Compartir
Publicidad

General Motors no quiere llevarse de México la producción del Blazer, aunque EE. UU. se lo pida

General Motors no quiere llevarse de México la producción del Blazer, aunque EE. UU. se lo pida
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

General Motors se encuentra atravesando un delicado proceso de reestructuración a nivel global. Sus trabajadores en Estados Unidos han sido los principales afectados, y es que 14,000 de ellos tendrán que buscar un nuevo empleo, luego de que la marca anunciara el cierre de algunas de sus fábricas en territorio estadounidense y el fin de la producción de algunos modelos, como Volt, CT6 o Cruze.

Los comentarios por parte del gobierno de Estados Unidos no se hicieron esperar. El mismo Donald Trump escribió lo siguiente en su cuenta de Twitter: "Muy decepcionado de General Motors y su CEO, Mary Barra, por cerrar plantas en Ohio, Michigan y Maryland. No se ha cerrado nada en México o China. Estados Unidos salvó a General Motors, ¡y este es el agradecimiento que recibimos! Estamos viendo como quitarle todos sus subsidios".

Blazer Chevrolet

Mary Barra, CEO de General Motors, se reunió hace algunos días con el gobierno de Estados Unidos. Aseguró que a los empleados con más horas en las fábricas cerradas se les ofrecería trabajo en otras plantas de General Motors en el país, mientras que a otros miembros del personal se les ayudaría a encontrar nuevos empleos a través de un servicio de colocación laboral.

A pesar de todo, el Congreso no está del todo contento con la decisión. Los senadores de Ohio, en concreto, le piden a Barra reconsiderar el cierre de la fábrica en su estado. La propuesta es trasladar la producción del nuevo Chevrolet Blazer de México a Estados Unidos, sin embargo, la CEO de General Motors aseguró que resultaría muy costoso.

Tras el cierre de tres fábricas en Estados Unidos y una en Corea del Sur, así como la desaparición de algunos modelos importantes y la venta de Opel, General Motors deberá redireccionar su estrategia en los próximos meses para mantenerse a flote. El frugal mercado de los SUV y las pick-ups en Estados Unidos parecen un salvavidas, y el saludable volumen de ventas en China y algunas zonas de Latinoamérica ayudarán a la transición.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio