Publicidad

Opel finaliza el proceso de integración a PSA y queda, por fin, en manos de los franceses

Opel finaliza el proceso de integración a PSA y queda, por fin, en manos de los franceses
Sin comentarios

Hace unos meses se anunció la venta de Opel y Vauxhall por parte de General Motors a Grupo PSA. El trato consistía en la adquisición de ambas marcas por 1,540 millones de dólares y la compra de la filial financiera de General Motors en Europa por 1,066 millones. El proceso ha terminado y Opel/Vauxhall es, finalmente, 100% de los franceses de PSA.

El objetivo de Grupo PSA es conseguir que Opel vuelva a ser rentable dentro de los próximos tres años. Aunque buena parte de la tecnología de los futuros modelos de la marca será de origen francés, Carlos Tavares, Presidente de PSA, mencionó que Opel seguirá siendo alemana y Vauxhall seguirá siendo británica. Asegura que son el complemento perfecto para su oferta actual de marcas francesas: Peugeot, Citroën y DS Automobiles.

Opel Grandland X

A pesar de que Opel ya no tiene relación con General Motors, algunos modelos de Buick seguirán saliendo de sus fábricas.

A ciencia cierta no se conocen los planes de Opel a largo plazo. Por ahora, sus esfuerzos se están centrando en la renovación de su gama SUV, con los nuevos Grandland X, Crossland X y Mokka X, aunque también se está horneando una nueva generación del Corsa para dentro de dos años. El plan estratégico de la firma del rayo será anunciado dentro de 100 días por Michael Lohscheller, el nuevo CEO de Opel.

Según parece, las intenciones de PSA es que Opel se convierta en su marca de vehículos eléctricos dentro de poco más de una década. Mientras tanto, seguirán impulsando la gama actual de modelos para aumentar su participación de mercado. Con esta nueva alineación, PSA ya es el segundo grupo automotor más grande de Europa, con el 17% de las ventas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios