueno o malo, según el enfoque desde el que se le mire.

Por un lado, sus apenas 4.36 metros de largo se traducen en mayor practicidad en entornos urbanos. Es más fácil maniobrar y cabe mejor en estacionamientos reducidos. Además, menos longitud también significa menos peso, lo que dibuja una sonrisa en la cara de los consumos y las prestaciones.

Seat Ateca 5
A nivel diseño, el trabajo de iluminación LED es digno de reconocerse. El Ateca luce atractivo de día y de noche.

En el polo opuesto, ser de los más cortos de su categoría también implica un menor espacio interior. El Ateca no es un SUV que cause claustrofobia, pero ciertamente no es tan amplio como un Honda CR-V o un Volkswagen Tiguan, con el que comparte plataforma.

Más que practicidad, la propuesta de SEAT va encaminada hacia quienes buscan un SUV de diseño atractivo y de corte deportivo. Es, básicamente, un León convertido en camioneta. De hecho conserva los faros afilados, la atractiva iluminación LED de la casa y estrena una paleta de colores muy atractiva, que va de los tradicionales negros, plateados y blancos, hasta naranja, rojo y café. Abundan los plásticos negros, buena noticia si queremos evitar —o disimular— algunos arañazos.

Seat Ateca 11

El SEAT Ateca quiere que le digas premium, pero le faltan dos rayitas para serlo

El interior también sigue las formas tradicionales de la marca y corresponde, de cierto modo, a los trazos angulosos del exterior. El diseño es sobrio, pero con destellos de personalidad interesantes como asientos tapizados en gamuza naranja o plásticos en acabado café brillante.

Los materiales son muy buenos, pero el trabajo de ensambles puede mejorar. Nuestro Ateca tenía algunos "grillitos" en el cuadro de instrumentos.

La calidad de los acabados nos parece sobresaliente. Hay gratas combinaciones de colores y texturas a lo largo y ancho del habitáculo. La crítica va hacia los ensambles. En pavimento irregular se perciben algunos ruidos en el cuadro de instrumentos y algunas zonas del tablero. Nada para alarmarse, pero delata que el Ateca parece estar diseñado para mercados con asfaltos perfectos, no los cráteres lunares que tenemos en México. Por cierto, la agarradera para cerrar el portón trasero tampoco parece tan sólida.

Seat Ateca 21

En todo lo demás, el SEAT Ateca tiene aires de modelo premium. Cuenta con una completísima cámara de visión de 360º grados, que se puede configurar de tal manera que veamos la camioneta en vista aérea, lateral o en gran angular, volviendo pan comido las maniobras de estacionamiento. También cuenta con iluminación ambiental, faros de LED, techo panorámico e incluso un proyector de luz que despliega la silueta y el nombre de Ateca en el piso al abrir las puertas.

El sistema de infotenimiento es completísimo. Brinda consejos de ecoconducción, ajustes del vehículo e incluso medición de fuerzas g.

Partiendo de que esta versión cuesta 464,500 pesos —20,000 pesos más que hace dos semanas—, el Ateca nos parece un SUV muy bien dotado. Además de lo anterior, tenemos el infotenimiento de la casa, con gráficos muy bien resueltos y una amplia gama de funciones, que va desde el simple monitoreo de datos de la computadora de viaje, hasta un medidor de fuerzas g; también es compatible con Android Auto y CarPlay. El resto del equipo se resume en llave inteligente, función Auto Hold, freno de estacionamiento eléctrico, climatizador automático de doble zona, paletas de cambio al volante, siete bolsas de aire y controles de tracción y de estabilidad. No hubiera estado mal un monitoreo de punto ciego.

Seat Ateca 9

El sabor europeo es evidente desde el puesto de conducción

Más allá de los destellos del interior, lo mejor del Ateca es su manejo. Como la mayoría de los modelos de Grupo Volkswagen, el Ateca va sobre la plataforma MQB. Lleva un motor TSI de 1.4 litros, de 150 hp y 184 lb-pie de par, asociado a una transmisión automática de doble embrague de siete cambios.

El conjunto ofrece un equilibrio perfecto entre prestaciones y consumos. Gracias a la cantidad de par, los rebases son ágiles y al motor parece costarle poco trabajo cargar con los 1,375 kg que pesa Ateca. Eso sí, por debajo de 2,000 rpm hay un notorio turbolag. En la mayoría de los casos lo compensa la programación de la caja y la agilidad de los cambios, pero hay poco qué hacer cuando se arranca desde cero.

Seat Ateca 12

La respuesta del motor es muy buena. Hay algo de retraso abajo de 2,000 rpm, pero la caja compensa con cambios ágiles.

Pese a sus años, este motor es una de las joyas de Grupo Volkswagen. En el caso de Ateca cuenta con sistema Start & Stop —algo molesto porque a veces apaga el motor antes de llegar al alto total— y desconexión de cilindros: trabaja sólo con dos si las condiciones lo permiten. De esta forma, en ciudad promediamos 11.5 km/l y en carretera 16.3 km/l. El 0 a 100 km/h lo realiza en 8.6 segundos.

Seat Ateca 8

La puesta a punto del chasís merece su propia mención. La firmeza de su puesta a punto delata su origen europeo. Dista de ser incómoda, pero brinda una mayor cantidad de sensaciones al conductor, de manera que la conducción se vuelve más entretenida. No es tan ágil como un León porque el peso, la altura de la carrocería y la suspensión ligeramente más blanda que en su contraparte hatchback se traducen en una mayor inclinación de la carrocería en zona de curvas, pero apoya correctamente y disimula, de cierto modo, su concepción SUV. Se maneja más como un compacto.

La dirección es directa, de correcta asistencia. Aquí sale a relucir el selector de modos de manejo, que modifica la respuesta del acelerador, de la transmisión, el tacto de la dirección (aunque cambia muy poco) e incluso el funcionamiento del aire acondicionado, según el modo elegido: Normal, Sport, Eco e Individual, este último para ajustar los parámetros a conveniencia del conductor.

Seat Ateca 2

No es el SUV más versátil, pero sí uno de los más divertidos y eficientes

Si estás aferrado a la idea de un SUV, pero no quieres renunciar al talento de un hatchback, el SEAT Ateca es una opción muy interesante. No es tan versátil como un Honda CR-V, pero hay más sabor premium; no es tan equipado como un Sportage, pero ofrece una conducción más ágil y eficiente; no es tan amplio como un Volkswagen Tiguan, pero es —a nuestro parecer— más bonito.

Por los 464,501 pesos que cuesta, el Ateca tiene argumentos de peso frente a las versiones intermedias de la mayoría de los SUV light del mercado. Sus mayores rivales son el Ford Escape EcoBoost —casi 100 hp más potente— y el Honda CR-V, que al día de hoy es uno de los SUV mejor balanceados del mercado. ¿Lo recomendamos? Mucho, sobre todo por la conducción.

8.3

Calidad8
Equipamiento8.5
Seguridad9
Motor9
Comportamiento9
Consumo9
Espacio interior7
Cajuela7
Comodidad8
Precio8.5

A favor

  • Es ágil, con buena sinergia entre motor y chasís.
  • Los materiales son de muy buena calidad.
  • La cámara de visión de 360º es una maravilla.
  • El rendimiento de combustible es muy bueno.

En contra

  • El Start & Stop es muy intrusivo.
  • Algunos ensambles pueden mejorar.
  • No es el SUV más amplio de su categoría.
  • Parece difícil remover manchas de los asientos en gamuza.

Seat Ateca 7

Ficha técnica del SEAT Ateca

Versión probada

Motor

4 cilindros turbo

Suspensión delantera

Independiente tipo McPherson

Cilindrada

1,395 cm³

Suspensión trasera

Eje semirígido c/ muelles helicoidales

Potencia máxima (hp @ rpm)

150 hp @ 5,000 rpm

Longitud

4,363 mm

Par máximo (lb-pie @ rpm)

184 lb-pie @ 1,500 rpm

Cajuela

510 litros

Transmisión

DSG de 7 vels.

Consumo urbano

11.5 km/l

Tracción

Delantera

Consumo en carretera

16.3 km/l

Frenos

Discos / Discos

Consumo combinado'

19.2 km/l

Peso

1,375 kg

Capacidad del tanque

50 litros

Velocidad máxima'

198 km/h

Emisiones de CO2'

122 g/km

Aceleración 0 - 100 km/h'

8.6 s

Precio

$464,501

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos