Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW i3: Más allá de un eléctrico

BMW i3: Más allá de un eléctrico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo BMW i3 presentado en Nueva York (donde estuvimos presentes), Londres y Beijing, hace un par de días, posee una gran secreto. Sí, un secreto que BMW guarda celosamente como la receta de una Coca-Cola o el sabor del pollo frito del Coronel Sanders (KFC).

El tratamiento que se le da a la construcción de fibra de carbono en combinación al aluminio, además de la utilización de textiles tan ligeros como una telaraña, y plásticos de alta resistencia, hacen que en el i3 existan 95% de componentes reciclables (BMW no explicó puntualmente que partes corresponden al 5% que no se recicla), aunque lo cierto es que se da el primer paso a una nueva era, gracias a este tipo de vehículos.

BMW i3 launch

Luego de que el “Proyect i” nació en 2007, el desarrollo del i3 fue fundamental. Así, este coche llegó a su clímax esta semana, tras presentarse en tres importantes sedes que lo albergarán, en principio, a finales de este año: Estados Unidos, China y Europa.

De tal forma, el i3 llegará a estos mercados cobijado por distintas inversiones en infraestructura, de las que no se dieron detalles, pero las cuales irán de forma gradual acrecentándose para que más personas puedan manejar su auto eléctrico sin el “miedo” a quedarse varadas, o incluso no poder salir de la ciudad por la autonomía limitada ante las pocas opciones de recarga que pueden existir (aunque conozco mucha gente que le encanta rodar con su auto con el tanque vacío... en fin, es igual de arriesgado).

Un i3 sustentable

La construcción del i3 busca ser sustentable y ecológico, dentro de lo que cabe en estos términos tan amplios. Sin embargo, a diferencia de otros autos eléctricos, BMW se ha preocupado un poco por explicarnos de qué se trata eso de ser sustentable y ecológico.

La utilización de fibra de carbono “garantiza” que el auto perdure muchos años (incluso más que el de tu abuelo); en pruebas de choque, la utilización de la fibra de carbono en la carrocería la hace más resistente, mejor “esponja” para resistir una colisión, y lo mejor, que la pieza rota puede restaurarse, sin necesidad de reemplazar toda una pieza. ¿Cómo? Ya te dije, es un secreto esa pasta.

Incluso, pudimos cargar todo un panel lateral del i3 colgado en una pared aledaña a la presentación en Nueva York, y comprobamos que el plástico reforzado es tan ligero, calculo unos 30-40 kilogramos, que no podrías creer que eso resiste más que el acero. Por otro lado, la planta donde se construyen los páneles, en Moses Lake, Washington, no tiene planchas de acero, ni ruidos, y es tan silenciosa, como el arranque del motor eléctrico.

BMW i3 2

Producción sostenible de fibra de carbono en Moses Lake: el consumo de energía se cubre íntegramente con energía hidroeléctrica

La fibra de carbono en la planta de Moses Lake se obtiene utilizando un así denominado «precursor», una fibra textil termoplástica de poliacrilonitrilo. Todos los componentes de la fibra se disocian mediante un complejo proceso de varias fases, eliminándose los gases hasta que al final se obtiene fibra de carbono casi pura, con estable estructura de grafito. Estas fibras tienen apenas siete micrómetros (0.007 milímetros), un grosor ínfimo comparado, por ejemplo, con los aproximadamente 50 micrómetros de un cabello humano. Para el uso en el sector automovilístico, más o menos 50,000 de estos filamentos individuales se unen para obtener los «rovings» o «heavy tows» que, a continuación, se enrollan para su uso posterior. Estos compuestos de fibra, además de utilizarse en piezas de automóviles, también se emplean, por ejemplo, en las grandes hélices de aerogeneradores instalados en parques eólicos. Los sistemas de producción de fibra de carbono de la planta de Moses Lake únicamente consumen energía eléctrica obtenida localmente en plantas hidroeléctricas, por lo que se trata de fuentes energéticas completamente exentas de CO2. Pero la planta que se encuentra en el estado de Washington de los EE.UU. también marca un punto de referencia en materia de eficiencia energética. En comparación con los métodos convencionales de producción de fibra de carbono, el sistema utilizado en esa planta reduce las emisiones de CO2 (que causan el efecto de invernadero) a más o menos la mitad.

Por dentro, el i3 cuenta con telas flexibles entrelazadas perfectamente para ser perdurables. Los plásticos no son tan finos como lo que uno esperaría de un BMW, pero estos son más durables que la suave piel del Serie 7. Cuatro personas tienen cabida, así como 260 litros de volumen en la cajuela. Nada mal para un urbano.

¿Qué se pretende con el i3?

BMW i3

La apuesta de BMW con el i3 es que, en primera instancia, tenga acceso a estaciones de recarga en plazas y supermercados, a los cuales un estadounidense puede tardar poco más de una hora en promedio para hacer sus compras. Así, BMW asegura que la recarga sería más económica que poner gasolina.

Sin embargo, aún hace falta mucho camino para que la gente se “eduque” con estos autos (o pueda comprarlos de forma masiva). Hoy en día nadie está dispuesto a pagar por esperar mucho tiempo en la recarga de la batería.

Por otro lado, siguiendo con el tema del reciclaje, las baterías tienen una garantía de ocho años o 100 mil kilómetros. Una vez pasado este tiempo o kilometraje, y tras las revisiones programadas, se podrá evaluar el cambio de algunas celdas y no de toda la batería, lo que es otro buen paso (a pesar de todo lo que hay detrás para conseguir el litio).

Además, la disminución de peso que se ganó con la carrocería de plástico reforzado de fibra de carbono, entre 230 y 300 kilogramos, se compensan con el peso de la batería (230 kilos), colocada en la parte baja, al centro del auto.

Al bajar el centro de gravedad con la posición de la batería, el i3 promete una mejor estabilidad. Al mismo tiempo, el motor eléctrico se sitúa sobre el eje posterior. Como opción, se puede adquirir un paquete de Rango Extendido, el cual consiste en un motor de combustión de menos de un litro de cilindrada, que se apoya con un tanque de gasolina de 9 litros. Aquí, la historia cambia, ya que los componentes mecánicos, cambios de aceite, etcétera, se deben hacer como la de cualquier otro auto.

El motor de combustión se encuentra en la parte posterior, junto al motor eléctrico, mientras que el tanque va en la parte delantera, oculto en una zona segura. Lo distinguirás por la compuerta en el salpicadero.

BMW i3

Sin el rango extendido de autonomía, o mejor dicho, totalmente eléctrico, el i3 puede rodar unos 200 kilómetros en ciudad (variable según el tipo de manejo). Con el Range Extender, fabricado por Kymco, el nivel de carga se mantiene constante, y sumado al modo Eco Pro o ECO Pro+ (también alertan sobre el límite de autonomía), puede ofrecer una autonomía de hasta 300 kilómetros. Por supuesto, BMW promete seguir trabajando en una mayor red de recarga, así como de autonomía. Llegado a este punto, no hay por qué no creerles.

Así, gracias a la construcción del i3, BMW asegura que se utilizan 50% menos materiales y 70% menos energía en la planta de Alemania, además de no utilizar un proceso de pintura convencional.

Por otro lado, el peso de 1,200 kilogramos del i3 está repartido 50/50, además de contar con una tracción trasera que le permita exprimir todo el torque e impulse de mejor forma el coche. Según cifras de BMW, el i3 acelera de 0-100 en 7.2 segundos. Para que te des una idea.

¿Cuándo para México?

El i3 llegará a nuestro país en el último trimestre de 2014. Las especificaciones para nuestro mercado serán mecánicamente y de diseño, muy similares a las ya presentadas. Sin embargo, el equipamiento, como el nuevo estilo del iDrive, el sistema de asistencia Connected Drive, la aplicación para iPhone desde donde puedes controlar todo el coche, entre otras, aún están por definirse, por lo que queda un arduo trabajo para el equipo que traerá el coche a México.

De esta forma, dejamos Nueva York con ganas de haberlo conducido, pero para esto, nuestros amigos de MotorPasión en España, te pueden dar un buen panorama.

BMW i3

Sistema integral: 360° ELECTRIC, una solución completa para alimentación de energía y movilidad

Al definir la autonomía del BMW i3, se consideró que el cliente debe disponer de la energía necesaria recargando su auto entre dos y tres veces por semana. Las pruebas y estudios realizados a través del «project i», que involucraron a más de mil conductores que recorrieron en total más de 20 millones de kilómetros, indicaron que en condiciones reales se recorre una distancia de aproximadamente 45 kilómetros. En vez de utilizar el Wallbox que ofrece BMW i, también es posible recargar el acumulador conectándolo a una toma de corriente convencional. BMW i ofrece una gama completa de productos y servicios que lleva el nombre de 360° ELECTRIC, capaz de amoldarse a las exigencias que cada cliente tiene en relación con el abastecimiento de energía eléctrica y la planificación de su movilidad. La gama de servicios alcanza desde la instalación del Wallbox de BMW en el garaje del cliente, pasa por una oferta especial de energía eléctrica obtenida por medios regenerativos, además de la entrega de una tarjeta especial para el uso sencillo y confortable de la infraestructura pública de recarga, y llega hasta la oferta de servicios de asistencia adicionales de BMW ConnectedDrive. Y si alguna vez no fuera posible satisfacer la demanda de movilidad con el BMW i3, 360° ELECTRIC ofrece un conjunto de soluciones de Flexible Mobility que prevé el uso de automóviles de alternativa de la marca BMW incluidos en el programa DriveNow.

Datos técnicos:

Motor Eléctrico: Potencia- 125kW/ 170 HP. Torque- 250 newton-metro. Batería de Ion-Litio: 8 módulos de 12 celdas individuales. Tensión 360 volts. Energía- 22 kilowats/hora. Peso- 230 kilogramos. Motor opcional (Range Extender) de combustión: A gasolina, de 650 CC. Potencia máxima- 25kW/34 HP. Aumenta la autonomía entre 20 y 100 kilómetros más. Revoluciones máximas: 11,500. Velocidad máxima: 150 km/h. Transmisión: Variable continua, (producida en Dingolfing). Tracción: Trasera. Suspensión: De tipo McPherson adelante, y eje de cinco brazos atrás. Frenos: De discos ventilados adelante y discos sólidos atrás, con ABS. Llantas: 155/70R19. Radio de giro: 9.06 metros (2.5 vueltas del volante). Tiempo de recarga de la batería: 30 minutos (80%) con 50 kW. Carga rápida en casa, hasta 8 horas (240V). Autonomía: 130 a 160 km (Modo Confort); 200 km (Modo Eco Pro+); 300 km (Modo Confort con Range Extender). Autonomía según el ciclo UE: 190 km. Aceleración de 0-100 km/h: 7.2 segundos. Aceleración de 0-60 km/h: 3.7 segundos. Recuperación: De 80 a 120 km/h en 4.9 segundos. Aprovechamiento del sistema regenerativo: Aumenta 20% la autonomía. Consumo: Según el nuevo ciclo europeo de pruebas (NEDC)- 0.13 kilowatts/hora por kilómetro. Dimensiones: Largo (3,999 mm); Distancia entre ejes (2,570 mm). Peso en orden de marcha: 1,195/1,270 kg.

Más información | MotorPasión España Más sobre su manejo | Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos