Compartir
Publicidad
Publicidad

A todo esto, ¿qué pasaría si Volkswagen verdaderamente comprara Ferrari?

A todo esto, ¿qué pasaría si Volkswagen verdaderamente comprara Ferrari?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Y si Volkswagen compra Ferrari? El 1º de abril en muchos países se conmemora el Día de los Inocentes, y en la industria automotriz ya es común que, tanto marcas, como medios de comunicación acostumbren lanzar una que otra broma. Como es de esperarse, no falta quien cae en ellas.

Una de las que más me llamó la atención este año fue la de la compra de Ferrari, que hoy pertenece a FCA, por parte de Volkswagen. No sólo por lo raro que suena sino porque de alguna forma es algo que podría suceder.

Estarían bajo el mismo techo Lamborghini y Ferrari, y eso no le gustaría a los puristas.

Sergio Marchionne ha tenido acercamientos con diferentes marcas o grupos automotrices para una fusión, compra, venta o algo con la finalidad de fortalecer a FCA. Incluso en el pasado Auto Show de Detroit se le preguntó directamente sobre una posible alianza con General Motors, a lo que respondió que no estaba cerrado a negociar. También se ha llegado a especular una compra o fusión con Grupo Volkswagen, aquí te lo platicábamos hace tiempo, de ahí que la idea no suena tan descabellada. La firma alemana, quien primero había negado cualquier posibilidad de alianza con FCA, después aclaró que no han hablado del tema pero que no están cerrados a platicar.

Primero hay que ver quién es cada uno de estos protagonistas. Por un lado tenemos a Grupo Volkswagen, que tiene en su poder a las marcas Audi, Volkswagen, SEAT, Skoda, Porsche, Lamborghini, Ducati, MAN, Bentley, Scania, FAW-Volkswagen en China; por otro lado está FCA, que incluye Fiat, Chrysler, Dodge, Ferrari, Jeep, RAM, Ferrari, Alfa Romeo, Maserati, Lancia y SRT. Estamos hablando de pesos pesados en la industria automotriz. Recordemos que Grupo Volkswagen fue durante 2016 quien más automóviles produjo.

Lamborghini

Pero, ¿qué pasaría si Volkswagen comprara Ferrari? Podemos anticipar que no muchas cosas buenas, menos de las que nos imaginamos para alguna de las dos marcas. Vemos el caso de SEAT, donde algunos modelos son tan parecidos en prestaciones, precio y equipo, que se vuelve difícil distinguir entre su personalidad contra la de su equivalente en Volkswagen.

Si la firma alemana comprara Ferrari, tendrías a dos archienemigos en el mismo techo, ambos de origen italiano, ambos con autos superdeportivos y que históricamente son rivales directos, la propia Ferrari y Lamborghini. En el caso de “Lambo”, que es parte de Grupo Volkswagen, ya comparte tecnología con Audi. Pertenecer al grupo le ha traído beneficios porque puede acceder a tecnología más avanzada y a economía de escala, que le permite ofrecer más equipo, mejores motores y, ante todo, rentabilidad.

Sin embargo, tal vez un cliente de Ferrari sí compraría un Lamborghini y viceversa. Si se realizará la compra, las marcas se verían obligadas a compartir plataformas, motores, tecnología y entonces los clientes de ambas marcas perderían ese sentido de exclusividad y competencia que tanta pasión generan.

Al final, seguramente Ferrari sería la más golpeada en imagen, pues quedaría como “la vendida” que traicionó a sus clientes aliándose con el “enemigo”, con tal de ganar dinero y en un segmento donde la pasión puede más que el dinero eso no esta bien visto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos