Publicidad

LatinNCAP presenta resultados de la Fase IV de pruebas de impacto (Nissan Tsuru incluido)

LatinNCAP presenta resultados de la Fase IV de pruebas de impacto (Nissan Tsuru incluido)
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los temas de seguridad vial se hacen cada vez más populares tanto en los medios de comunicación como en los consumidores. Afortunadamente, el número de personas que se preocupan porque su auto tenga frenos ABS o bolsas de aire (elementos que deberían ser de serie en todos los modelos) va en aumento.

Si todo esto lo ves por el lado técnico, seguramente dirás “qué impactante es que el más vendido en México no haya conseguido ni una sola estrella”, pero si te cuento las repercusiones que esto podría tener en la vida real, seguramente lo verás de otra forma.

Había una vez…

Nissan Tsuru Taxi

Imagina que una familia trabaja por años para comprar su primer auto nuevo. Analizan las opciones y se encuentran con un modelo que, por su bajo precio, no puede ofrecer sistemas de seguridad mínimos (dicen las marcas) pero resulta tremendamente atractivo pues es muy fácil de pagar y de mantener, además es un modelo “viejo y confiable”.

Ahora imagina que, un día, el sostén de esta familia sale en este auto y, por esquivar un bache, choca de frente a una velocidad cercana a los 60 km/h. Haciendo a un lado el hecho de que comprar un buen seguro para el auto es algo inalcanzable para ellos, el jefe de familia ha quedado discapacitado y, por ello, merma el desarrollo de sus hijos que deben dejar la escuela para ponerse a trabajar… ¿verdad que la seguridad sí es importante?

“Es muy desalentador y se debe en parte a la falta de airbags en la versión estándar; pero el verdadero problema es la seguridad deficiente de las estructuras de los habitáculos” - Ing. Alejandro Furas, Director Técnico de Global NCAP

La cruda realidad

Agile

Quizá me tachen de amarillista por contarlo de esta forma, pero la realidad es que las estructuras débiles siguen siendo el problema con los vehículos vendidos en Latinoamérica y, sin duda, la historia que te acabo de contar bien podría llevar el apellido de alguna familia. Por increíble que parezca, los accidentes viales a causa de vehículos con malos niveles de seguridad cobran más vidas que el VIH en jóvenes de entre 15 y 25 años.

Algunas armadoras han mostrado interés por mejorar la seguridad de sus modelos en esta región, otras, en cambio, venden modelos específicos para Latinoamérica con niveles de seguridad indignantes. Alejandro Furas, Director Técnico de Global NCAP, aseguró que los sistemas de seguridad que se ofrecen en Europa “están en una estantería a precios realmente costeables, sólo sería como hacer un copy paste a los modelos que se venden aquí”, pero las marcas todavía ven lejana la posibilidad de ofrecer lo último en tecnología en esta materia; asegura Alejandro que al sugerir la introducción de estos sistemas a Latinoamérica, alguna armadora le dio como respuesta “eso es de otro mundo”.

¿Qué hace LatinNCAP

LATINNCAP

LatinNCAP, que es una organización independiente, fue lanzada en 2010 para la evaluación de vehículos nuevos y evalúa la seguridad vial en América Latina y el Caribe. Algunos de sus objetivos son que los gobiernos de la región establezcan los mismos estándares de seguridad que otras regiones, como los de Estados Unidos o Europa. También buscan concientizar a la población acerca del riesgo que conlleva comprar un auto sin suficiente equipo de seguridad.

Dada la importancia de México para Latinoamérica, LatinNCAP decidió presentar en nuestro país los resultados de la Fase IV de pruebas de impacto, donde se puede identificar a uno de los favoritos de los taxistas, el Nissan Tsuru; o bien, uno de los más recientes en nuestro país, el SEAT León.

SEAT Nuevo León

Leon

El más reciente modelo de la casa española es el primer auto en conseguir una calificación de 5 estrellas en LatinNCAP. El SEAT León es un verdadero auto global pues ofrece una protección prácticamente idéntica al modelo que se comercializa en Europa. La estrucutra es robusta y las bolsas de aire (que, por cierto, son 6) brindan muy buena protección, además cuenta con ABS y recordatorio de cinturones de seguridad como equipo estándar; en nuestro país, además, todas las versiones cuentan con control electrónico de estabilidad.

Renault Clio Mio

Renault Clio Mio LatinNCAP

Este hatchback se vendió en nuestro país por varios años. No es exactamente el mismo modelo, el modelo evaluado es fabricado en Argentina mientras que el que se vendió en México era construido aquí mismo, pero el común denominador entre estas dos versiones es la carencia de ABS en las versiones de entrada.

El Renault Clio Mio obtuvo cero estrellas en las pruebas de impacto, esto debido a la falta de bolsas de aire que conlleva a una pobre protección para cabeza. Según los más recientes protocolos de LatinNCAP, todo modelo que tenga “rojo” en cabeza, cuello o pecho automáticamente tendrá una calificación de cero estrellas.

Suzuki K10

LatinNCAP Suzuki Alto

Al igual que el Clio, este japonés obtuvo cero estrellas debido a una estructura pobre en el habitáculo y a la falta de bolsas de aire. La protección para niños salió mejor librada debido a que la mayoría de la energía del impacto fue absorbida por la parte delantera del vehículo.

Suzuki Celerio

Suzuki Celerio

Quien diga que los autos pequeños no pueden ser seguros, está equivocado. El Celerio, un auto ideal para ciudad, obtuvo cuatro estrellas debido al correcto trabajo de las bolsas de aire y a una estructura más sólida. Si observan con cuidado la fotografía, notarán que la estructura del habitáculo permanece prácticamente inalterada. Donde no corrió con tanta suerte fue en protección para niños, pues únicamente calificó con 2 estrellas debido a la incompatibilidad del asiento trasero con la silla ISOFIX.

Chevrolet Agile

Chevrolet Agile

Además de no contar con bolsas de aire, la estructura es pobre y la deformación de la carrocería permitió que la cabeza del muñeco de acero golpeara con gran fuerza el volante, causando serios daños. Debido al protocolo, el auto fue automáticamente calificado con cero estrellas.

Nissan Tsuru

Nissan Tsuru LatinNCAP

Al momento en que se reprodujo el vídeo de la prueba de impacto del Nissan Tsuru, los presentes en la conferencia de prensa se estremecieron. El modelo más popular en el mercado mexicano ofrece un nivel de seguridad indignante debido a la pésima estructura, a la carencia de bolsas de aire y al uso de cinturones de seguridad de dos puntos en las plazas traseras. La cabina experimentó un colapso casi total, para abrir las puertas hacen falta herramientas especiales (de hecho, los expertos de LatinNCAP tardaron 45 minutos en sacar al muñeco, en la vida real no habría tiempo para dar primeros auxilios). Además, la silla para niños no se puede instalar de manera apropiada en los asientos traseros, de hecho, Alejandro Furas asegura que “el Nissan Tsuru no es seguro para el transporte de niños”...¿lo es para taxi?.

Todavía hay mucho por hacer

LatinNCAP dice estar “5 escalones atrás” de la EuroNCAP hace 16 años. En un futuro, la organización latinoamericana exigirá como elementos de serie el ESP (control de estabilidad) e, incluso, el sistema de frenado automático.

“No es recomendable comprar un auto que no cuente mínimo con 3 estrellas” - Alejandro Furas

Para concluir, LatinNCAP invita a los consumidores a informarse de la seguridad del vehículo que están por comprar y tomar en cuenta los resultados.

Más información | LatinNCAP En Motorpasión | Los problemas de seguridad de los autos brasileños (o mexicanos)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios