Publicidad

Bentley Mulsanne sale de producción después de más de una década siendo el buque insignia

Bentley Mulsanne sale de producción después de más de una década siendo el buque insignia
Sin comentarios

“El que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse” y es que fue justamente lo que le pasó al Bentley Mulsanne, este modelo de gran tamaño que ya había anunciado su salida de la gama para este 2020 pero entre coronavirus y otras cosas más no se había concretado el final de su producción, hasta hoy.

Después de más de una década de producción, Bentley le dice adiós al que por muchos años fue su buque insignia y del cual se fabricaron en todo ese tiempo más de 7,300 unidades, mismas que se ensamblaron a mano en la casa de la firma en Crewe, Cheshire.

Mulsanne End Of Production 5

Lamentablemente la situación que se vive en el mundo no permitió darle una despedida en grande con todas esas personas que hicieron posible la fabricación del vehículo, sin embargo, algunos representantes de la marca se reunieron para tomar fotografías aunque a distancia y tomando todas las medidas de seguridad.

La última unidad que salió de las líneas de producción de esta prestigiosa marca es un Mulsanne Speed 6.75 Edition by Mulliner en color Rose Gold que tendrá como destino final Estados Unidos.

Mulsanne End Of Production 8

El linaje del Bentley Mulsanne se remonta a los 8.0L originales de 1930, y con ello dice adiós a toda esa historia que llevó por más de una década y que cierra con broche de oro manteniendo el sello del propio WO Bentley, quien desarrolló y diseñó esta unidad.

“El Mulsanne es la culminación de todo lo que aprendimos en Bentley durante nuestros primeros 100 años en la producción de los mejores autos de lujo del mundo. Como buque insignia de nuestra gama de modelos durante más de una década, el Mulsanne ha consolidado firmemente su lugar en la historia de Bentley como nada menos que un verdadero icono”, dijo el presidente y director ejecutivo de Bentley, Adrian Hallmark.

Mulsanne End Of Production 7

Recordemos que con la salida de este modelo, el nuevo buque insignia de la compañía es ahora el Bentley Flying Spur.

En los últimos 11 años, más de 700 personas invirtieron casi tres millones de horas fabricando este sedán. La producción requirió aproximadamente de 42 millones de soldaduras por puntos, y la creación de los interiores de cuero tomó más de un millón de horas, un duro trabajo que valió cada segundo la pena.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios