Compartir
Publicidad
Volkswagen Vento TDI, a prueba: gastamos menos combustible que un híbrido
Pruebas de coches

Volkswagen Vento TDI, a prueba: gastamos menos combustible que un híbrido

Publicidad
Publicidad

Esta es la cifra de la semana que ya habías escuchado antes: En Europa, dos tercios de los automóviles particulares son propulsados por motores diésel. Una cifra que tal vez empiece a disminuir hasta el grado que deje de ser relevante, sin embargo, en los siguientes 5 años, la mayoría de las marcas más populares seguirán dependiendo de la gran demanda de estas máquinas.

La razón es muy sencilla, un motor propulsado por diésel gasta menos combustible para generar energía. Las ventajas del diésel son químicas, hace ignición a menor temperatura, sin necesidad de chispa cuando es inyectado a alta presión, y libera más energía para impulsar al motor cuando explota durante cada ciclo de la combustión.

Img 5487 Copia

¿Entonces por qué no hay más coches diésel? En México, por que el diésel que ofrece Pemex es obsoleto para los motores más limpios, eficientes y modernos que se ofrecen en marcas de volumen y premium por igual. Esto significa que se deben remover filtros, sensores, y otras piezas elementales para que el escape del coche emita menos contaminantes, lo cual obliga a quienes venden coches diésel en México, a utilizar motores de generaciones anteriores, que en Europa ya no cumplen con los estándares más estrictos de las normas ambientales. Por eso, mucha gente ya no cree en los motores diésel, porque suenan como camión, porque se ha hablado más de ellos. Pero yo, soy creyente de que cuando hacemos más, gastando menos, le hacemos bien al planeta, y por eso, les voy a contar mi historia de como recorrí 155 km entre ciudad y carretera con menos de 6 litros de diésel quemados.

Img 5483 Copia

Hablemos de hardware

Hace poco conduje un coche híbrido del que obtuve un consumo promedio en ciudad de poco más de 12 km/l. Es obvio que no lo usé de manera sensata, ya que cualquier coche de motor pequeño, de gasolina, puede alcanzar y superar esta cifra sin problema. Y no quiero criticar al coche no mencionado, ya que su oferta va más allá del bajo consumo. Acto seguido, me puse a pensar en otra opción para llegar más lejos con menos combustible utilizado.

114 g/km de CO2 emitidos colocan a Vento TDI en el promedio bajo de emisiones de gases contaminantes, incluso entre coches más caros.
Img 5489 Copia

Así que reduje mis opciones a dos coches muy accesibles, con buena reputación, y que tuvieran un motor turbodiésel actual. La elección del Vento TDI sobre el Peugeot 208 HDi, fue, primero, por disponibilidad, y porque quería probar las mejoras del año modelo 2018. Vento TDI se vende exclusivamente en versión Comfortline, que es el siguiente hacia abajo del más equipado, que sólo se puede conseguir con motor de gasolina. Inmediatamente que lo recibí, noté que por el precio de lista de $279,900, este Vento cumplía exactamente con lo que esperaba —detalles de equipamiento más adelante—, y que la sorpresa vendría después, así que, sin mayor análisis, emprendí el camino a casa acompañado del cascabeleo distintivo de un motor diésel, que aunque ha disminuido con el pasar de los años, siempre está presente.

Img 5491

Un compañero ideal

La primera lectura de la computadora de viaje fue de 6.8 l/100 km (14.7 km/l), nada mal para un trayecto con tránsito pesado, a hora pico y entre los cerros que rodean al Valle de México. El Vento se maneja muy bien, es más cómodo de lo que esperaba, y no cansa al conductor. Le cayó muy bien el cambio de transmisión automática Tiptronic a la nueva —para Vento— DSG de 7 velocidades. La dirección es suave cuando vamos lento y los frenos responden desde la primera presión del pedal que es muy fácil de regular para frenar de manera suave y confortable.

Le caerían muy bien unos LEDS diurnos, para la iluminación principal y en las calaveras.

He manejado motores diésel de todas cilindradas y potencias. Lo que tienen en común es que producen la mayoría del par disponible desde las primeras 2,000 rpm, y aunque el impulso dura poco, la potencia se despliega antes de las 4,500, para cortar antes de las 6,000 rpm. No se necesita que el motor gire más rápido que eso, ya que la energía del diésel se libera con mayor prontitud y fuerza. Con el añadido del turbo, se puede arrancar más rápido que en algunos deportivos y las pendientes o el peso extra dentro del coche no les cuestan trabajo, empujan sin titubear. Así las cosas con Vento TDI, aunque sólo cuenta con 110 hp —5 hp más que antes—, el torque de 184 lb-pie no deja de emitir la sensación de empuje, y el buen escalonamiento de la DSG le permite aprovechar mejor la pronunciada línea de torque a lo largo y ancho del tacómetro.

Img 5477

Dato curioso, este Vento sí cuenta con control de tracción, sin embargo, no está anunciado en ningún momento. Que extraño. También tiene frenos ABS en las cuatro ruedas, las traseras con tambores, y dos bolsas de aire frontales. En general, no está a la par de otras marcas en cuanto a equipamiento de confort y seguridad, pero cumple con otorgar un espacio cómodo y disfrutable para quien lo conduce y sus acompañantes.

Pocos litros, muchos kilómetros

A medida que pasaban los días, seguí pendiente de la relación de consumo (el de la computadora de viaje), con el contador de kilómetros, y la velocidad promedio. Noté que poco influye el peor enemigo de los motores de gasolina: el tráfico de la CDMX. Seguí rozando los 20 km/l en trayectos combinados, menos combustible, menos emisiones.

Img 5494 Copia

Mientras sumaba kilómetros en mi prueba, estuve siempre conectado por Bluetooth para contestar llamadas, y por cable USB para reproducción de audio, lo cual también se puede hacer vía Bluetooth, pero el coche es buen lugar para cargar el celular mientras nos transportamos. No me molestan los plásticos duros y de calidad regular al interior por una sencilla razón: con 6,700 km totales en el odómetro, no tenía ningún ruido en el interior. Destacable. Otra razón para comprobar que la manufactura asiática (Vento se fabrica en India), es tan buena como la mexicana. El aire acondicionado cumple aunque el exterior supere los 30°C, y hasta las 4 bocinas suenan mejor de lo que me esperaba. Me mantuve cómodo y nunca pensé en que Vento fuera a fallar, supongo que por eso se utiliza tanto para uso particular, como para las diversas modalidades de transporte privado.

Img 5481

La prueba de fuego

Una vez que di por terminada mi semana, salí en ruta hacia el estado de Morelos, en un trayecto de 155 km señalados por Waze, utilizando las vías rápidas de la ciudad, y la Autopista Urbana Sur para salir directo hasta el Colegio Militar y de ahí, hacia el sur. Sin "echarle ganas", el TDI respondió en cada rebase que realicé, Vento se mantuvo estable en las curvas a la velocidad que fuera, y en poco menos de 2 horas, llegué a mi destino con un consumo de 3.5 l/100 km (28.6 km/l), y 430 km recorridos por mi, y mi pie derecho sin vaciar la primera mitad del tanque.

Img 5492 Copia

Al finalizar la prueba, promedié 19 km/l, una excelente cifra fácil de alcanzar.

Pasaron 3 días hasta que noté que tenía control de crucero, mi culpa, pero VW sigue colocando el interruptor en la palanquita de las direccionales, cuando esto se acostumbraba tiempo atrás cuando el Jetta III estaba en pleno apogeo. Sin embargo, llegué contento al saber que podría gastar lo que me ahorré en diésel para otro tipo de combustible, ese que ingerimos los humanos y que no debemos de manejar después del hecho. Por eso, dejé el Vento estacionado por el fin de semana, sabiendo que podría pasar de largo todas y cada una de las gasolineras en mi camino, y aunque el consumo en el trayecto de regreso fue mayor, debido a que la mayoría del tiempo es de subida, terminé mi prueba teniendo que rellenar sólo medio tanque y habiendo recorrido más de 570 km totales.

Computadora De

8.1

Calidad6.5
Equipamiento7.0
Seguridad6.0
Motor8.5
Comportamiento8.0
Consumo10.0
Espacio interior9.0
Cajuela9.5
Comodidad8.5
Precio8.0

A favor

  • El motor TDI con caja DSG, buena combinación.
  • Espacio interior y de cajuela, un práctico coche familiar.
  • La comodidad de marcha se aprecia en trayectos lentos y largos.

En contra

  • La información en la página de internet no está actualizada.
  • Tambores de frenos traseros, ¿qué es esto, 1996?
  • La calidad del interior deja mucho que desear.

Volkswagen Vento

Volkswagen Vento TDI DSG

279,900

  • Motor: 4 cilindros turbodiésel de 1.5 litros
  • Potencia máxima: 110 hp @ 4,000 rpm
  • Par máximo: 184 lb-pie @1,500 rpm
  • Transmisión: Automática de doble embrague de 7 velocidades
  • Tracción: Delantera
  • Frenos: Discos delanteros y tambores traseros
  • Peso: 1,281 kg
  • Velocidad máxima: N.D.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: N.D.
  • Suspensión delantera: Independiente McPherson
  • Suspensión trasera: Eje autoportante semi-independiente
  • Longitud: 4,384 mm
  • Cajuela: 455 litros
  • Consumo en ciudad: 20.8 km/l
  • Consumo en carretera: 28 km/l
  • Consumo combinado: 23.6 km/l
  • Emisiones de CO2: 114 g/km
  • Capacidad del tanque: 55 litros

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio