Compartir
Publicidad
Seis grandes tropiezos en la historia automotriz
Motorpasion

Seis grandes tropiezos en la historia automotriz

Publicidad
Publicidad

Al igual que todos nosotros, los dirigentes de la industria automotriz son seres humanos llenos de cualidades y defectos. Como tuvimos oportunidad de comprobarlo hace algunos días con los Peores Nombres de Autos en la Historia, nadie está a salvo de cometer errores.

En ocasiones, los errores van más allá de seleccionar un mal nombre, como ya lo pudimos comprobar con el caso de Volkswagen y su #DieselGate.

1.- Ford Edsel

Ford Edsel

Fue en la década de los años cincuenta, cuando en medio de una época de pujanza en Estados Unidos, Ford Motor Company decidió desarrollar un auto que tenía como objetivo, de acuerdo a la empresa, “revolucionar la industria automotriz de cara a la década de los sesenta”.

El resultado fue el Ford Edsel, un vehículo que recibió el nombre del hijo de Henry Ford y padre de Henry Ford II. Se presentó en 1958 y fue descontinuado sólo dos años después, en 1960. El auto fue un rotundo fracaso, los clientes que se apresuraron a cómprarlo, se quejaron inmediatamente de su poca confiabilidad y baja potencia.

Uno de los aspectos que más burlas recibió fue el frente del auto. El Ford Edsel es reconocido como uno de los mayores fracasos de la industria automotriz moderna, ya que le costó a Ford Motor Company pérdidas por 250 millones de dólares de aquel entonces.

2.- Maybach

Mercedes Maybach 57 And 62

Fue en el año 2000 cuando Daimler-Chrysler decide traer a la vida la marca Maybach, una célebre firma automotriz fundada en 1909 por Wilheim Maybach.

Dos fueron los autos salidos de esta idea: los modelos 57 y 62, cuyo nombre tiene relación con la longitud del auto. El lanzamiento de estos sedanes extra-largos fue acompañado de una intensa campaña de publicidad que nunca rindió los frutos deseados, los autos no pudieron posicionarse totalmente en el gusto de los acaudalados clientes.

Luego de diez años y 1,112 autos vendidos, Daimler-Benz llegó a la conclusión de que la producción debería detenerse, debido a que las pérdidas ascendían aproximadamente a 400 mil dólares por auto. Finalmente, la producción se detuvo en el año 2013. En la actualidad, la empresa ya tiene en mente sacar otro auto similar: el S600 Pullman Maybach.

3.- DeLorean

DeLorean

Este es otro de los grandes fracasos de la industria automotriz, obra del excéntrico John De Lorean. El auto fue diseñado por Giugiaro, y contaba con una carrocería fabricada en acero, inoxidable, lo que evitaba el proceso de pintura.

Uno de los grandes errores que llevaron al fracaso a este auto fue su motor: V6 de 2.8 litros que desarrollaba sólo 170 caballos de fuerza. Entre 1981 y 1982 se fabricaron 8,500 autos en la planta de Dunmurry en Irlanda del Norte.

Al fracaso del DeLorean contribuyeron otros factores, como una supuesta fabricación fraudulenta e incluso un lio de narcotráfico, gracias al cual John De Lorean obtenía los recursos para fabricar el auto. Finalmente, el empresario fue exonerado, pero ya era demasiado tarde, el auto nunca pudo levantar el vuelo, pese que fue lanzado al éxito mundial, gracias a la trilogía “Back to the Future”.

4.- AMC Pacer

AMC Pacer

Sin duda, uno de los autos menos atractivos de la historia moderna. Creado a mediados de la década de los 70, en un inicio su comercialización fue un gran éxito gracias a su extraño y diseño fuera de lo común.

En un principio, American Motors Company afirmó que el Pacer sería impulsado por un motor Wankel (Rotativo), que en teoría sería desarrollado por General Motors. No obstante, este plan nunca se concretó y AMC tuvo que usar motorizaciones tradicionales, dos de seis cilindros en línea de 3.8 y 4.2 litros y un V8 de 5.0.

En 1975 se comercializaron 145,528 vehículos, pero al paso de los años y con la mala reputación del modelo las ventas se vinieron abajo estrepitosamente, al grado que en 1980, el último año de comercialización se vendieron únicamente 1,746 autos. Hoy en día, el diseño del Pacer continua siendo motivo de burla.

Este auto fue comercializado en México por la empres VAM (Vehículos Automotores Mexicanos), que también vendió otros modelos como el Gremlin, Lerma y Javelin, por mencionar sólo algunos.

5.- Yugo

Yugo

Fue un auto nacido en la década de los 70, en la antigua Yugoslavia (hoy Serbia). Su diseño, inspirado en los modelos FIAT provocó que en los años ochenta un empresario estadounidense decidiera importarlo al vecino país del norte.

El auto causó sensación, ya que ofrecía lo que todo mundo buscaba: economía de combustible, espacio para toda la familia, garantía de diez años, bajo costo de mantenimiento y todo ello por menos de $5,000.

Todo fue de maravilla hasta que todos los Yugo vendidos en EU empezaron a fallar y a descomponerse. El epílogo de esa historia es que hoy en día, el Yugo es considerado el peor auto jamás vendido en EU.

En Motorpasión México | Los peores nombres de autos en la historia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio