Compartir
Publicidad
Publicidad
Manejamos el Suzuki Ignis, un "nano-SUV" que quiere ser el mejor primer auto que tengas
Suzuki

Manejamos el Suzuki Ignis, un "nano-SUV" que quiere ser el mejor primer auto que tengas

Publicidad
Publicidad

Las sorpresas siempre llegan en distintos tamaños, colores, sabores, olores y más. Y qué sorpresa fue la llegada del Suzuki Ignis a México, un vehículo que la marca describe como un nano-SUV, ya que ellos mismos aseguran que con el Ignis se redefine el concepto de los SUV.

Viajamos hasta Punta Mita, Nayarit, donde pudimos convivir con él durante un par de horas. A grandes rasgos te puedo contar que es un producto juvenil, con buen empuje a pesar de su motor pequeño, un consumo razonable, equipamiento a la altura de la competencia y un interior con materiales muy bien resueltos. Claro que tiene algunos puntos a mejorar, pero si gustas conocerlo a fondo, quédate unos párrafos más.

Tienes que verlo en vivo para entenderlo

Img 3561 Copia

Debo admitir que cuando se presentó a nivel mundial, el Suzuki Ignis no me resultó tan atractivo, hasta cierto punto me creó una expectativa de un producto que no sabía para dónde iba. Sin embargo ya al tenerlo de frente, la perspectiva cambia.

Es innegable que es un auto pequeño, pues apenas mide 3.7 metros de largo por 1,7 de ancho. Pero que sí logra su cometido de verse como una camioneta pequeña, varios detalles en el exterior refuerzan esa idea y logra aparentarlo. Se nota más grande que un Volkswagen Up! o un Fiat Uno.

Img 3511 Copia

Al frente cuenta con algunas líneas redondas y algunas formas más angulares, con detalles prestados de sus hermanos mayores. Por ejemplo, el cofre se asemeja al del Grand Vitara. Además resaltan sus faros redondos y los contrastes de color que puedes agregar como opción en su versión más equipada, aunque de eso ya hablaré más tarde.

En los costados, ya acercándose a la parte posterior, incluye tres hendiduras que hacen referencia al SC 100 GX de 1980, un hatchback coupé con tintes deportivos. Finalmente, en la parte trasera encontramos un diseño indudablemente japonés, líneas rectas, pero bien definidas que le dan una silueta piramidal al remate de la carrocería, cosa curiosa, ya que a verla completamente de frente no se nota tanto.

Img 3557

En concreto, y tal como nos contó la marca, el Suzuki Ignis está enfocado en un público joven, los millenials, para ser más precisos, pues su tamaño, formas, colores y combinaciones lo hacen ver muy juvenil, llamativo y con ciertos tintes aventureros. Además, busca colocarse como la mejor opción para esos conductores jóvenes que buscan su primer auto. Aunque claro, no por ello no significa que también pueda adaptarse a consumidores adultos. Técnicamente, hay combinaciones para todos gustos.

No es el interior al que Suzuki nos había acostumbrado

Img 3544 Copia

Si algo hemos hecho notar de algunos productos de la marca japonesa, es el hecho de que los plásticos de la cabina a veces no parecen al nivel de su competencia. Con el Ignis se agradece que ese no sea el caso. Definitivamente encontraremos plásticos duros y tela casi en un 90% o 95% del interior debido a su segmento y precio, pero son plásticos que dan una percepción de mayor calidad y que incluso podrían superar a los de sus rivales directos. Los acabados del tablero no son tan brillosos, tienen una buena sensación al tacto y la combinación en dos colores tiene un efecto bastante llamativo. Por otra parte, a nivel diseño retoma lo que ya hemos visto afuera: una combinación de líneas y colores contrastados y bien logrados.

El volante con controles nos ofrece una cobertura de piel para la versión tope de gama, detrás el cuadro de instrumentos nos deja ver detalles en azul con blanco y una pantalla monocromática para la computadora de viaje. En el centro nos encontramos con una pantalla táctil de 7" para el sistema de infotenimiento de estilo tablet, con buena resolución y respuesta a los comandos. Más abajo el aire acondicionado automático de una zona y un pequeño deposito para nuestras pertenencias, junto a la entrada USB, auxiliar y cargador de 12 V. A los extremos en las orillas de las ventilas podemos ver acabados que simulan ser fibra de carbono.

Img 3545 Copia

Su cajuela tiene capacidad de 271 litros, y con asientos traseros abatidos, crece hasta 505 litros.

Al frente la postura de manejo es cómoda y goza de buena visibilidad en toda dirección, la parte trasera es de buen tamaño y ofrece espacio para acomodar otros dos adultos. Eso sí, mayores de 1.80 o 1.85 m lo encontrarán reducido en espacio para piernas. Los asientos están cubiertos en tela y son cómodos.

Bien equipado para ser tu primer auto

Img 3521 Copia

El Suzuki Ignis en ambas versiones cuenta con dos bolsas de aire, frenos ABS y cristales eléctricos . En la versión tope de gama podrás encontrar la pantalla táctil de 7" con GPS, Apple CarPlay, Android Auto, Mirror Link, cámara de reversa. De igual forma tenemos aire acondicionado de automático de una zona, faros LED, rieles en el techo y la opción de adquirir kits de personalización que aportan colores contrastados a la parrilla, contorno de luces de niebla, vinilos en los costados, y alerón. En el interior el kit de personalización añade manijas, caja inferior de la consola central, contorno de ventilas y tapizado de los asientos en colores más llamativos.

A nivel conectividad el equipamiento es de bastante buen nivel, muy atractivo para los conductores jóvenes, sin embargo, me hubiera gustado más ver al menos un par de bolsas de aire extra para los costados y control de estabilidad, ya fuera sacrificando algunos detalles estéticos como los kits de personalización, o aunque costara, con un aumento de precio pero que garantizara más equipamiento de seguridad.

Sin duda alguna es un auto para ciudad, pero tiene con qué defenderse

Img 3517 Copia

La parte más interesante de nuestro viaje, fue poder manejar el Suzuki Ignis por varios kilómetros de las carreteras del estado de Nayarit. En primera instancia al ponerse al volante, notamos que a pesar de ser un auto pequeño, da la apariencia de que estás sentado en algo más alto, claro que si pasas a lado de una Suburban se borra la ilusión. La dirección se siente suave pero no por ello artificial, tiene un balance más enfocado en la comodidad. Por otra parte, el clutch es suave y el freno tiene un buen equilibrio.

En cuanto arrancamos el propulsor y comenzamos a avanzar, se notó la ligereza del auto, apenas pesa 895 kg. Ese factor más su motor de cuatro cilindros de 1.2 litros de 82 hp y 83 lb-pie, hacen que no se sienta torpe al querer acelerar. Claro que no saldrás disparado si hundes el pie en el acelerador, pero sí podrás tener una incorporación a la ruta aceptable sin sentimientos de pesadez. Cabe aclarar que la prueba fue a nivel del mar, cosa que beneficia a los autos con motores atmosféricos, sin embargo, en ciudad la historia no debería ser tan distinta, un poco más lento, pero sin caer en un movimiento torpe.

El Ignis se acopla a dos cajas, una manual de cinco velocidades y una CVT, en nuestro caso condujimos la versión manual que nos dio buenas sensaciones en todo momento.

Img 3533 Copia
Nuestra ruta fue un poco corta para determinar con exactitud su consumo, sin embargo, las cifras de la marca son las siguientes: 19.8 km/l (CVT y manual) en ciudad y 22.4 km/l en carretera para la CVT, 24.7 km/l para la manual.

Al momento de entrar en curvas llega a sentirse un poco de balanceo de la carrocería si entras muy rápido, a una velocidad normal no debería ser tan notorio el efecto. Cabe mencionar que al ser un auto tan ligero y de formas cuadradas, cuando manejas a más de 100 km/h podrás llegar a sentir que las ráfagas de viento también balancean la carrocería. Finalmente en la cabina se tiende a escuchar un poco más de lo deseado el rodar de las llantas.

¿El Suzuki Ignis como mi primer auto?

Img 3554 Copia

El Suzuki Ignis se defiende bien de sus rivales directos, es decir, el Volkswagen Cross Up!, Chevrolet Spark Activ y Hyundai Grand i10. Tiene el plus de contar con muchas opciones de personalización y un consumo prometedor, que en estos días ha tomado tanta relevancia. El diseño podrá recordarnos a los kei cars japoneses, pero en definitiva tiene sus destellos. A nivel precio puede que este elevado, pero ofrecerá un buen consumo y equipamiento de entretenimiento frente a autos de mayor tamaño y precio similar. A final de cuentas deberás quedarte con el auto que más vaya acorde a tus necesidades.

Si buscas algo menos llamativo pero con un diseño más alegre, el Cross Up, puede ser una alternativa. Algo aún más sobrio y que va directo al grano, al transportarte de punto A al B, sería el Hyundai Grand i10. Algo con un buen balance visual entre look urbano y campero, sería el Spark Activ, que de igual forma ya ofrece On Star. Si tus necesidades de transporte requieren más espacio para equipaje o más de tres personas extra, definitivamente deberás buscar en otro segmento.

Precios y versiones Suzuki Ignis, disponible a partir del 16 de febrero:

Suzuki Ignis GL T/M - $194,990:

  • Aire acondicionado manual

  • Volante con controles de audio y manos libres

  • Rin de acero de 15” con tapones

  • Rieles de carga

  • Contorno de parrilla negro

  • Faros de halógeno multireflector

  • Faros de niebla

  • Bolsas de aire frontales + ABS/EBD

  • Puerto USB

  • Reproductor de CD compatible con MP3 + Bluetooth

Suzuki Ignis GLX TM - $218,990

Añade sobre Ignis GL:

  • Rin de aluminio de 16” color negro

  • Faros de LED con lupas y encendido automático

  • Rieles de carga

  • Contorno de parrilla cromado

  • Luces de circulación diurna

  • Aire acondicionado automático

  • Pantalla touch 7” con navegador, cámara de reversa e integración con smartphones

  • Carrocería a dos tonos con opcional de kits de personalización.

Suzuki IGNIS GLX CVT — $233,990:

  • Transmisión CVT

7.6

Calidad7.5
Equipamiento8
Seguridad7
Motor8
Comportamiento7.5
Espacio interior7
Cajuela7
Comodidad8.5
Precio8

A favor

  • Nivel de equipamiento respecto a la conectividad
  • Un motor que a pesar de ser pequeño no se siente torpe
  • Diseño llamativo y juvenil
  • Opciones de personalización

En contra

  • Sólo dos airbags y ABS
  • Entra más ruido del deseado a la cabina
  • El compartimento inferior de la consola central no se nota tan solido, es fácil moverlo

Ficha técnica

Versión probada

GLX T/M

Motor

4 cilindros

Suspensión delantera

McPherson con resorte

Cilindrada

1.2 litros '

Suspensión trasera

Barra torsional con resorte

Potencia máxima (hp @ rpm)

82hp @ 6,000RPM'

Longitud

3,700mm

Par máximo (lb-pie @ rpm)

Torque 83lb/ft @4,200RPM'

Cajuela

271 litros'

Transmisión

Manual 5 vel

Consumo urbano

19.8 km/l'

Tracción

Delantera

Consumo en carretara

24.7 km/l'

Frenos

Disco/tambor

Consumo combinado

21.8 km/l'

Peso

895 kg'

Capacidad del tanque

32 litros'

Velocidad máxima

N.D

Emisiones CO2

118.6 g/km'

aceleración 0-100 km/h

N.D

Precio

$218,990

'cifras oficiales del fabricante

En Motorpasión México | Probamos el Suzuki Vitara Turbo, el SUV como siempre debió ser

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos