Compartir
Publicidad
Chevrolet Bolt, a prueba: el EV más interesante de México (con perdón del Model 3)
Pruebas de coches

Chevrolet Bolt, a prueba: el EV más interesante de México (con perdón del Model 3)

Publicidad
Publicidad

Me sobran dedos en las manos al contar el número de autos eléctricos a la venta en México. Ninguno es barato y poseer algunos de ellos todavía implica una serie de sacrificios, como la autonomía limitada. El Chevrolet Bolt EV nada a contracorriente para perfilarse como uno de los autos eléctricos más interesantes del momento; no es ni el más barato ni el más caro, pero sí el más realista. Lo tuvimos a prueba.

Chevrolet Bolt Ev 9

Una configuración bien equilibrada

El diseño del Chevrolet Bolt EV no enamora, pero tampoco pasa desapercibido —y su intención no es ser ningún Corvette. Entre piezas en contraste, colores de carrocería llamativos y caprichos estéticos como un cristal de medallón que ocupa la mitad de la trasera, el Bolt llama la atención. La iluminación de LED de las calaveras también es atractiva.

Chevrolet Bolt Ev 5

Su silueta de monovolumen aprovecha las nuevas posibilidades que abre una arquitectura eléctrica. El chasís y la misma forma de la carrocería crean una cabina sumamente amplia, donde cinco pasajeros encontrarán su sitio, aunque cuatro viajarán más cómodos. El espacio para piernas y cabeza sorprende tratándose de un vehículo de sólo 4.16 metros de largo. La cajuela sobresale con su capacidad de 478 litros.

Chevrolet Bolt Ev 13

Al tomar el puesto de conducción hay dos cosas que llaman la atención: el tamaño del parabrisas y de las pantallas. El Bolt EV lleva un cuadro de instrumentos totalmente digital con gráficos de fácil lectura y que pueden configurarse al gusto del conductor para tener información relevante sobre consumo de energía en todo momento. El infotenimiento se presenta en una pantalla de 10.2", compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y que ya integra las avanzadas funciones de OnStar.

Chevrolet Bolt Ev 24

Ahora bien, hablemos de calidad. Si se tratara de cualquier otro auto en torno a 800,000 pesos, mi crítica sería la selección de materiales, pero tratándose de Bolt, puedo entender por qué todas las piezas son rígidas. La tecnología eléctrica es costosa y de algún lugar había que recortar costos. La ventaja es que no se sienten económicos gracias al acabado blanco texturizado y a las zonas terminadas tipo piano.

Chevrolet Bolt Ev 21

Cuando digo que Chevrolet dio en el blanco con la configuración para México me refiero a cómo resolvió el tema de materiales en la cabina y también al nivel de equipamiento que ofrece en México. No vamos a tener grandes lujos, pero sí más que sólo lo indispensable: climatizador automático, equipo eléctrico, llave inteligente, sensor de luz, freno de estacionamiento eléctrico, cámara de reversa, control de velocidad crucero, alerta de abandono de carril, monitor de punto ciego y 10 bolsas de aire.

Chevrolet Bolt Ev 2

Chevrolet miente sobre la autonomía

Ni el diseño ni los acabados ni el equipamiento son lo que hacen que el Chevrolet Bolt se vuelva tan interesante. La clave se encuentra al conducirlo. Utiliza un paquete de baterías de ion-litio de 60 kWh para alimentar al motor de 200 hp y 266 lb-pie. Según Chevrolet, estos números le bastan para recorrer hasta 383 kilómetros por carga, pero es mentira. A nosotros y a varios colegas nos dio más.

Chevrolet promete 383 kilómetros de autonomía. A nosotros y a varios colegas nos ha rendido más de 400 kilómetros por carga sin esfuerzo.
Chevrolet Bolt Ev 22

Sin intención de ahorrar energía, conducimos el Chevrolet Bolt en ciudad como si se tratara de cualquier otro auto. El promedio de consumo fue de 12.9 kWh cada 100 kilómetros, es decir, bajo ese mismo estilo de manejo la batería completa nos rendiría alrededor de 465 kilómetros —82 kilómetros más de lo que prometía Chevrolet. Y repito: no escatimamos en aceleración, aire acondicionado ni nada. Publiqué el "hito" en mis historias de Instagram y varios colegas me dijeron que a ellos también les había rendido más de 400 kilómetros "por tanque". El promedio de consumo que marcaba la computadora en histórico era 15.8 kWh / 100 km, es decir, justo 379 km de autonomía.

Chevrolet Bolt Ev 17

Conducirlo es muy sencillo porque los indicadores del cuadro de instrumentos informan fácilmente sobre el consumo —y regeneración— de energía en tiempo real. No hay necesidad de educar el pie derecho porque basta sólo un roce de acelerador para que se genere suficiente poder en las ruedas y moverse a buen ritmo en el tráfico urbano. Se puede conducir con un pedal gracias al freno regenerativo, cuya intensidad se dosifica a través de una paleta al volante.

Chevrolet Bolt Ev 16

Por la distancia de mis trayectos, podría utilizar el Bolt una semana entera sin necesidad de cargarlo. Echando números en la calculadora, cualquier persona que recorra menos de 70 kilómetros al día podría ir y venir del trabajo sin tener que cargarlo entre semana. En una toma casera de 240 V —que requiere instalación profesional— le toma 9 horas cargarse por completo; en estaciones públicas de carga ultrarrápida obtiene el equivalente a 145 km en 30 minutos.

Chevrolet Bolt Ev 8

Por su talla y la respuesta instantánea del acelerador, el Bolt EV es un auto muy ágil en la ciudad. La suspensión absorbe correctamente las irregularidades del camino y la ligereza de la dirección se entiende bien con el tráfico de las grandes ciudades. No es un auto deportivo porque todos sus componentes están puestos a punto bajo las reglas del confort, pero el centro de gravedad bajo, la rapidez de la dirección y la respuesta del motor dan pie a una conducción divertida.

Chevrolet Bolt Ev 6

El auto eléctrico más equilibrado del momento

Desconozco las razones por las que Chevrolet mentiría acerca de la autonomía de su auto, cuando claramente se le pueden obtener más kilómetros por carga. De lo que estoy seguro es que el Bolt EV es uno de los autos eléctricos más interesantes del mercado. Si tomamos como base su autonomía oficial de 383 km, queda al nivel de los 386 km que promete el Model 3 —que cuesta 100,000 pesos más— y encima de los 200 y 240 km que prometen BMW i3 y Nissan LEAF, respectivamente.

Chevrolet Bolt Ev 4

El Chevrolet Bolt EV quizá no sea el coche eléctrico con mayor número de asistencias de manejo ni el que más amenidades ofrezca, pero tampoco sufre de ausencias importantes. Al final, con un auto de este tipo de propulsión, lo más importante recae en su eficiencia energética. Si dividimos autonomía entre precio, Bolt sale ganando.

Chevrolet Bolt Ev 12

Su precio en México es de 806,300 pesos. Sí, es costoso. No, no está al acceso de todos. Quien confíe en este tipo de vehículos encontrará en el Bolt una opción interesante, que equilibra equipamiento, acabados y tecnología, con una autonomía sobresaliente.

Chevrolet Bolt Ev 3

El próximo año se presentará una versión con más autonomía, pero con la misma batería, por lo que el precio no deberá ser mucho más alto que el actual; al modelo 2020, Chevrolet le reporta 416 kilómetros. Habrá que comprobar. Mientras tanto, el Bolt lleva la delantera, al menos en México. El panorama se pondrá interesante si KIA decide lanzar su Soul EV, porque su plan es hacerlo con una propuesta de eficiencia similar a Bolt, con un muy buen nivel de equipamiento y a un precio parecido.

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio