Publicidad

Con cada coche sin Control de Estabilidad (ESP), las marcas se ahorran sólo 60 dólares

Con cada coche sin Control de Estabilidad (ESP), las marcas se ahorran sólo 60 dólares
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hablar de que tal o cual modelo está a la venta en México sin Control Electrónico de Estabilidad (ESP) es tan común como decir que esta mañana ha salido el sol. La culpa, como bien ha señalado Latin NCAP en los últimos años, es de un gobierno que no exige estándares de seguridad acorde con los niveles internacional, pero también de fabricantes que deciden sacarle provecho al asunto.

En entrevista con Autoblog Argentina, Alejandro Furas, director técnico de Latin NCAP, mencionó que a los fabricantes de auto les cuesta únicamente 60 dólares instalar el control de estabilidad en sus vehículos. Es decir, alrededor de 1,130 pesos al tipo de cambio actual.

"En tanto los gobiernos no exijan ESC [control de estabilidad], les están haciendo el juego a los fabricantes, dándoles campo fértil para que sigan ganando mucho dinero vendiendo el ESC a precios exorbitantes en combinación con otros elementos opcionales que no hacen a la seguridad del vehículo”.

Tales declaraciones derrumban la excusa de muchos fabricantes de autos que aseguran haber excluido cierto equipo de seguridad por tema de costos en la región. Y más aún, ponen en evidencia a aquéllos que sí incluyen sistemas como éste, pero aumentan considerablemente el precio respecto a una versión que no lo ofrece.

La nueva norma de seguridad en vehículos en México (Norma Oficial Mexicana NOM-194-SCFI-2015) hará obligatoria la instalación de bolsas de aire frontales y frenos ABS en todos los modelos a partir de 2019, sin embargo, no menciona nada acerca del Control de Estabilidad.

Aunque es cierto que cada vez más vehículos lo incorporan como equipo de serie, en el segmento de los autos urbanos, ninguno lo incluye; en el de los subcompactos, sólo es de serie en KIA Rio, SEAT Ibiza, Mazda2, Fiat 500 y Ford Fiesta; en el de los compactos, la mayoría ya lo incluye, sin embargo, modelos de alto volumen de ventas como Nissan Sentra y Volkswagen Jetta no lo incluyen en todas sus versiones —únicamente el SR Turbo y Sportline, respectivamente.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios