Publicidad

Chevrolet Sonic: Mi primer auto [Especial]

Chevrolet Sonic: Mi primer auto [Especial]
32 comentarios

Publicidad

Publicidad

El Chevrolet Sonic es el hermano mayor del Aveo. Comparten familia, pero nada más eso; el Sonic es "más coche" en todos los sentidos: es más grande, más cómodo, más divertido de manejar, presta más cuidado a su estética y cuenta con todo lo que necesitas para el día a día. Ni escatima ni exagera en lujos, tiene lo suficiente para convencerte de que es el ideal para ser tu primer auto.

En gustos se rompen géneros, dicen por ahí. Queda en ti decidir si el Sonic es un auto bonito o feo, lo cierto es que Chevrolet le prestó bastante atención a los detalles exteriores de este pequeño sedán. El frente muestra rasgos agresivos, donde lo que más llama la atención son los faros que, como en las motocicletas, no tienen micas; las nervaduras del cofre, por su parte, apuntan a un exterior más dinámico.

¿Quién quiere un hatchback?

Chevrolet Sonic

Entre el público juvenil, los hatchback (3 o 5 puertas) son los preferidos gracias a sus contenidas dimensiones y a una apariencia más fresca. A pesar de que la marca está apuntando mucho a este tipo de cliente, Chevrolet decidió dejar fuera al Sonic Hatchback de su oferta en el mercado mexicano. Pese a su carrocería más tradicional, el Sonic no pierde en cuanto a frescura; es verdad que el diseño de la parte trasera no es fácil de digerir (como muchos modelos que provienen de un hatchback), pero no le darás mucha importancia pues, aunque no lo creas, lo interesante del Sonic está en su interior.

El contar con carrocería de cuatro puertas le trae algunos beneficios al Chevrolet Sonic. El habitáculo no puede ser calificado como grande, pero sí ofrece suficiente espacio para tratarse de un auto que mide 4.4 metros. La verdadera ventaja con respecto a un hatchback sale a relucir cuando toca salir de viaje y puedes acomodar perfectamente las maletas en su cajuela de 466 litros.

Atmósfera agradable

Chevrolet Sonic Interior

Y ya hablando del habitáculo, la atmósfera al interior del Chevrolet Sonic es bastante agradable gracias a la mezcla de texturas y colores a lo largo de la cabina; puedes elegir entre dos combinaciones de colores: gris titanio con negro y ladrillo con negro. El diseño del tablero se ve inspirado en el Chevrolet Cruze, aunque retoma ciertos elementos del pequeño Spark; se podría decir, incluso, que el Sonic es un Mini-Cruze o un Súper-Spark.

El equipamiento califica como completo en las versiones LT y LTZ, la versión de entrada (LS) no nos termina de convencer. Cuenta con equipo de sonido con entrada auxiliar para iPod, 4 bocinas, aire acondicionado y rines de acero de 15" con tapones, suficiente si estás en plan de austeridad, pero escaso si te digo que esta versión no cuenta ni con bolsas de aire ni con frenos ABS, ni siquiera como opción.

El paquete LT, que a mi parecer es el más interesante, incorpora un equipo de sonido más completo y con 6 bocinas, sistema Bluetooth, controles al volante, equipo eléctrico, rines de aluminio de 15", dos bolsas de aire y frenos ABS; además, es el único paquete en el que puedes elegir entre una caja automática y una manual. El modelo más equipado, el LTZ, tiene ciertos extras que llamarán la atención de tus amigos cuando te toque darles un "aventón", agrega bolsas de aire laterales, quemacocos, rines de 16", computadora de viaje y un sistema de infotenimiento con pantalla táctil que se sincroniza con tu smartphone, comparte fotografías, tiene entrada auxiliar y puerto USB... eso sí, te queda a deber el reproductor de CDs.

Ni muy muy ni tan tan

Chevrolet Sonic

Al igual que el SEAT Ibiza 2.0, el Chevrolet Sonic peca a la hora de hablar de su mecánica. Si bien su motor no es tan veterano ni tan "gastalón" como el del hatchback español, en otros países se ofrece con motores más grandes y pontentes, como el 1.8 del Chevrolet Cruze e, incluso, el 1.4 Turbo de 138 caballos. El modelo mexicano viene con un motor de 1.6 litros que desarrolla 115 caballos de fuerza, no brilla en cuanto a consumos de combustible, pero tampoco podemos decir que sea un modelo poco eficiente.

Chevrolet dice que el Sonic es "el sedán más divertido". Ante un Charger SRT8, poco tiene que hacer, pero enfrentándolo ante sedanes de su segmento, el Sonic es uno de los que mejor sabor de boca dejan tras el volante. El sistema de frenos es muy eficiente, la suspensión es cómoda y el chasis, en general, es muy fiel a las indicaciones, un motor más potente le sentaría muy bien.

Buen balance

Chevrolet Sonic
El modelo más recomendable es el Sonic LT, ofrece buen equipamiento y está disponible con caja manual.

Con un precio de 204 mil pesos (180 mil si lo pagas al contado), el Chevrolet Sonic LT con transmisión manual es una excelente opción. Ofrece una amplia cajuela, un habitáculo con espacio suficiente, buen equipamiento, un interior bastante atractivo y un comportamiento dinámico satisfactorio. El motor no es una joya, pero cumple con su cometido y, para su uso en ciudad, no defrauda.

  • EL MÁS ATRACTIVO Chevrolet Sonic LTZ - $243,500

  • EL MÁS ECONÓMICO Chevrolet Sonic LS Manual (sin ABS ni airbags) - $182,500

  • EL MÁS RECOMENDABLE Chevrolet Sonic LT Manual - $204,500

  • GAMA DE OPCIONES Chevrolet Sonic LS Manual - $182,500 Chevrolet Sonic LT Manual - $204,500 Chevrolet Sonic LT Automático - $219,500 Chevrolet Sonic LTZ Automático - $243,500

Sitio oficial | Chevrolet Sonic En Motorpasión México | Especial: Mi primer auto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir