Publicidad

Especial Seguridad Vial: El Control de Tracción

Especial Seguridad Vial: El Control de Tracción
Sin comentarios

El Sistema de Control de Tracción fue presentado por Bosch en 1986. Este innovador descubrimiento buscaba prevenir la pérdida de adherencia de las ruedas, principalmente en situaciones de piso resbaloso o de aceleraciones intensas.

Cuando las ruedas patinan no pueden generar fuerza de propulsión ni mantener la estabilidad lateral. Por esta razón, al arrancar y acelerar sobre una superficie resbaladiza, el automóvil se desvía lateralmente y comienza a patinar.

El ASR (Anti-Slip Regulation), es decir el control de tracción, constituye una evolución del sistema ABS y de hecho se complementa con éste y un tercer elemento para constituir la base del programa electrónico de estabilidad (ESP).

Así funciona el Control de Tracción

De esta forma, cuando el vehículo comienza a patinar sobre su eje vertical, entra en acción el sistema ASR que puede frenar la rueda que ha perdido adherencia o influir directamente en uno o más cilindros, retardando su chispa o reduciendo la inyección de combustible para compensar la pérdida de tracción.

Los sensores del sistema ASR monitorean constantemente las revoluciones de las ruedas y envían la información a una ECU. Cuando el sistema detecta que una de las ruedas gira más rápido que otra, envía una señal al sistema ABS para que frene la rueda con problemas, hasta lograr una estabilización con respecto a la otra.

Al mismo tiempo, y a través de la electrónica del motor, se reduce la potencia del mismo, de forma que no se pueda generar un mayor par motor en las ruedas motrices. Regularmente el sistema ASR funciona en situaciones cuando el auto circula sobre piso mojado, congelado o bien sobre algunos terrenos inestables como grava o tierra.

En los vehículos convencionales, el ASR funciona de la misma forma independientemente de que dispongan de tracción delantera, trasera o integral.

Pero ¿de dónde viene el Control de Tracción?

El sistema ASR, también conocido como TCS (Traction Control System) encuentra su origen en el sistema positraction que en los autos de gran tracción trasera, limitaba el giro de una rueda con respecto a la otra, reduciendo de esta forma el deslizamiento.

Posteriormente, General Motors introdujo su sistema MaxTrac, capaz de detectar el deslizamiento de las ruedas y modificar el mecanismo de transmisión para lograr la mejor tracción posible en las ruedas, sin que éstas patinaran,

Mercedes-Benz fue la primera marca en utilizar este sistema en sus automóviles.

Vía | Wikipedia | Autoscout24

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios