Compartir
Publicidad

Las camionetas Ford celebran 100 años de historia y tradición

Las camionetas Ford celebran 100 años de historia y tradición
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace cien años, Ford introdujo su primer camión de propósito específico, el Ford Model TT de 1917, cambiando para siempre la industria automotriz, y la naturaleza misma del trabajo en sí.

Un siglo más tarde, las camionetas Ford se encuentran ubicados entre los vehículos más emblemáticos del mercado, principalmente del norteamericano. Los ejemplares de la Serie F han sido de los más vendidos en el vecino país del norte por 40 años consecutivos. Y lo mismo sucede en Canadá, donde estas camionetas han sido una de las marcas consentidas por más de medio siglo.

Al igual que otras marcas, Ford ha aprovechado la retroalimentación con sus clientes y los avances de la tecnología para mejorar sus vehículos con el paso de los años.

El nacimiento de la leyenda

Nueve años después del primer modelo T, los clientes de Ford solicitaron un vehículo que pudiera transportar cargas más pesadas y proporcionar mayor utilidad para el trabajo y las entregas. El 27 de julio de 1917, Ford respondió con el modelo TT, que conservó la cabina del modelo T y el motor. Sin embargo, este nuevo vehículo incorporó un marco de trabajo más pesado capaz de transportar una tonelada de carga útil. El precio de fábrica era 600 dólares; 209 unidades se vendieron ese año.

Historia camionetas Ford Ford modelo TT de 1918

Al igual que el tractor Fordson introducido en 1917, Henry Ford previó un chasis que podría acomodar plataformas de terceros, áreas de carga y otros complementos para ofrecer la mayor funcionalidad necesaria para el trabajo. En 1928, Ford había vendido 1.3 millones de Modelo TT antes de reemplazar el camión con el nuevo AA, equipado con un chasis de 1.5 toneladas.

Henry Ford comercializó sus camiones en áreas rurales con gran éxito, según Bob Kreipke, historiador de Ford. "Los camiones modelo AA, en particular, tenían una cierta clase para ellos", dijo. "Los clientes podrían usarlos en la granja, durante la semana e ir en ellos a la iglesia el domingo ".

Historia camionetas Ford Pick up Ford de 1935

Al igual que el Modelo TT, el AA estaba disponible en dos medidas de chasis, con nuevas opciones de motorización y un eje para una capacidad más grande. Posteriormente, Ford reemplazó el Modelo AA con el Modelo BB en 1933. Muchos de aquellos vehículos fueron adaptados para servir en el servicio de correos y de carga, como ambulancias y camiones de redilas. Dos años después, Ford introdujo la camioneta modelo 1935 modelo 50, impulsada exclusivamente por su famoso motor Flathead V8.

Ford llega a la marca de cuatro millones de unidades producidas

En 1941, Ford había vendido más de 4 millones de camionetas y camiones. Cambiar a la producción de guerra resultó en la pérdida de ventas al consumidor, pero una ganancia en la experiencia de la construcción de camiones pesados, basado en los vehículos que la marca había construido para el conflicto bélico. Un año después de que la producción de consumo se reanudara en 1947, Ford aprovechó ese conocimiento para proporcionar aún más innovaciones a sus clientes.

Historia camionetas Ford

"Después de la guerra, muchos estadounidenses de zonas rurales se trasladaron a las ciudades y áreas suburbanas en busca de trabajo, y muchos llevaron sus camionetas Ford con ellos", dijo Kreipke. "Ford vio esto como una oportunidad, y comenzó a trabajar en la próxima generación de pick ups para 1948, lo que llegó a ser conocido como camionetas F-Series Bonus Built ".

Esta serie F de primera generación cubría las clases 2 a 7, desde la F-1 de media tonelada hasta la camioneta F-8 de cabina más grande. Con la llegada de la segunda generación de la serie F para 1953, la marca con sede en Detroit aumentó la potencia del motor y la capacidad, y cambió la marca de la serie.

En 1957, Ford lanzó el Falcon Ranchero, una suerte de auto mezclado con camioneta que fue comercializado bajo el eslogan: "¡más que un coche! ¡Más que un camión!".

De esta forma, la serie F-1 se convirtió en la F-100, mientras que los camiones F-2 y F-3 fueron integrados en la nueva línea F-250. F-4 se convirtió en F-350. Las camionetas Clase 8 fueron convertidas en una nueva unidad de pick ups de la serie C que produjo camiones Ford icónicos de las series C, H, L, N, T y W.

A lo largo de este período, las camionetas de Ford se convirtieron en modelos menos utilitarios y más deportivos, con pintura de dos tonos, transmisiones automáticas, y calefacción mejorada, así como opciones de radio en la cabina.

Las nuevas características estándar debutaron con el modelo F-100 de 1953, que incorporaba apoyabrazos, luces en la cabina y viseras. Más bajas y con una cabina más ancha, esta nueva camioneta ofreció guardabarros delanteros integrados y un diseño más aerodinámico.

Las camionetas de Ford en el futuro

Historia camionetas Ford
Ford F-100 de 1954

En 1961 - 44 años después de la develación del modelo TT - Ford introdujo su cuarta generación F-Series. La revolucionaria suspensión delantera con vigas en I debutó en 1965. En 1967 estuvo disponible un paquete Ranger de lujo. Las camionetas Ford ahora ofrecían dirección asistida, frenos mejorados y un perfil de chasis más bajo. Una opción más grande de SuperCab introducida en 1974, ofreció un asiento más cómodo.

Con la llegada de la sexta generación de la Serie F en 1975, Ford dejó atrás el popular F-100, reemplazándolo con una camioneta F-150 de mayor capacidad para hacer frente a la competencia de las camionetas C / K de General Motors. En 1977, la F-Series avanzó en la carrera de ventas, y 26 millones de camiones más tarde, la marca del óvalo sigue a la cabeza.

Historia camionetas Ford Ford F-150 de 1975

En 1982, Ford trazó un curso diferente con un modelo off-road totalmente nuevo: Ranger, una camioneta que rápidamente construyó una reputación de ser un vehículo muy capaz. En estos momentos, Ford se prepara para lanzar un Ranger totalmente nuevo para el año 2019.

Ford restableció el punto de referencia de nuevo en 1998 con la introducción de la serie F Super Duty. Diseñadas para el uso en flotillas y trabajo pesado, las pick ups Super Duty - desde la F-250 hasta el F-750 – se perfilaron como camionetas pensadas para una creciente base de aplicaciones comerciales.

Las pick ups de edición Premium, como el paquete Lariat introducido en 1978, ofrecieron más comodidades, como aire acondicionado, tapicería de cuero y ventanillas y cerraduras eléctricas.

Con una amplia gama de camionetas de la serie F, la compañía agregó paquetes de acabado y tecnología de gama alta para satisfacer las diversas necesidades de los clientes. La adición de camiones modelo King Ranch, Platinum y Limited proporcionó más contenido de lujo junto con funcionalidad y capacidad mejoradas.

Características tales como asientos de cuero de primera calidad, SYNC con navegación, quemacocos y asientos con calefacción, junto con el peso bruto del vehículo y las clasificaciones de remolque en el rango de 15,000 libras combinado, hicieron de las pick ups Ford, modelos muy cotizados.

Mientras la división de ingeniería de Ford, por un lado, trabajaba para aumentar continuamente las capacidades de sus camionetas, la compañía hizo inversiones en eficiencia. De esta forma, sus motores V6 con tecnología EcoBoost debutaron en 2011, proporcionando a los clientes una mejor economía de combustible y potencia.

Esto fue seguido por el primer chasis de alta resistencia, de grado militar, de aleación de aluminio de la 5-150 2015. Dos años más tarde, las camionetas Super Duty 2017 también obtuvieron este mismo chasis.

Durante estos últimos años, la marca ha continuado renovando y perfeccionando sus camionetas de trabajo, adicionando algunos modelos que han marcado tendencias, como la Harley-Davidson F-150 y F-150 SVT Lightning, así como el gustado modelo Raptor, cuya segunda generación equipa el motor EcoBoost V6 de 450 caballos de fuerza, transmisión de 10 velocidades y sistema de gestión de terreno con caja de transferencia controlada electrónicamente.

En Motorpasión México | Probamos la Ford Raptor, un monstruo con dos turbos, capaz de todo y sin miedo a nada

.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos