Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos el Honda Fit más barato. ¿Vale la pena desde su versión básica?

Probamos el Honda Fit más barato. ¿Vale la pena desde su versión básica?
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi siempre, los únicos modelos que las marcas tienen en la flotilla de autos que nos prestan a la prensa son los más equipados. No está mal, pero esas versiones no siempre son las que la mayoría podemos pagar ni en las que recae el mayor peso de las ventas. En esta ocasión, Honda nos ha dejado una semana al volante del Honda Fit Cool con caja manual, el más barato de la gama.

El propósito de nuestra prueba es comprobar en qué medida el Honda Fit básico mantiene su atractivo, si de verdad es un modelo que vale la pena pagar desde su versión de entrada, o si únicamente resulta interesante en versiones más equipadas, porque a veces el recorte de costos se hace en las áreas equivocadas.

Al Honda Fit quítenle todo, menos el motor, la calidad del interior y el espacio

Honda Fit Cool 3

Las principales cualidades del Honda Fit son independientes al nivel de equipamiento. El chasis, el espacio interior y la calidad general son una constante en cualquiera de las tres versiones, por lo que al menos durante el primer contacto, el modelo básico cumple con nuestras expectativas.

Empecemos con el motor, que a pesar de ser un tanto ruidoso, es de los más potentes de su categoría. Se trata de un bloque de 1.5 litros que entrega 130 caballos de fuerza y 114 libras-pie de torque, suficientes para que el Honda Fit se mueva sin dificultades. El tacto de la transmisión —manual de seis velocidades— y del acelerador ponen en evidencia la resistencia mecánica del auto, que un argumento de venta muy importante en este tipo de vehículos.

Ahora bien, el consumo de gasolina. Aunque la transmisión automática CVT hace bien su trabajo, la caja manual de seis velocidades de nuestra unidad de prueba sigue siendo la mejor opción para obtener el mejor rendimiento de combustible. En ciudad, el promedio fue de 14.1 km/l; en carretera, aprovechando la inercia y las pendientes, lo pudimos disparar hasta 20.1 km/l. Nada mal.

Sumario Honda Fit Cool
El motor es ruidoso, pero se siente sólido, gana velocidad con cierta facilidad y, lo mejor, no gasta más gasolina de la esperada.

Sin embargo, lo mejor del Honda Fit no es su mecánica, sino su habitáculo. A pesar de tratarse de la versión de entrada, el tablero no reprocha nuestra falta de presupuesto. No hay huecos evidenciando equipamiento que no pagamos, ni plásticos negros recordándonos "hey, mira, aquí habría un detalle lindo, pero no pudiste pagar algo mejor". Conserva la sensación de calidad del modelo más equipado, y algunos detalles como la pseudopiel del tablero, plásticos plateados y el acabado laqueado que rodea al sistema de audio.

Su principal atributo, desde toda la vida, es el buen espacio interior. El hecho de ofrecer una carrocería tipo monovolumen le permite ofrecer la cabina más amplia de su segmento —e incluso superior a la de algunos compactos. A lo largo, ancho y alto hay suficiente espacio para los cinco pasajeros. Además, desde esta versión ya se ofrece el sistema UTLR (Utility, Long, Tall & Refresh) que permite configurar de diferentes formas los asientos dependiendo del tipo de objetos con los que tengamos que cargar. Sí, eso incluye tablas de surf, macetas y cajas.

El tamaño de las ventanas favorece la percepción de amplitud a bordo del Honda Fit. Además, la parte baja de los asientos traseros es hueca; versátil.

Aún así, hay detalles que se echan de menos

Honda Fit Cool 4

Bien, a secas

La calidad y el espacio son sobresalientes, pero la falta de equipamiento le resta puntos en un segmento muy competido a los 190 mil pesos.

Por mucho que gocemos de un motor robusto y potente, buen espacio interior y una grata sensación de calidad, el equipamiento del Honda Fit básico tiene ciertas ausencias que, aunque comprensibles, fueron mal resueltas.

Para empezar, el sistema de audio. Ofrece compatibilidad con iPod, puerto USB, Bluetooth con manos libres y reproductor de CD y MP3, pero la calidad del sonido de las bocinas es bastante mala; en ocasiones, aunque se trate de una canción de nuestro celular, parece que estamos sintonizando el radio.

Del mismo modo, la ausencia de equipo eléctrico demuestra que este auto no está pensado para ser así de básico. Los espejos son manuales, pero no hay paletas para ajustarlos desde el interior; como si se tratara de un Vocho, hay que bajar las ventanas y acomodarlos con los dedos. Asimismo, los seguros de las puertas también pueden llegar a ser un problema; al cerrar (manualmente) el del conductor, todos se cierran; no así para abrirlos.

Sumario Honda Fit Cool2

Por último, no comprendemos por qué Honda ha decidido quitar la cubierta de la cajuela en el Fit básico. Por simple que parezca, es inquietante que todo lo que hayamos guardado en la cajuela sea visible desde el medallón, sobre todo en un país donde la delincuencia se ha convertido en el pan de cada día.

El resto del equipamiento se reduce a aire acondicionado, una computadora de viaje muy completa, columna de la dirección con ajuste de profundidad y altura, frenos ABS, bolsas de aire frontales y alarma con control remoto.

El display del equipo de sonido es muy pequeño y básico, pero el sistema es de muy fácil uso.

No es malo, pero podría ser mejor

Honda Fit Cool 2

Cuestión de prioridades

Simplemente no hay nada más espacioso en el segmento, pero hay propuestas más equipadas, seguras o divertidas. Un precio más bajo o más equipamiento le vendrían bien.

En general, el Honda Fit es un producto muy interesante desde la versión básica. Su inmenso habitáculo, la sensación de calidad, la confiabilidad de la marca y el balance del motor lo convierten en un fuerte candidato para quien busca un subcompacto versátil.

Sin embargo, al tener en cuenta su precio —$189,900—, creemos que hay detalles por mejorar, como lo ya mencionado de los espejos, la tapa de la cajuela, las bocinas y los seguros de las puertas, sobre todo al considerar que por un precio similar hay modelos más equipados y estéticamente atractivos, aunque menos espaciosos, como el Mazda 2, el SEAT Ibiza o el Ford Fiesta. ¿Vale la pena? Si buscas espacio y fácil mantenimiento, no hay nada mejor; si buscas equipamiento y diseño, hay mejores opciones.

7.7

Diseño exterior6.0
Diseño interior8.5
Calidad8.5
Habitabilidad9.0
Cajuela8.0
Motor8.0
Seguridad6.0
Comportamiento7.5
Comodidad8.0
Precio8.0

A favor

  • No hay nada más espacioso en el segmento
  • La respuesta del motor es buena
  • Consume poca de gasolina

En contra

  • No hay tapa para la cajuela
  • Los espejos no se pueden ajustar desde el interior
  • El sonido de las bocinas deja que desear

Versión probada Cool Manual
Cilindrada 1,498 cm³ Tracción Delantera
Bloque motor 4 cilindros Capacidad del depósito 40 litros
Potencia máxima (hp @ rpm) 130 hp @ 6,500 rpm Combustible Gasolina
Par máximo (lb-pie @ rpm) 114 lb-pie @ 4,600 rpm Consumo urbano 14.1 km/l
Peso 1,112 kg Consumo en carretera 20.1 km/l
Velocidad máxima N.D. Consumo mixto 17.1 km/l
Aceleración 0-100 km/h 7.7 seg* Emisiones de CO2 188 g/km
Transmisión Manual de 6 velocidades Precio $189,000

* Cifra oficial del fabricante

Precio del Honda Fit 2015 en México

  • Honda Fit Cool Manual — $189,000
  • Honda Fit Fun Manual — $209,900
  • Honda Fit Fun CVT — $225,900
  • Honda Fit Hit CVT — $242,900

En Motorpasión México | Honda HR-V: Precios, versiones y equipamiento en México

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos