Publicidad

Este Lamborghini Aventador en realidad es un Honda Accord en un cuerpo prestado

Este Lamborghini Aventador en realidad es un Honda Accord en un cuerpo prestado
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando me entran ganas de comprar un coche de lujo —como si pudiera permitírmelo— imagino lo mucho que me costará mantenerlo, y entonces entiendo por qué marcas de volumen se han atrevido a lanzar al mercado modelos de gama tan alta. Lo que hizo una compañía en Estados Unidos lleva la solución a un nuevo nivel: quédate con la accesibilidad de un sedán japonés sin perder el estilo de un coupé italiano de ensueño.

Así como lo ves en las fotografías, este coche rojo en realidad no es un Lamborghini Aventador. Por mucho que te convenza, en sus entrañas no es más que un Honda Accord. El trabajo de transformación tiene su mérito, comenzando por le hecho de que se trataba de un sedán de cuatro puertas. La réplica es un coupé e incluso lleva las puertas con apertura de tijera.

Lamborghini Aventador Honda Accord 2

Aunque las dimensiones del Accord son similares a las del Aventador, la base del sedán ocasiona que la parte trasera de la réplica quede mucho más elevada que en el modelo original, generando un poste C bastante grande. Los pasos de rueda tampoco se notan tan pegados a los neumáticos como debería ser en el deportivo italiano.

Lamborghini Aventador Honda Accord 3

No se sabe si bajo el cofre hay un motor atmosférico de cuatro o seis cilindros. Sea cual sea su situación, se queda corto frente a las prestaciones reales del deportivo italiano. Al echarlo a andar se conducirá tal y como lo hacía un Accord de hace un par de generaciones: sumamente cómodo, pero nada emocionante. Suma, además, el factor de ser tracción delantera.

La empresa detrás de esta metamorfosis es Executive Modcar Trendz. No sabemos si la réplica está a la venta o si se construyó bajo petición específica de algún cliente —imaginamos que es lo segundo— lo que es un hecho es que el proceso de creación no fue nada barato… aunque definitivamente sí más accesible que llevarse a casa un Aventador genuino.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir