Publicidad

Memorias del deporte motor: Lewis Hamilton manejando un Nascar y Jeff Gordon en un F1
Deporte Motor

Memorias del deporte motor: Lewis Hamilton manejando un Nascar y Jeff Gordon en un F1

Publicidad

Publicidad

Las transiciones de pilotos de una categoría a otra suelen ser algo común, los pilotos pasan por muchas de ellas normalmente aumentando el nivel de reto que implica cada ascenso, sin embargo, hay cambios que pueden ser extraños como pasar de Fórmula 1 a NASCAR como Juan Pablo Montoya hizo.

En esta ocasión hablaremos no del cambio como tal del piloto colombiano a la categoría más popular de los Estados Unidos, más bien, recordaremos cuando a través de un evento especial, Juan Pablo Montoya se subió al Chevrolet Monte Carlo de Jeff Gordon, piloto y campeón en cuatro ocasiones de la máxima categoría de NASCAR, en en el circuito de Indianapolis. Además también echaremos un vistazo a lo que sucedió entre Lewis Hamilton y Tony Stewart un par de años más tarde en Watkins Glen.

Un BMW Williams F1 y un Chevrolet Monte Carlo SS de NASCAR

El jueves 17 de abril de 2003 ocurrió un evento bastante peculiar y memorable, dos pilotos con gran talento cada uno en su propia categoría intercambiaban autos en un evento especial de promoción para las carreras que la NASCAR Winston Cup y Fórmula 1 tendrían en el mítico Indianapolis Motor Speedway.

Gordon Montoya Xl

Williams llevaba su FW25 con motor BMW V10 de aspiración natural, mientras que el equipo de Jeff Gordon, Hendrick Motorsports, llegaba acompañado del Chevroelet Monte Carlo SS V8 de aspiración natural y una caja de cambios manual de 4 marchas. La diferencia de peso era casi del doble, mientras que el Williams solo pesaba 600 kg, un auto de NASCAR en esa época sobrepasaba los 1,500 kg sin problema alguno.

"En mi auto, en un circuito, estoy acostumbrado a, tu sabes, frenar, esperar un poco, bajar de marcha, bajar de marcha, ok, es tiempo de dar vuelta. Pero en el Williams solo apuntas y disparas" -Jeff Gordon.

Ambos pilotos compartieron su opinión sobre la máquina de trabajo del otro. Mientras Gordon resaltaba el poder de los frenos y la aceleración brutal de un auto de Fórmula 1, Juan Pablo Montoya, cuestionaba la distancia con la que se tenía que comenzar a frenar un Stock Car para evitar seguir de largo en la curva, además del poco 'downforce', agarre y la sensación de pesadez digna de un auto de la NASCAR.

Para ambos pilotos fue toda una experiencia increible, Gordon logró adaptarse bien al F1, marcando tiempos que no estaban nada lejos de un piloto activo de la F1, mientras que Montoya hizo lo propio.

Como todos sabemos, Montoya ascendió a McLaren más tarde y una vez ahí debido a varios conflictos, específicamente con Ron Denis, y algunos acuerdos con el equipo que lo vio crecer en la CART, Chip Ganassi, Montoya emigró a mitad de temporada a la NASCAR Nextel Cup Series en 2006.

La segunda es la vencida: Lewis Hamilton y Tony Stewart

Mobil 1 Car Swap, así se le conoció al evento que protagonizaron en junio de 2011, Lewis Hamilton y Tony Stewart en el circuito estadounidense de Watkins Glen, mismo que fuera usado por la Fórmula 1 en varias ocasiones para celebrar el Gran Premio de Estados Unidos, la última vez que un monoplaza de la F1 giró en tal circuito fue en 1980.

Los autos usados fueron el McLaren-Mercedes MP24-23 de 2008 con el que el británico consiguió su primer titulo mundial y el Chevrolet Impala de la Nascar Sprint Cup Series, Stewart contaba en ese momento con 2 campeonatos de la máxima categoría de NASCAR y había comenzado su incursión como dueño de equipo en colaboración con Haas.

Globalserv Wallpaper 13

A diferencia de evento anterior, Watkins Glen vivía los efectos de la lluvia, algo que es normal para los pilotos de F1, pero que en el caso de los de NASCAR, significa parar la carrera debido al peligro que representa en los óvalos donde normalmente corren. En esa ocasión el Stock Car usó llantas de lluvia y un limpiaparabrisas, poco visto en ellos.

El evento estuvo lleno de entrevistas y charla entre ambos pilotos quienes contaban cada detalle y técnicas para manejar sus autos. Esperaron un poco a que bajara la lluvia y dieron una vuelta de reconocimiento en una camioneta, después cada uno tomó su auto y verificaron que fuera seguro para el otro piloto hacer el cambio.

"La experiencia de mi vida." -Tony Stewart

El primero en cambiar de máquina de trabajo fue Hamilton, quien rápidamente encontró comodidad en el Stock Car con el que recorría el trazado antiguo usado por la F1. Hamilton, encontró agradable el manejo del auto de Stewart, a pesar de ser más pesado que su monoplaza.

Mientras tanto, Stewart bajaba maravillado del McLaren-Mercedes MP24-23, reconocía todo el poder que emanaba de ese auto y la rapidez y fuerza con la que todo funcionaba. Recalcaba con una gran sonrisa lo divertido que había sido conducir uno F1 e incluso bromeaba con su pasado al decir que si hubiera sentido lo que transmite un monoplaza hace 20 años, jamás hubiera corrido en la NASCAR.

9704280 Large

Este evento atrajo a más de 5,000 espectadores al circuito ubicado en Nueva York, con algunos fans que cruzaron de costa a costa el país para ver un espectáculo de ese tipo.

En definitiva estos eventos son una maravilla tanto para los pilotos afortunados en experimentarlo, así como para los aficionados del deporte motor. Recuerdo bien la emoción y el no querer apartarme de la televisión al ver el evento de Montoya y Gordon, dos de mis pilotos favoritos en sus respectivas categorías cuando apenas tenía nueve años. Así como abundan tanto los espectáculos en calles de ciudades importantes, sería una buena adición ver más cambios de asiento como estos. ¿Cómo resultaría uno entre Sebastian Vettel y Jimmie Jhonson? ¿Otro entre Sebastian Ogier y Nico Rosberg?

Fotografía | f1fanatic.co.uk

En Motorpasión México | McLaren F1: Recordando la leyenda del superdeportivo que cambió la historia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios