Dodge sabe que los V8 desaparecerán, pero promete que sus muscle-cars electrificados serán más emocionantes

Dodge sabe que los V8 desaparecerán, pero promete que sus muscle-cars electrificados serán más emocionantes
1 comentario
HOY SE HABLA DE

En su momento, los motores de 10 y 12 cilindros se vieron obligados a migrar hacia un formato V8. Ahora, con las nuevas y cada vez más exigentes normas de emisiones, los motores de ocho cilindros también están en peligro de extinción. Dodge, una de las marcas con los V8 más icónicos, lo tiene muy claro y ya se prepara para reinventar toda su gama.

Dodge Challenger 2

Mike Manley, quien fue cabeza de FCA, dejó en claro que la siguiente generación de sus muscle-cars no llevarían un V8 supercargado como sucede actualmente. El futuro se encuentra inminentemente en la electrificación, aunque aún no está claro si Dodge se trae entre manos un muscle-car eléctrico o uno híbrido.

Dodge Charger

Lo cierto es que no habrá un nuevo motor HEMI. Stellantis confirmó recientemente que no tiene intenciones de desarrollar nuevos motores de combustión interna, aunque tampoco tiene prisa en eliminarlos de la gama. La demanda actual de motores V8 HEMI sigue siendo muy alta por los fanáticos de los muscle-cars en América, por lo que Dodge (junto con RAM y Jeep) los ofrecerán tanto como las regulaciones lo permitan.

Sea cual sea el destino de la siguiente generación de Challenger, Durango o Charger, la marca hace énfasis en que la electrificación hará aún más emocionantes a sus vehículos. Los motores eléctricos no perseguirían tanto la eficiencia, sino cumplir con la promesa de alto desempeño de Dodge.

Los Challenger y Charger actuales fueron lanzados en 2008 y se han mantenido en una buena posición dentro del mercado gracias a sus constantes actualizaciones y al lanzamiento de ediciones especiales. Su producción se mantendrá tal y como la conocemos hasta, al menos, 2023, pero sus nuevas generaciones se presentarán en el transcurso de esta década.

Temas
Inicio