Publicidad

Las 7 cosas que más te sorprenden cuando manejas
Motorpasion

Las 7 cosas que más te sorprenden cuando manejas

Publicidad

Publicidad

Manejar en los grandes conglomerados citadinos es una experiencia que muy pocos envidian. Enfrentarte al tráfico generado por una, dos o tres marchas de organizaciones campesinas, por un semáforo descompuesto o por una inundación es algo que saca de quicio al automovilista más tranquilo.

Pero además del caos vial, la experiencia de manejar nos brinda situaciones que a veces nos parecen increíbles pero que sin embargo, en nuestro México lindo y querido, suceden y he aquí algunas de ellas.

1.- Cuando no se predica con el ejemplo

Evitar al máximo el uso del celular mientras conduces, por miedo a hacerte merecedor a una cuantiosa multa y darte cuenta que los policías a bordo de sus patrullas circulan quitados de la pena ¡hablando por teléfono celular!

Y además hacen caso omiso de todos los conductores que, como tú, voltean a verlos con cara de “qué poca…pero no fuera yo, porque ya me hubieran comido vivo”.

2.- Los conductores multitarea

No dejan de asombrarnos los automovilistas que manejan vehículos con transmisión automática y que se dan tiempo para encender el cigarro, tomar un sorbo de refresco, “whatsappear”, maniobrar el volante y hasta deshacerse en claxonazos porque el auto de adelante no arranca lo suficientemente rápido ¡y todo al mismo tiempo!

Texting While Driving

3.- Con la música por dentro

¿Nunca les ha tocado ver a un automovilista moverse frenéticamente mientras conduce? Agita la cabeza, golpea el volante como si de un tambor se tratase y abre la boca en repetidas ocasiones.

¡Calma! No corras a auxiliarlo ni intentes llamar a los servicios de emergencia, sólo se trata de un conductor que viene bailando y cantando su canción favorita. Una canción que no escuchas porque lleva todos los cristales arriba. Obsérvalo, sonríe y déjalo ser feliz.

Trafico Df 1

4.- Bájale para ver mejor

Hasta el momento no hemos encontrado una respuesta satisfactoria que nos explique ese fenómeno que nos provoca disminuir el volumen del estéreo cuando nos acercamos a una situación imprevista de tráfico, como un accidente, embotellamiento, etc.

5.- Alertas sobre los “alcoholímetros”

Si hay algo que realmente nos sorprende es todas las alertas que circulan en redes sociales los viernes y sábados por la noche, donde “atentos y serviciales” conductores alertan a otros ciudadanos sobre la presencia de alcoholímetros en diversas arterias.

Por favor ¡no lo hagan! Los alcoholímetros son puntos de revisión muy necesarios para evitar que conductores ebrios circulen a sus anchas por las ciudades, poniendo en peligro la integridad física de automovilistas y transeúntes.

Si a estos conductores irresponsables no les importa correr estos riesgos y manejar en lugar de tomar un taxi ¿para qué evitarles la pena de que los agarren y los encierren un buen rato?

Alcoholimetro

6.- Cuestiones de nariz

No hay nada más desagradable que ir manejando tranquilamente y de pronto voltear y descubrir que tú vecino o vecina de coche se está escarbando la nariz muy quitando de la pena.

No puedes evitar quitar la mirada de esa escena, la cual llega a su clímax cuando el conductor saca aquello que estaba buscando en su cavidad nasal. En el mejor de los casos se limpiara en un pañuelo desechable, en el peor de los casos…imagínate a donde fue a parar eso que trae pegado en el dedo.

7.- Un ojo al gato…

Y el otro al garabato, decía la abuela y ese refrán aplica muy bien para los automovilistas que, mientras conducen llevan la vista en todos lados ¡menos en el camino! Son los conductores que tienen el poder de atención de un colibrí y que voltean la cabeza para todos lados mientras manejan.

Voltean para deleitarse con una bella transeúnte, para estar de chismosos en un accidente y hasta para tratar de leer lo que dice el periódico expuesto en el kiosco del semáforo. Por favor, señores, señoras y señoritas, mientras manejan, mantengan la vista al frente.

En Motorpasión México | Todo lo que querías saber del Alcoholímetro (pero te daba miedo preguntar)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir