Compartir
Publicidad
Manejamos el nuevo Jeep Renegade, un SUV caro, poco convencional y lleno de detalles
Jeep

Manejamos el nuevo Jeep Renegade, un SUV caro, poco convencional y lleno de detalles

Publicidad
Publicidad

No hay plazo que no se cumpla y luego algún tiempo, FCA México ha logrado traer a nuestro país el Jeep Renegade, un SUV de tamaño más subcompacto que compacto que, por donde se le vea, tiene la tan gustada esencia de un vehículo de la marca y se convierte en el vehículo de entrada en México de Jeep

En el lanzamiento nacional a prensa, pudimos manejarlo e intimar con él un par de días en los que nos dimos cuenta que además de ofrecer un manejo cumplidor y tener un diseño fuera de lo convencional, el Jeep Renegade 2017 está lleno de detalles tanto en su exterior como interior los cuales serán valorados por los conocedores de la marca.

Para ponernos en contexto, por tamaño, el Jeep Renegade se coloca como un SUV subcompacto que es un tanto más grande que productos como Honda HR-V, Mazda CX-3, Chevrolet Trax y compañía; por precio, las dos versiones que llegan a México (Sport y Latitude) se colocan a la par que ejemplares de un segmento arriba donde existen, entre otras, Honda CR-V, Nissan X-TRAIL, Mazda CX-5 y KIA Sportage.

Jeep
Hay que tener en cuenta que el tamaño del vehículo no representa que tan bueno o malo sea. La mentalidad de bigger is better no siempre tiene lugar en los autos y el Jeep Renegade es un ejemplo de ello.

Un Jeep en toda la extensión del diseño, y de la palabra

Jeep Renegade 2017

Formas cuadradas, parrilla de siete barras y faros redondos, el Renegade desde el primer vistazo deja en claro que se trata de un Jeep de contenidas dimensiones pero con gran atractivo visual. Esta inspiración heredada de los Jeep de hace más de 70 años es llevada de gran manera a una carrocería SUV de 4.23 metros de largo por 1.79 metros de ancho.

Los pasos de rueda así como detalles de las fascias en plástico negro acentúan su carácter aventurero y la hacen lucir agresiva aunque por el momento solo se ofrecerá en México con tracción delantera.

Formas cuadradas, parrilla de siete barras y faros redondos, el Renegade desde el primer vistazo deja en claro que se trata de un Jeep de contenidas dimensiones pero con gran atractivo visual

En cuanto a los curiosos detalles encontrados en su carrocería están un Willys 1941 en el parabrisas, un Yeti en el medallón, una araña con la leyenda Ciao Baby en el tanque de gasolina y unos letreros No step en el marco de las puertas traseras además de las calaveras que cuentan con unas cruces que emulan a las utilizadas en los bidones de gasolina de los primeros Jeep de la historia.

Exterior

Interior más grande y cómodo de lo esperado

En su interior, el Jeep Renegade ofrece más comodidad y amplitud de la que esperaríamos, tanto las plazas delanteras como las traseras tienen buen espacio en el que cinco personas de estatura promedio podrán acomodarse cómodamente. Las grandes áreas acristaladas en los costados y el parabrisas en posición más vertical de lo acostumbrado en los SUV, también ayudan a tener una buena sensación de amplitud mientras que la cajuela, gracias a sus formas cuadradas y 260 litros de capacidad, ayudan a acomodar el equipaje de forma fácil.

En cuestión de materiales y manufactura, el Renegade cumple de buena manera, en el tablero encontramos materiales de buena calidad y algunos elementos de tacto suave. En puertas y consola central los plásticos son duros y se muestran durables y resistentes al maltrato.

Durante los trayectos de terracería, la solidez percibida en el interior ha mostrado que la manufactura del Renegade es de buen nivel

En cuanto al diseño, y al tratarse de un producto que comparte plataforma con autos de la marca FIAT, también lo hace con algunos elementos como el volante y el sistema de aire acondicionado que nos recuerdan al FIAT 500X. Fuera de ello, el diseño interior en general, va de acuerdo a lo llamativo que es por fuera el Renegade.

Interior

En equipamiento, la versión Latitude que tuvimos a disposición contaba con elementos que se agradecen como un clúster de instrumentación con pantalla de 7" a color la cual muestra de manera muy completa la información de la computadora de viaje, asientos forrados en piel, aire acondicionado eléctrico de dos zonas y freno de mano también de accionamiento eléctrico.

Hablando del infotenimiento y conectividad, el sistema UConnect cuenta con sincronización mediante Bluetooth pero no equipa elementos como Apple Car Play y Android Auto, tan socorridos y valorados en la actualidad. La pantalla colocada en el tablero es de 5" y resulta un tanto pequeña sobretodo cuando se proyecta el sistema de navegación o la cámara de reversa.

Al igual que en el exterior, el interior del Renegade está lleno de curiosos detalles que los más observadores y curiosos encontrarán poco a poco empezando por parrillas de siete barras y faros redondos colocados en el marco de las bocinas, en el soporte del retrovisor central y debajo del sistema de aire acondicionado.

También encontramos un par de mapas del desierto de Moab en Utah en los pequeños tapetes de los compartimentos de la consola central, los portavasos cuentan en el fondo con la misma equis de las calaveras y el asiento del copiloto esconde un gran espacio de almacenamiento que también cuenta con un mapa con todo y coordenadas.

Sensaciones de manejo

Jeep Renegade 2017

Tras manejar el Renegade por carreteras sinuosas, largas rectas y algunas teerracerías por el estado de Baja California Sur, nos dimos cuenta que el motor 1.8 litros con 130 hp y 134 lb-pie de torque cumple su tarea de movilizar este SUV en conjunto con la caja automática de ses velocidades.

Está claro que su mayor virtud no es acelerar rápido ni alcanzar velocidades altas pero una vez andando a 120 km/h la camioneta tiene un andar cómodo, transmite confianza al volante e incluso da la sensación de ser un vehículo más grande de lo que es lo cual será agradecido por aquellos que valoren ese sentimiento de grandeza al estar tras el volante de un SUV.

La dirección es precisa y apunta bien, al llegar al límite del Renegade en curvas cerradas se presentará el característico subviraje de los autos con tracción delantera y en cuestión de frenos, lo hace muy bien ya que el tacto del pedal es firme y no muestra nerviosismo alguno.

El Jeep de entrada para aquellos fanáticos de la marca

Img 5639 01

Con el Patriot y el Compass en su última etapa de vida previa a la llegada de la nueva generación de Compass, el Renegade se coloca en México como el auto de entrada de la marca el cual llega en dos versiones desde $379,900 hasta $414,900 y muy probablemente aumente la gama a final de año con la versión Traikhawk que es un muy capaz 4X4 que también pudimos probar durante el lanzamiento.

Si vemos la relación de precio con tamaño y equipamiento, el Renegade pudiera parecer un auto un tanto caro pero hay que tener en cuenta que la buena calidad de materiales, el encantador diseño exterior, los mil y un detalles interiores y exteriores y el legado que carga por ser un miembro de la marca Jeep son cuestiones que podrán ser valoradas y, aunque no justifican al cien por ciento el precio, podrán ser razones para voltear a ver este producto como una interesante opción de compra.

Más en Motorpasión México | Jeep Renegade 2018: precios, versiones y equipamiento en México

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos