Compartir
Publicidad
Publicidad
Honda City 2018, a prueba: ¿Es tan bueno como su precio lo sugiere?
Pruebas de coches

Honda City 2018, a prueba: ¿Es tan bueno como su precio lo sugiere?

Publicidad
Publicidad

El segmento de los subcompactos sedanes es la mina de oro de las marcas de autos en México. El Honda City es la propuesta de la firma japonesa para este segmento, donde el espacio interior, el nivel de equipamiento y el rendimiento de combustible son factores cruciales para agradar a la mayoría de los consumidores.

De cara a la segunda mitad de su vida generacional, el Honda City recibe una actualización estética y cambia de procedencia; a partir de ahora es importado desde China —hecho poco relevante pues la calidad es la misma que antes. La verdadera pregunta es: en un mercado cada vez más competido, ¿el Honda City tiene lo necesario para ser una opción relevante? Lo hemos puesto a prueba.

Honda City 2018 5

En el Honda City, la genética manda

Como tal, el Honda City no es un producto global como Fit o CR-V. Ha sido desarrollado para cumplir con las necesidades específicas de mercados como el latinoamericano o el del sur de Asia. En México —al cierre de julio de 2017— ocupa la cuarta posición del segmento de los sedanes subcompactos de gama alta, sólo abajo de Nissan Versa, Volkswagen Vento y Chevrolet Sonic.

Honda City 2018 18

La actualización se centra en el rediseño del frente, ahora más parecido a Civic.

Aun sin ser un modelo global, el Honda City se mantiene fiel al espíritu de la marca. Desde el diseño podemos notar una adaptación a lo nuevo de la firma japonesa. En la parte delantera, que es donde se centran los cambios, encontramos unos faros más estilizados que estrenan luces de conducción diurna. También hay un nuevo parachoques con rasgos similares a los del Honda Civic. En la parte trasera, las novedades se resumen en un nuevo diseño para la zona baja del parachoques.

En todo lo demás, el Honda City permanece tal y como lo conocemos. Mide 4.45 metros y se consolida como uno de los subcompactos más amplios de su categoría, gracias a una plataforma compartida con Honda Fit. La banca trasera es capaz de acomodar perfectamente a tres adultos, al menos a lo largo gracias a un túnel de transmisión casi plano y un generoso espacio para piernas y cabeza. A lo ancho es donde más limitaciones existen —habitual en el segmento—, por lo que serán dos los que viajen mejor.

Honda City 2018 10

Los interiores cumplen, pero hace falta una revisión tecnológica

Los interiores del Honda City son una bipolaridad tecnológica. Por un lado tenemos el factor wow de controles táctiles hasta para el aire acondicionado, pero en el día a día no resultan tan prácticos, pues la fidelidad no es la misma que tocar un botón o una perilla. Nos sucedió que el parabrisas comenzó a empañarse con el auto en movimiento y localizar el desempañador frontal supuso una mayor distracción de la que hubiera sido simplemente sentir el botón.

Por otro lado está el sistema de infotenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas, que cuenta incluso con puerto de conexión HDMI, pero no es compatible con Android Auto ni con CarPlay ni cuenta con navegación, además algunos gráficos ya acusan el paso de los años. Eso sí, cuenta con Siri Eyes Free para controlar desde el volante los comandos de voz de la asistente virtual de Apple.

Honda City 2018 12

En tema de acabados, el Honda City cumple, aunque dista de ser el referente de su categoría. Todos los plásticos son duros y, aunque los ensambles son sólidos, nos hubiera encantado encontrar la misma calidad del Fit en este auto, porque su rango de precios lo amerita. Ahora es fabricado en China, pero Honda mantiene sus estándares de calidad; si no nos lo cuentan, no lo hubiéramos notado.

Por los $287,900 que cuesta, el Honda City debería ofrecer algo más que sólo ABS y dos airbags.

El equipamiento califica como completo, aunque la etiqueta del auto sugiere algunos elementos extra, como encendido automático de luces, vestiduras en piel —aunque la calidad de la tela es bastante buena—, quemacocos o navegación. De serie, esta versión EX lleva luces de conducción diurna de LED, llave inteligente, controles de audio y velocidad crucero al volante, infotenimiento con pantalla de 7 pulgadas, cámara de reversa, equipo eléctrico, rines de aluminio de 16 pulgadas y aire acondicionado automático.

Honda City 2018 8

Finalmente llegamos al tema de seguridad, donde verdaderamente acusamos ausencias importantes, sobre todo considerando que el City ronda los 290,000 pesos. Cuenta únicamente con bolsas de aire frontales y frenos ABS —con tambores en el eje trasero— cuando rivales como Ford Fiesta, KIA Rio Sedan o Hyundai Accent llegan a ofrecer hasta 7 airbags, frenos traseros de disco y control de estabilidad.

Honda City 2018 13

Desde el volante es un sedán muy cómodo

En el plano de la conducción, lo primero que llama la atención es una posición de manejo muy cómoda y fácil de encontrar, además hay buena visibilidad hacia todas las direcciones. Al volante, el Honda City es un sedán poco pretencioso, cuyo único propósito es llevarnos de aquí para allá sin mayor dificultad. Está orientado por completo al confort y su calibración de suspensiones lo sabe bien: absorbe correctamente las múltiples irregularidades de las calles mexicanas.

Si lo entendemos como tal, no podemos criticar su configuración mecánica. Bajo el cofre lleva un motor de 1.5 litros de 118 hp y 107 lb-pie, asociado a una transmisión automática tipo CVT con cambios simulados al volante. La potencia es suficiente y la transmisión CVT sabe encontrar un equilibrio entre prestaciones y consumos. Mantiene esa sensación artificial de aceleración, pero lo justifica con el buen rendimiento de combustible: 12.4 km/l en entornos urbanos. No hay ni una gota de diversión en su manejo, pero se mueve correctamente... aunque, a nuestro parecer, en zona de curvas se inclina más de lo que nos gustaría. Cuestión de ser prudentes.

Honda City 2018 7

El producto es correcto, lo malo es el precio

Así, de primer vistazo, el Honda City tiene justo lo que busca el consumidor mexicano en un sedán de este tipo: confiabilidad, espacio interior y buen rendimiento de combustible. Sin embargo, para ser el líder hace falta algo más.

Por los 287,900 pesos que cuesta esta versión, el Honda City se convierte en uno de los modelos más costosos de su categoría. Vale mucho la pena en materia de espacio y consumo, pero se queda corto en conectividad, calidad y, sobre todo, seguridad. Sería un producto recomendable si costara, al menos, 40,000 pesos menos; con rivales como KIA Rio Sedán, SEAT Toledo o incluso Dodge Neon, no sabemos a dónde se van los casi 290,000 pesos que cuesta City.

7.9

Calidad7
Equipamiento7
Seguridad6
Motor7
Comportamiento7.5
Consumo9
Espacio interior9.5
Cajuela9
Comodidad10
Precio7

A favor

  • Es uno de los sedanes más amplios de su categoría.
  • El rendimiento de combustible es muy bueno.
  • En términos generales es un auto muy cómodo.

En contra

  • La sensación artificial de aceleración por la transmisión CVT.
  • El equipo de seguridad es muy básico.
  • Los controles táctiles del A/C no transmiten tanta fidelidad.
  • El precio podría ser más competitivo.

Honda City 2018 3

Ficha técnica del Honda City 2018

Versión probada

Motor

4 cilindros

Suspensión delantera

Independiente tipo McPherson

Cilindrada

1,597 cm³

Suspensión trasera

Barra de torsión

Potencia máxima (hp @ rpm)

118 hp @ 6,600 rpm

Longitud

4,455 mm

Par máximo (lb-pie @ rpm)

107 lb-pie @ 4,600 rpm

Cajuela

396 litros

Transmisión

Automática CVT

Consumo urbano

12.4 km/l

Tracción

Delantera

Consumo en carretera

N.D.

Frenos

Disco / Tambor

Consumo en combinado

N.D.

Peso

1,112 kg

Capacidad del tanque

40 litros

Velocidad máxima

N.D.

Emisiones de CO2'

173 g/km

Aceleración 0-100 km/h

N.D.

Precio

$287,900

' Cifra publicada por el Portal de Indicadores de Eficiencia Energética y Emisiones Vehiculares

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos