Compartir
Publicidad
El Chevy dejó una huella en México, pero ¿por qué salió de producción?
Industria

El Chevy dejó una huella en México, pero ¿por qué salió de producción?

Publicidad
Publicidad

Todos los vehículos en el mundo tienen un ciclo que cumplir. Para algunos, dicho periodo dura 20, 50 o más años. Específicamente en México, la vida de muchos ha terminado, algunos con más huella y más recuerdos, otros no tanto. Muchos de nosotros recordamos perfectamente al Chevrolet Chevy, un subcompacto que dejó huella e incluso hoy en día continúa apareciéndose en las calles de la ciudad, tan solo después de 6 años del final de su producción.

Vienen a mi cabeza otros ejemplos como Volkswagen Sedán en 2003, y el reciente caso de Nissan Tsuru en 2017. Todos ellos con una gran historia detrás y también con motivos para salir del camino donde se encontraban pese al éxito.

La gran pregunta es, ¿por qué General Motors decidió que la mejor opción sería sacar del mercado al Chevrolet Chevy, cuando aún gozaba de buen volumen de ventas? La respuesta que dio la marca en su momento fue que el final de su producción se presentaba porque todos los vehículos tenían un ciclo que cumplir, y el Chevy había culminado el suyo... a pesar que su nueva generación se presentó en 2001. Sí, el Chevy vivió 11 años más de lo que, en teoría, debió haber existido.

Chevy2

Existen otros modelos que vivieron años de más en México, como Tsuru, Tiida, Scala o 207 Compact.

Regularmente, cuando se toman decisiones tan importantes, también existe un detrás, y de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) en 2011, de enero a septiembre, General Motors había tenido un retroceso en la manufactura de autos de 1.5%, pese a que el resto de las armadoras instaladas en el país habían tenido crecimientos.

Mauricio Kuri, quien en aquél entonces era Director de Relaciones Públicas y Gubernamentales de General Motors en México, señaló que dichas bajas en la manufactura de autos de la marca en el país estaban programadas de tal forma.

Chevrolet Chevy 2010
Aun con buen volumen de ventas, Chevrolet decidió terminar la producción del Chevy para abrir lugar a la fabricación de Sonic.

El resultado de su éxito

El Chevy se vendió por 18 años en territorio nacional y la variante de tres puertas fue el sexto automóvil más vendido en 2011 con casi 23,500 unidades comercializadas.

El anuncio del cierre de producción del Chevy vino de la mano de una inversión de 500 millones de dólares en el complejo de Ramos Arizpe, de los cuales 215 MDD se utilizaron para la producción de Sonic y 285 MDD para la maquila de motores. En el mercado, su hueco quedó cubierto de cierto modo con el Chevrolet Spark y el Aveo.

Al llegar el fin de producción de Chevy, se anunció también la llegada de la última edición (mismo caso que los ejemplos anteriormente mencionados) llamada Chevy Edición Especial Joy 2012, que contó con un motor 1.6 litros de cuatro cilindros, 100 caballos de fuerza y un torque de 102 lb/pie, acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades.

Su reemplazo llegó en 2002 y se llamaba Corsa. Chevrolet decidió mantener ambos modelos por su buen volumen de ventas.
Chevy Edicion Especial Joy 2012

Chevy Edición Especial Joy 2012 se destacó del resto por tener un color blanco con franjas de color plata y oro, portando el emblema “Joy”, que fue el nombre con el que Chevy tres puertas se convirtió en el favorito de México.

El modelo se comercializó por $144,000 pesos e incluso a los compradores se les entregó un certificado que lo identificó como uno de los Chevy Edición Limitada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio