Compartir
Publicidad

Volkswagen Treffen & TrackDay 2013

Volkswagen Treffen & TrackDay 2013
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es un secreto que sólo dos son los clubes oficialmente reconocidos por Volkswagen de México: el Club Karmann VW Vintage de México y el Club GTI México.

Y tampoco es un secreto que desde hace dos años, la armadora alemana establecida en nuestro país unió fuerzas con ambas agrupaciones para celebrar, por un lado el Treffen, un evento dedicado a los modelos clásicos de Wolfsburg y por el otro el TrackDay, con todos los modelos del GTI.

Y en este tenor, el pasado fin de semana el Autódromo Internacional Miguel E. Abed de Amozoc, Puebla, fue el escenario elegido para conjuntar los dos shows, en un evento que no dejó a nadie desilusionado.

Fueron poco más de 300 los autos reunidos. Por un lado los integrantes del Club GTI México con representantes de las seis generaciones del mítico modelo alemán (más algunos invitados de otras agrupaciones).

Por el otro lado los modelos clásicos. Desde un vistoso grupo de Brasilias, hasta dos Tipo 181 de color naranja, varios modelos de Tipo II, sin olvidar distintos ejemplares del Sedan Última Edición.

Y por supuesto que no podemos olvidar los múltiples Escarabajos exhibidos. Clásicos, custom y el que para nosotros fue el mejor auto del evento: Volkswagen Sedan Split Window de 1952. Un modelo clásico en perfecto estado de conservación, propiedad de nuestro buen amigo Alx Thompson.

Pero no hubo sólo autos clásicos. La zona media fue ocupada por los stands donde se ofertó toda suerte de piezas y accesorios, sin faltar, desde luego, el sitio con los souvernirs de Volkswagen.Más allá, el escenario principal donde fue develado el Beetle Turbo R y finalmente la zona de alimentos.

Un gran evento aderezado con el sonido de los motores Volkswagen que durante la mayor parte del día no dejaron de rugir sobre la pista. Modelos GTI de todas las generaciones, tripulados por intrépidos conductores no dejaron de probar las curvas y las rectas del autódromo, todo ello bajo la estricta mirada de los oficiales de pista, gracias a los cuales, la jornada de velocidad transcurrió sin contratiempos.

Ah, pero como ésta es una de esas oportunidades que no deben dejarse pasar, en determinado momento varios vochitos custom también salieron a la pista para probar la velocidad y resistencia de sus motores 1500 ó 1600 y, desde luego, la destreza de sus pilotos.

La entrega de reconocimientos y trofeos se llevó a cabo al filo de las cuatro de la tarde, justo cuando espesas nubes que anunciaban tormenta comenzaron a formarse sobre el autódromo, marcando con ello el regreso a casa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio