Publicidad

Probamos el Hyundai Grand i10 automático, resultó ser el aliado que todos buscamos para la ciudad

Probamos el Hyundai Grand i10 automático, resultó ser el aliado que todos buscamos para la ciudad
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

"¿Qué le podemos sumar al Hyundai Grand i10 que no tenga el Chevrolet Spark?", se preguntaron alguna vez en el cuartel general de Hyundai en México. Compararon fichas técnicas, precios, equipamiento... ¡y bingo! La respuesta llegó en forma de transmisión automática, tanto para el modelo hatchback como para el sedán.

Haber añadido una transmisión automática a la gama fue todo un acierto si tomamos en cuenta que se trata de un auto de corte urbano, pero ¿qué tan bueno es el Hyundai Grand i10 automático? ¿Sólo se despide del tercer pedal o hay algo más? ¿Es la mejor opción de su categoría? Lo condujimos una semana para encontrar todas estas respuestas.

Lo mismo de siempre... y eso es bueno

Hyundai Grand I10 Automatico 2

Respecto al Hyundai Grand i10 con transmisión manual —que probamos el año pasado—, el automático apenas muestra una diferencia, y sí, es obvia: la palanca de cambios. Cada detalle del exterior y del interior que nos gustó del primer Grand i10 que probamos se conserva en el modelo automático, como los rines en dos tonos, el diseño tierno-agresivo o la carrocería, que aunque es alta, no parece 'camionetita'.

¿Por qué vale la pena decir esto? Porque Hyundai tomó una muy buena decisión al ofrecer la transmisión automática en todas las versiones de todas las carrocerías del i10, y no limitarla a los modelos más equipados o, peor aún, utilizarla como reemplazo de alguna versión manual. Desde el básico, hasta el más equipado, el Grand i10 puede llevarse con cambio manual o automático.

Hyundai Grand I10 Automatico 3

¡Bien!

Los materiales no son extraordinarios, pero Hyundai resolvió muy bien gracias a la mezcla de texturas y colores.

Cuando abrimos las puertas y tomamos el lugar del conductor, nos encontramos con el tablero que en aquel primer contacto con el i10 nos dejó sorprendidos. La combinación de colores negro y ladrillo rompen con la monotonía del habitáculo, y al mezclarse con los materiales adecuados —duros, pero agradables a la vista— y con ensambles que hablan bien de la India, el Grand i10 se convierte en nuestro referente de calidad en su categoría.

Lo interesante es que el interior no sólo gusta por su diseño, sino también por lo funcional que resulta en la vida cotidiana. Por doquier hay espacios para guardar objetos: delante de la palanca de velocidades —nuestro favorito—, en las puertas, cerca del freno de mano, en las puertas traseras, al final de la consola central... de tantos espacios, siempre encontrarás alguna moneda que olvidaste que estaba ahí. Los instrumentos son de fácil lectura y el sistema de audio es de fácil operación, aunque en verdad nos hubiera gustado contar con controles al volante.

Y el i10, ¿qué tal va con la caja automática?

Hyundai Grand I10 Automatico 4

Basta de hablar de lo que ya conocemos. La pregunta obligada aquí es qué tan bien le sienta la transmisión automática a un coche de apenas 88 caballos de fuerza. La respuesta corta es 'bien', pero hay más que eso. Al igual que con el modelo manual, el i10 no parece un auto de 88 caballos de fuerza; parece que bajo su diminuto cofre hay un motor de 1.6 litros de 100 hp en lugar del Kappa de 1.2 litros.

Con todo y su limitada potencia y cilindrada, este motor es capaz de entregar una buena parte del 'empuje' desde bajas revoluciones. En escenarios urbanos, para los cuales fue concebido, el i10 no sufre para ganar velocidad a 2,000 revoluciones y con apenas la punta del pie rozando el acelerador. ¿Quieres ir rápido? Utiliza el dinero de un i10 nuevo en algún deportivo usado, porque el urbano de Hyundai no sufre para llegar con rapidez a los 50 km/h, pero sí para rebasar la barrera de los 100.

La transmisión automática es de cuatro velocidades, como la mayoría de los modelos de esta categoría, y no es rápida, pero se nota un esfuerzo de la marca por ofrecer algo más que una transmisión muy básica. El escalonamiento de las velocidades es bastante bueno, a pesar de sólo tener cuatro cambios, el i10 ya va en cuarta a 40 km/h con la intención de mantener a raya el consumo de gasolina; al hundir el pie, no desiste hasta que el tacómetro marque las 6,000 revoluciones.

Grand I10
Lo mejor de la transmisión es que se puede llevar con modo manual para decidir cuándo y dónde queremos subir o bajar una o dos velocidades.

Comparado con un Spark, el i10 se percibe más vivo, pero está lejos de ser un coche rápido. Los rebases deben realizarse con mucha anticipación y teniendo en mente que hay que pisar a fondo y hacer sonar el motor para lograrlo. En una avenida cuesta arriba, circulábamos detrás de un Beetle que iba bastante lento; al rebasarlo y hacer sonar nuestro maravilloso motor de 1.2 litros, la conductora del Beetle no entendió qué sucedía: sonaba un "truuun", pero el Grand i10 azul que la rebasaba apenas lograba ir más rápido que ella.

Dejando de lado el motor, el chasis tampoco está preparado para ir rápido, mucho menos en zona de curvas. En general, el comportamiento del Grand i10 es bastante bueno, pero la ausencia de control de estabilidad (ESP), sumada a una suspensión muy blanda, llantas pequeñas y delgadas, una carrocería un tanto alta y una dirección que peca de suave, el límite del chasis llega rápido, la carrocería se comienza a inclinar y sólo queda esperar a encontrar una recta para perder velocidad.

Sin embargo, todo lo anterior se vuelve un deleite en la ciudad. La dirección suave y el tamaño de la carrocería son muy ideales para estacionarse fácilmente, y la suspensión y el tamaño de las llantas se ríen de los baches, porque sí se sienten, pero no duelen. Los frenos, por su parte, detienen en tiempo y forma gracias al sistema ABS que, lamentablemente sólo están disponibles en el modelo más equipado —en el sedán es desde el intermedio.

El Grand i10 es (casi) el chico ideal

Hyundai Grand I10 Automatico 5

Doble bolsa de aire, sistema de sonido con puerto USB, compatibilidad con iPod, Bluetooth, manos libres, aire acondicionado, equipo eléctrico (vidrios, espejos y seguros), alarma, faros de niebla —¡y cómo alumbran!—, rines de aluminio, computadora de viaje y poco más, sumado a la práctica transmisión automática, cinco años de garantía y un buen rendimiento de combustible hacen del Grand i10 automático una buena opción de compra, siempre y cuando sea la versión con frenos ABS.

¿El mejor de su segmento? Quizá, pero el precio podría jugarle en contra al analizar la oferta de subcompactos de gama media. El Grand i10 automático que probamos tiene un precio de 181,900 pesos, pero por 190,400 pesos está el Ford Fiesta, más equipado, refinado, rápido y seguro; el Nissan March Advance Navi por 188,000 pesos y el Mazda2 por 203,900 pesos.

Hyundai Grand I10 Automatico 6

7.2

Diseño exterior8
Diseño interior8
Calidad7.5
Habitabilidad6.5
Cajuela6.5
Motor6
Seguridad6
Comportamiento6.5
Comodidad8.5
Precio8.5

A favor

  • La transmisión automática ofrece modo manual
  • Hay muy buena sensación de calidad
  • El interior es lindo y funcional
  • ¡Qué bien se conduce en calles llenas de baches!

En contra

  • Hay que ser prudentes al tomar curvas rápido
  • ¿Es mucho pedir ABS y dos airbags en todas las versiones?
  • No hay controles de audio al volante

Ficha técnica del Hyundai Grand i10

Versión probada GLS AT
Cilindrada 1,250 cm³ Tracción Delantera
Bloque motor 4 cilindros Capacidad de la cajuela 256 litros
Potencia máxima (hp @ rpm) 88 hp @ 6,000 rpm Capacidad del depósito 43 litros
Par máximo (lb-pie @ rpm) 88 lb-pie @ 4,000 rpm Consumo urbano 12.6 km/l
Peso 925 kg Consumo en carretera 16.6 km/l
Velocidad máxima N.D. Consumo mixto 14.6 km/l
Aceleración 0-100 km/h 18.6 seg Emisiones de CO2 166 g/km
Transmisión Automática de 4 vels. Precio $181,900

Precios del Hyundai Grand i10 en México

  • Hyundai Grand i10 GL TM — $136,900
  • Hyundai Grand i10 GL TA — $147,900
  • Hyundai Grand i10 GL MID TM — $156,900
  • Hyundai Grand i10 GL MID TA — $167,900
  • Hyundai Grand i10 GLS TM — $170,900
  • Hyundai Grand i10 GLS TA — $181,900

En Motorpasión México | Hyundai Elantra GLS, prueba (parte 1)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir