Compartir
Publicidad

Porsche 911 R, combinación ideal de potencia y sabor a nostalgia

Porsche 911 R, combinación ideal de potencia y sabor a nostalgia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Auto Show de Ginebra ya arrancó oficialmente y aunque durante las pasadas semanas estuvimos informándote de muchas de las novedades que se están presentando en el salón automotriz suizo, lo cierto es que todavía hay muchas cosas interesantes por ver, como el Porsche 911 R que la firma de Stuttgart está revelando en su stand.

El nuevo Porsche 911 R grita a los cuatro vientos que es un deportivo de pura cepa con toques clásicos. Es impulsado por el tradicional motor bóxer atmosférico de cuatro litros y 500 caballos de potencia, que envía la potencia a las ruedas posteriores, vía una transmisión manual de seis velocidades.

Dicho en otras palabras es un auto que puedes manejar sin problemas en la ciudad, pero que puedes llevar el fin de semana a la pista para poner en vergüenza a algunos autos que presumen una gran potencia.

Porsche 911 R prosigue el legado deportivo de la marca alemana que nació en 1967. Hablamos de vehículos que se producen en series muy limitadas y que llevan el apellido “R”, correspondiente a la palabra Racing; que han participado en legendarias justas deportivas como la carrera Targa Florio.

Porsche 911 R 5

Porsche 911 R, producción limitada, como todo buen deportivo de alta gama

Del Porsche 911 R sólo se construirán 991 unidades, cada una de las cuales presume un peso total de 1,370 kilos, lo que coloca como el peso ligero de la gama 911. Es, además, 50 kilos más ligero que el GT3 RS. Esta proeza se logró gracias a la colocación de varios elementos de fibra de carbono, como el cofre y las aletas. El techo, por su parte es de magnesio. De esta forma se baja el centro de gravedad del vehículo.

Contribuyendo al peso ligero del Porsche 911 R, el parabrisas trasero y las ventanillas laterales son de plástico ligero.

El impulsor de seis cilindros atmosférico fue desarrollado totalmente por el departamento de competencias de Porsche y proviene directamente del 911 GT3 RS. Este propulsor desarrolla 500 caballos de fuerza, disponibles a 8,250 revoluciones, con un torque de 460 Nm @ 6.250 rpm.

Dicho en otras palabras, el 911 R acelera de 0 a 100 km/h en 3.8 segundos, gracias en gran parte a la mencionada transmisión de seis marchas con cambios cortos. Su velocidad máxima es de 323 km/h, con un consumo homologado de 13,3 l/100 km.

Listo para disfrutarse en las pistas o camino a casa, donde tú quieras

Como cabe esperar de un 911, el modelo R echa mano de características ideales para disfrutarse en la pista, como por ejemplo el eje trasero direccional de serie, que fue calibrado específicamente para garantizar unas reacciones más directas y una mayor precisión, al mismo tiempo que mantiene una estabilidad óptima.

Por su parte, el diferencial autoblocante mecánico trasero está diseñado para proporcionar a máxima tracción. El encargado de detener este bólido alemán es un kit de frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), con rotores de 410 milímetros en el eje delantero y de 390 en el trasero.

De nada sirve un buen sistema de frenos si los neumáticos no están a la altura y al respecto, Porsche colocó llantas de 245 milímetros de ancho en el eje delantero y 305 en el trasero. Éstas se complementan con rines de aleación ligera de 20 pulgadas, con una muy deportiva tuerca central en aluminio mate.

La lista de equipo del Porsche 911 R continua con el sistema de control de estabilidad Porsche Stability Management (PSM), con una función que realiza el “efecto doble embrague”, tan solo pulsando un botón.

Look muy aerodinámico y con gran carga nostálgica

Porsche 911 R 6

La mayoría de los componentes ligeros de la carrocería y el chasis fueron heredados del 911 GT3. Sin embargo, considerando que es un auto apto para manejarse en calle, se omitió la instalación del gran alerón posterior fijo. Su lugar fue ocupado por un spoiler retráctil, muy al estilo de los modelos Carrera, además de un difusor posterior específico de la versión R, para proporcionar la carga aerodinámica necesaria.

Los faldones delantero y trasero también fueron heredados del 911 GT3. El sistema de escape deportivo está construido de titanio, gracias a lo cual es muy ligero y cuenta con doble salida central. Las reminiscencias con el pasado son claramente identificables, gracias a los logotipos Porsche en los laterales del vehículo y las franjas de color rojo o verde que recorren la parte central del coche.

Interior

Porsche 911 R 8

Contribuyendo al peso ligero, en el interior se redujeron los elementos aislantes y se suprimieron los asientos traseros. Contribuyendo al peso ligero, los sistemas de aire acondicionado y de audio son opcionales.

El conductor tiene a su disposición un asiento de cubo fabricado totalmente de fibra de carbono, con la parte central tapizada en un tejido con diseño Pepita tartan que recuerda al primer 911 de los años sesenta. El volante deportivo GT que presume un diámetro de 360 milímetros, es exclusivo de este modelo.

Los cambios de marchas se realizan de la manera tradicional, a través del pedal del embrague y de una palanca de recorridos cortos, específica de esta versión. Uno de los detalles más llamativos de este modelo es la tira de fibra de carbono colocada en el lado del pasajero, sobre la cual se colocó una placa de aluminio con el número correspondiente a cada unidad del 911 R. Otro elemento típico de los vehículos GT son las correas que sirven para abrir las puertas.

El nuevo Porsche 911 R estará disponible a partir del mes de mayo con un precio final de 217,469 euros.

En Motorpasión México | Porsche 911 2016, dile adiós a los motores naturalmente aspirados en el Carrera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio