Publicidad

Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye, a prueba: desafío a la tracción y a la cordura

Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye, a prueba: desafío a la tracción y a la cordura
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

"Un gran poder trae consigo una gran responsabilidad", Stan Lee. Así, como en los cómics del gran escritor y creador de Spiderman, es como los ingenieros de Dodge llevaron al límite al Challenger, el último bastión del muscle-car de estilo clásico, diseño retro y casi 800 hp.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 3

El nombre completo de este personaje: Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye, que si de mi dependiera, sería un villano y no un súper héroe. Este coupé se trata de acentuar la sensación de manejo y subir el volumen hasta el nivel 11, es tan racional o ridículo, como la valentía del piloto lo permita.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 21

Sorpresas en ambos extremos

¿Qué se puede esperar de un motor HEMI supercargado? Todo eso que imaginas, está presente con este Challenger. Hay ruido y vibración en forma de energía que quiere ser liberada, y basta con colocarse al volante para disponer de 797 hp, y 707 lb-pie de par bajo el pie derecho. Challenger Redeye es uno de los coches más explosivos que he probado, al mismo tiempo, y "sin querer" es uno de los más civilizados para andar en la ciudad. ¿Cómo? Simple, la potencia es tanta, que el 90% del trayecto sólo usaremos el 10% del acelerador, convirtiéndolo en un llamativo coupé que hace todos los sonidos correctos al andar a 30 km/h, teniendo la capacidad de acelerar pasados los 100 km/h en menos de 4 segundos, mientras sigue comportándose justo como lo esperaba. Y aquí surge el por qué de su existir.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 2

Control de tracción

El único lugar donde fue posible probar el modo más extremo de manejo y con el acelerador a fondo con seguridad, fue en un cuarto de milla. Ahí, Dodge Challenger sobresale, incluso es más rápido que autos modificados sin invertir un peso extra, a menos que se trate de llantas, jugando en la pista el hule se convierte en humo y la superficie de los neumáticos traseros desaparece en minutos.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 7

Se añadieron dos interenfriadores para el supercargador, y enfriadores para la transmisión y el aceite del motor.

En la vida real, sin embargo, hay que tener cuidado y calcular muy bien la distancia del coche al frente, ya que la relación espacio/tiempo es muy diferente a bordo de este musculoso. Es más fácil que antes maniobrar entre el tránsito vehicular gracias a las mejoras de la dirección, a la calibración exclusiva de la suspensión (Bilstein) y a los frenos Brembo que detienen las dos toneladas de coupé en cortas distancias y bajo control.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 8

Eso sí, con lluvia, ni en modo Eco es sencillo mantener la tracción. Cualquier curva, arranque o esquina se convierte en una oportunidad para que el eje trasero se descontrole, ni siquiera hay que ir rápido, y aunque las asistencias electrónicas se hacen presentes, el drift involuntario en vía pública es más angustiante que emocionante.

Mide tiempo de aceleración, frenado, fuerzas G, cuarto de milla y rendimiento del motor, todos los datos son descargables.
Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 12

El piloto que llevamos dentro

En la práctica ya quedó claro que este Challenger en particular, es exponencialmente más emocionante que los demás, y la experiencia de manejo quedará en mi memoria por mucho tiempo. Pero hay muchos factores detrás del escenario que permitieron un Challenger tan especial. Los datos técnicos son tan impresionantes como lo que sí se ve en las imágenes.

A fondo, la gasolina se consume a un ritmo de 5.4 litros por minuto, el tanque de gasolina se vacía en 11 minutos.
Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 11

Por ejemplo, se recurrió a nuevos sistemas de enfriamiento: Air Catcher, SRT Power Chiller y After-Run Chiller, necesarios para dispersar la enorme cantidad de calor residual del motor, uno es un túnel que dirige el aire frío directo al radiador, y utiliza un porcentaje del aire acondicionado, mientras el otro mantiene los ventiladores encendidos al finalizar la ruta. El supercargador Roots tiene capacidad de 2.7 litros y presión de 14.5 psi de soplado, la línea roja del tacómetro se aumentó hasta las 6,500 rpm, y la tecnología Torque Reserve que funciona en conjunto con el Launch Control aumenta 3.9 psi y 55 por ciento más de par inmediato al arrancar con el acelerador a fondo, ideal para recorrer el cuarto de milla en sólo 10.8 segundos.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 14

Celestial e infernal

Dodge Challenger se ensambla en Brampton, Ontario, Canadá.

Con confianza declaro que este Challenger tan potente puede ser un auto para todos los días, si sólo lo utilizan dos personas al mismo tiempo, a pesar de medir más de cinco metros, la fila trasera es inútil para humanos con piernas y la cajuela apenas admite dos maletas medianas. Gasta mucha gasolina, tanto como un SUV de ocho cilindros, si el presupuesto no es limitante, que no lo sea el consumo tampoco. La suspensión es rígida, pero hemos probado otros coches con menor desempeño que son duros sin razón, Challenger no lo es. Es muy ancho y en un estacionamiento en batería apenas cabe por su carrocería ensanchada.

Dodge Challenger Hellcat Redeye Widebody 20

Por otro lado, cuenta con telemetría en tiempo real (Performance Pages), climatizador bizona, control de crucero, automatización de luces y limpiadores, audio premium, sistema multimedia UConnect con pantalla táctil de ocho pulgadas, comandos de voz, controles al volante e iluminación ambiental, además de ser compatible con Android e iOS, Bluetooth y puerto de carga USB, haciéndolo un auto versátil, cómodo, lujoso y muy exclusivo.

7.8

Acabados8
Seguridad8
Equipamiento9
Infoentretenimiento10
Comportamiento9
Motor10
Transmisión9
Consumo3
Espacio6
Precio9

A favor

  • "No replacement for displacement" se aplica aquí, hay muchas maneras de producir potencia, pero pocas como en un HEMI.
  • No hay necesidad de sonidos artificiales... ruge en todo momento.
  • Aunque sacrifica la seguridad y el agarre, es increíble la sencillez para perder adherencia con el eje trasero.

En contra

  • Hay pocas situaciones en las que se puede pisar el acelerador a fondo, no es culpa del auto, pero hay reglas que se deben seguir.
  • Más de cinco metros de largo y la banca trasera es inútil.
  • El modo Eco debería estar etiquetado como "Zen" o "Wet", sólo nos permite relajarnos un poco al volante, del consumo, ni hablamos.

Dodge Challenger SRT

Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye

$1,744,900

  • Motor: V8 HEMI de 6.2 litros supercargado
  • Potencia máxima: 797 @ 6,300 rpm
  • Par máximo: 707 lb-pie @ 4,500 rpm
  • Transmisión: Automática de 8 velocidades
  • Tracción: Trasera
  • Frenos: Discos ventilados y ranurados con cáliper de 6 pistones (Brembo) al frente y 4 atrás
  • Peso: 2,040 kg
  • Velocidad máxima: 326 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 3.4 segundos
  • Suspensión: Independiente y adaptativa en las cuatro ruedas con amortiguadores Bilstein
  • Longitud: 5,028 mm
  • Cajuela: N.D.
  • Consumo en ciudad: 5.5 km/l
  • Consumo en carretera: 8.9 km/l
  • Consumo mixto: 7.2 km/l
  • Capacidad del tanque de gasolina: 70 litros
En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir