Publicidad

Mitsubishi L200 2020, manejamos a la pick up que ve al trabajo duro como ir de día de campo (+video)
Pruebas de coches

Mitsubishi L200 2020, manejamos a la pick up que ve al trabajo duro como ir de día de campo (+video)

Mitsubishi es una de esas marcas que tiene muchísima historia sobre sus espaldas, también han tenido productos que marcaron generaciones y tendencias. Tras varios años de ir recuperándose poco a poco de tiempos no tan favorecedores, empiezan a tener estrategias más agresivas en los mercados donde tienen presencia. México se ha convertido en uno de sus mercados más importantes a nivel mundial y por ello nos traen a la Mitsubishi L200 2020, una actualización profunda que estrena imagen, más seguridad y mejoras en manejo. Acompáñanos a conocer nuestras primeras impresiones.

En video

Un estilo más contemporáneo

Img 3305

La Mitsubishi L200 2020 nos sorprende primero por su imagen, han tomado lo más reciente de la marca para darle un frente completamente nuevo bajo la filosofía Dynamic Shield que ya podemos encontrar integrada al Eclipse Cross, Montero Sport y Outlander. Eso significa tener una parrilla grande contrastada sobre el color de carrocería y faros de halógeno más estilizados.

Img 3178

En los costados no hay cambios grandes, simplemente aparecen un par de nervaduras ligeras en salpicaderas y un nuevo diseño de rines. La parte trasera ahora cuenta con un nuevo diseño de calaveras. Sus dimensiones se quedan con las mismas medidas, es decir 5,220 mm de largo por 1,815 mm de ancho y 1,775 mm de alto.

Img 3161
Se trata de una actualización mayor del modelo que ya conocíamos.

Un interior pensado en el castigo

Img 3198

El interior del Mitsubishi L200 deja ver claramente su propósito al contar sólo con plásticos duros en todas las zonas. Este es un vehículo de trabajo y por ello debe tener materiales resistentes al maltrato constante que se llevan cuando se explotan sus capacidades y utilidad.

Si bien estéticamente no es muy atractivo, al tacto y a la vista se perciben como materiales duraderos. Para el modelo 2020 estrena un nuevo volante con controles de audio y forro de piel, sistema de aire acondicionado automático y palanca de velocidades forrada en piel.

Img 3199

Todos los ajustes son manuales en asientos y afortunadamente cuenta con ajuste de altura y profundidad para el volante. La comodidad es buena para viajes largos. Todos los L200 que se venden en México son de cabina doble por lo que en la parte trasera puedes llevar hasta tres personas, aunque será mejor si reservas el espacio para dos, pues el túnel de transmisión es algo alto.

L200 cuenta con equipo eléctrico para ventanas, espejos y seguros, además de un radio AM/FM compatible con MP3, bluetooth y puerto USB para cargar teléfonos; ninguno de los modelos disponibles hasta la fecha lleva pantalla táctil, simplemente tenemos un radio tradicional.

Una gran diferencia en el manejo

Img 3236

Antes de pasar a las impresiones hay que aclarar los datos duros. En el modelo 2020 encontraremos dos modelos con ofertas distintas de motor. El primero es el Mitsubishi L200 4X2 con motor a gasolina de cuatro cilindros de 2.4 litros, 126 hp y 143 lb-pie de par. Este bloque se acopla exclusivamente a una caja manual de cinco cambios que lleva el poder a las ruedas traseras. La otra versión es el L200 4X4 que usa un motor turbodiesel nuevo de 2.4 litros y que entrega 178 hp y 317 lb-pie de par. Este motor sólo está disponible con tracción en las cuatro ruedas y caja manual de seis cambios. Además cuenta con caja reductora, selector de modos de manejo y diferencial trasero de deslizamiento limitado.

Otro de los cambios importantes es la llegada de una revisión a los amortiguadores de la parte trasera, mismos que han sido mejorados para ofrecer mejor control, un manejo más suave y más estabilidad. Fue muy notorio como la parte trasera no se siente tan saltona como lo hacen otras pick up, además el paso por topes o baches no se siente tan brusco y a velocidades superiores a los 110 km/h se siente mejor plantado que antes.

Img 3267

Durante la prueba nos asignaron una variante a gasolina que no tuvo problema para que recorriéramos varios kilómetros de carretera y terracería. Definitivamente no tiene el mismo empuje y aceleración de la versión diesel, pero puede mantener el paso una vez que toma impulso.

Es destacable que Mitsubishi L200 es una de las elecciones más recurrentes en la industria minera, pues su capacidad de soportar maltrato es más que buena.

La prueba del producto tuvo lugar en Zacatecas, México, ahí acudimos a una zona minera en la probamos parte de sus capacidades off-road y donde también pudimos ver modelos más antiguos trabajar. L200 se sigue montando sobre un chasis de tipo escalera con suspensión trasera rígida y delantera independiente con doble triángulo y barra estabilizadora. Esto le ayuda a poder pasar por terrenos en malas condiciones sin mucho problema.

Img 3228

De cualquier forma, será mejor limitarlo a condiciones de camino leves a moderadas, pues para rutas demandantes donde se tengan desniveles pronunciados o una alta dificultad de circulación, será mejor reservar ese tramo para vehículos verdaderamente pensados en el off-road. L200 es capaz, pero se desempeñará mejor como vehículo de carga lidiando con caminos accidentados habituales en zonas de construcción, excavación, agricultura, entre otros.

Img 3207

La dirección es sumamente suave y tiene un gran radio de giro, cosa que ayuda a maniobrar en lugares donde el espacio no abunda, además es uno de los productos más angostos de su categoría, por lo que puede entrar a zonas donde otras pick-up se ven limitadas por dimensiones.

Los frenos hicieron bien su trabajo en todo momento, aunque cabe destacar que tiene frenos de disco ventilados al frente y de tambor atrás. La marca nos cuenta que su capacidad de carga es de 1,040 kg para la versión a gasolina y 1,065 kg para la versión diesel.

Mejoras de seguridad que pudieron llegar a las dos versiones

Img 3187 Un grupo de Mitsubishi L200 2020, seguidas por una 2019.

Otro de los factores interesantes en L200 2020 es la llegada de más seguridad. De serie ambas versiones tienen frenos ABS, dos bolsas de aire y monitor de presión de llantas. Sólo la versión más completa, es decir, la 4X4 turbodiesel cuenta con control electrónico de estabilidad, control de velocidad crucero y asistente de arrastre de remolque.

Img 3181

La versión diesel es la más enfocada a trabajo pesado gracias a su motor y modos de manejo, sin embargo, la versión a gasolina bien podría ser un producto más multi propósito, incluso para salir un poco de su rol como vehículo de trabajo, en ese caso nos hubiera gustado verlo también con el control electrónico de estabilidad.

Mitsubishi L200 una pick-up que se entiende bien con el trabajo

Img 3183

La Mitsubishi L200 deja claro que se pensó para el trabajo pesado y por ello si buscas una gran compañera para llevar carga pesada y darle mucha batalla, suena como una gran opción, especialmente la variante 4X4 a diesel. Sin embargo, si lo ves como algo más multi propósito puede que Ford Ranger sea mejor opción, pues también lleva más equipo de comodidad y comodidad. Los precios de Mitsubishi L200 2020 quedan en $395,400 para la versión a gasolina 4X2 y $495,400 para la 4X4 turbo diesel.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios