Compartir
Publicidad
BMW i3s, a prueba: el EV que abre camino a un futuro con hot-hatches eléctricos
Pruebas de coches

BMW i3s, a prueba: el EV que abre camino a un futuro con hot-hatches eléctricos

Publicidad
Publicidad

No hay un auto mejor que el i3 para ejemplificar todo lo que representa la movilidad eléctrica en BMW. Es un coche totalmente fuera de lo común, que aprovecha las nuevas posibilidades que abre la arquitectura de un vehículo eléctrico, desde la innovación a través de materiales ecológicos y ligeros, hasta un diseño que simplemente rompe el molde.

Aunque no lo parezca, el BMW i3 lleva ya algunos años en el mercado, los suficientes para que la marca decidiera presentar una actualización de media vida. Con su facelift aparece también una nueva versión orientada a una conducción más ágil, llamada i3S. Estuvo en nuestro garaje una semana. ¿Te quedas a ver qué hay de nuevo?

Bmw I3s 13

Un BMW i3 con cara de malo

Tan pronto leí la letra S en su nombre, hace ya un año, me imaginaba un i3 superdotado, casi un M entre los coches eléctricos de la marca. Al final no fue así, pero lejos de decepcionarme, encontré un auto que sigue siendo tan divertido como antes, aunque ahora es más rápido y va mejor preparado para lidiar con velocidades altas.

Para entenderlo primero hay que comprender que no se trata de un deportivo, sino de un auto eléctrico que ahora se preocupa un poco menos por su lado verde y más por el placer de conducir. Ahora desarrolla 184 hp —14 caballos más que el i3 normal— y gana 14 lb-pie, con lo que extiende su velocidad máxima 10 km/h —para un total de 160 km/h— y completa los 100 km/h en 7.7 segundos.

Bmw I3s 6

La disposición inmediata de par al mínimo roce del acelerador lo vuelve un auto sumamente divertido, y aunque su cifra de aceleración no es la más apantallante, su ligereza y la respuesta del acelerador lo convierten en un... ¿hatchback? muy ágil, donde su control de tracción tendrá que intervenir constantemente para mantener todo en su sitio.

A decir verdad, una de las principales mejoras es esa: su capacidad de transmitir todo el poder a las llantas sin perder una gota de tracción; el i3 anterior no estaba tan pulido. Ahora también incluye una barra estabilizadora más grande, una suspensión rebajada 10 mm y una dirección más precisa, que en conjunto favorecen su paso por curva.

Bmw I3s 5

La suspensión sigue siendo mucho más blanda de lo ideal para un vehículo deportivo; la dirección tampoco ofrece el tacto más directo, aunque considerando que se trata de un auto que, a pesar de ser más divertido, no renuncia a su enfoque urbano, entendemos por qué se comporta así.

Después de todo, el BMW i3S no es propiamente un hot-hatch eléctrico, sino una versión vitaminada de un vehículo eléctrico creado para la ciudad. Si lo entendemos así, seremos capaces de disfrutarlo; de otro modo, la inclinación de la carrocería puede convertirse en un factor agridulce para los amantes de la conducción deportiva. Difícilmente se sale de la trayectoria porque el centro de gravedad es bajo —gracias a las baterías colocadas en el piso y al techo fabricado en fibra de carbono—, pero el body-roll es evidente en movimientos súbitos.

Bmw I3s 7

Un 'concept-car' de producción en serie

El diseño del BMW i3 siempre ha despertado curiosidad en las calles. Si silueta, el portón trasero de cristal con calaveras "escondidas" y sus proporciones son un imán de miradas en cualquier semáforo. Para esta actualización, el diseño ha quedado prácticamente intacto. Las diferencias del i3S las vas a encontrar en parachoques más agresivos, nada más.

El interior no es menos peculiar. Su diseño parece heredado de un prototipo —y lo es— y marca una gran diferencia respecto a los demás modelos de BMW. En lugar de encontrar piezas en aluminio cepillado o fibra de carbono, el i3S utiliza madera, aunque hay distintas configuraciones para dejarlo al gusto de su cliente.

Bmw I3s 8

Los materiales al interior son rígidos... y no tengo ninguna queja al respecto. Te preguntarás que cómo es posible solapar un BMW con piezas duras, y te responderé que se trata de materiales reciclados o provenientes de fuentes sin impacto ambiental. No vas a encontrar el plástico acolchado de un Serie 3, pero podrás presumirle a tus pasajeros que ese panel acartonado en las puertas y el tablero se fabrica con base de una planta llamada Kenaf. El refuerzo plástico para la fibra de carbono en la carrocería proviene de botellas de PET; el aluminio del chasís proviene de latas de refresco. El i3S es ecología más allá de las nulas emisiones directas del escape.

Bmw I3s 9

Regresando al tema de diseño, el interior parece el de una nave espacial, desde la posición flotante de la pantalla de 10.25 pulgadas, hasta la enorme superficie del parabrisas. La posición de manejo es elevada, el quemacocos está dividido en dos piezas y la configuración de asientos es 2+2: un auto fuera de lo común, con sensación premium en todo momento.

La cabina creada para cuatro pasajeros ofrece una grata sensación de amplitud en todas sus plazas gracias a la superficie de las ventanas y la altura de la carrocería, aunque el espacio para piernas puede ser un factor a revisar si viajarán pasajeros altos en el asiento trasero. En materia de practicidad, mi única queja son las puertas: para abrir las de atrás debes abrir primero las de adelante; al cerrar, siempre debes hacerlo primero con la trasera, de otro modo terminarías golpeándola con la delantera.

Bmw I3 Media

Un coche totalmente conectado

¿Qué sería de un auto de apariencia tan futurista sin una carga tecnológica concordante? El BMW i3S ofrece distintas funciones inalámbricas y recurre a servicios en línea, como información de tráfico en tiempo real, ubicación de puntos de carga, acceso al correo electrónico, lectura de noticias del día, información sobre el clima y datos del estatus del auto. A través de la aplicación móvil puedes desbloquear las puertas de manera remota, acceder a la información de la computadora de viaje y ubicar tu auto.

Bmw I3 Iphone

El equipamiento de serie es bueno, aunque como todo BMW, debes configurar algunos extras para tener un auto realmente completo. Desde fábrica llega con faros de LED, cámara de visión trasera, climatizador automático bizona, sensores de proximidad, espejo retrovisor electrocromático, freno de estacionamiento eléctrico, sensor de lluvia, control de velocidad crucero, compatibilidad con CarPlay —pero no con Android Auto— y un kit de compresión y sellado de neumáticos, a falta de una llanta de refacción. Incluye también un par de cargadores para corriente alterna y continua.

Algunos elementos que BMW dejó en el plano de lo opcional son los cristales traseros tintados (+9,660 pesos), llave inteligente (+9,660 pesos), quemacocos (+22,540 pesos), sonido Harman Kardon (+18,400 pesos) y asistencias de conducción, como freno autónomo de emergencia (+22,770 pesos).

Bmw I3s 3

Una alternativa de movilidad que todavía no es para todos

El BMW i3, como cualquier auto eléctrico a la venta en México, es una opción de movilidad sumamente interesante, aunque todavía no es para todos. Los tiempos de carga siguen siendo un tema a revisar. La batería ahora tiene capacidad de 33 kWh, con lo que consigue una autonomía de 200 kilómetros. Con el range extender —que quema gasolina para cargar las baterías— la autonomía se extiende a 330 kilómetros.

Le toma 4 horas y media cargar al 80% utilizando una BMW i Wallbox a 7.4 kW. La buena noticia es que la autonomía prometida es muy cercana a la real, y es que el auto es eficiente por su ligereza y sus técnicas de recuperación de energía. El modo ECO Pro es ideal para entornos urbanos; el ECO Pro+ sólo para emergencias.

El BMW i3S nos muestra la faceta más deportiva del coche eléctrico alemán que conocimos ya hace algunos años. En México prácticamente no compite con ningún otro auto. Su versión más barata sigue estando por encima de LEAF o Bolt. Por esos 879,900 pesos tendremos un auto altamente tecnológico que justifica su precio no sólo por su naturaleza eléctrica, sino por su cuidadoso proceso de fabricación para cuidar al medio ambiente. La unidad que probamos tiene un precio inicial de 1,039,900 pesos, que puede subir fácilmente con la adición de algunos opcionales.

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio