Compartir
Publicidad
Publicidad

Lamborghini Aventador S, forma y función (y un V12 NA)

Lamborghini Aventador S, forma y función (y un V12 NA)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Han pasado seis años desde que el Aventador fue presentado por Lamborghini en el Auto Show de Ginebra. Después de ese tiempo -lo cual indica que todavía tenemos Aventador para largo- el auto insignia de Lamborghini recibe sutiles cambios estéticos y mejoras mecánicas.

Llamado el Aventador S y nombrado por la marca como "la nueva generación del Aventador", el auto cuenta con cambios exteriores perceptibles como un nuevo paragolpes trasero, un splitter delantero más grande, nuevo difusor trasero disponible en fibra de carbono, y nuevos arcos en las ruedas traseras.

Forma y Función

La nueva figura más agresiva del Aventador S le ayuda a mejorar en 130 porciento la carga aerodinámica sobre su predecesor. También cabe mencionar que el nuevo alerón trasero retractable (que no se ve en las fotos) puede ser ajustado en tres posiciones, de baja, media, y alta carga, y mejora la eficiencia aerodinámica en 50% en la posición óptima y en 400% en la posición de bajo arrastre.

Que viva el V12 naturalmente aspirado

Claro que la mejor noticia de todas es que el Aventador todavía conserva su V12 6.5 litros naturalmente aspirado. Los ingenieros de la marca se han encargado de extraer más potencia del enorme bloque al optimizar los sistemas de Sincronización Variable de Válvulas y Admisión Variable, además de que aumentaron la línea roja de las 8,350 a las 8,500 rpm. Más revoluciones más un nuevo sistema de escape significa música para mis oídos.

Lamborghini Aventador S

El resultado de las mejoras en el motor es un aumento de 39 hp sobre su predecesor para un total de 730 hp y 508 lb/ft de torque. A pesar de que el peso se mantiene igual, la relación peso/potencia del Aventador S ha mejorado a 2.13 kg/hp. El auto acelera de 0 a 100 km/h en 2.9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 350 km/h.

Este auto es cinemático

Como es costumbre la potencia es enviada a las cuatro ruedas mediante la tradicional caja secuencial de un sólo clutch que ha creado tanta polémica en el Aventador. La nueva generación ahora cuenta con dirección en las cuatro ruedas, mejoras a la suspensión Magnetoreológica con mejoras cinemáticas (de cinética no de cinematografía) y nueva geometría en la suspensión para adaptarse a la dirección en las cuatro ruedas.

Lamborghini Aventador S

Todos los modos de conducción han sido recalibrados, el sistema de estabilidad ahora reacciona más rápido, y la transmisión puede enviar hasta 90% del torque a las ruedas traseras en modo Sport. El nuevo modo Ego permite que se modifique la suspensión y tren motriz a gusto personal. Finalmente llantas Pirelli PZero especialmente desarrolladas para el auto cubren los rines y frenos de cerámica de carbono.

En Motorpasión México | El Lamborghini que dejó los circuitos para llegar a las pistas de aterrizaje, un guía muy particular

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos