Compartir
Publicidad
Publicidad

El Opel Grandland X es el sucesor espiritual del Chevrolet Captiva Sport

El Opel Grandland X es el sucesor espiritual del Chevrolet Captiva Sport
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Opel continúa su expansión en el segmento de los SUV, esta vez con el Grandland X. Se trata, en estricta teoría, del sucesor del Antara, que conocimos en México bajo el nombre de Chevrolet Captiva Sport; un SUV compacto con el que la firma alemana busca reforzar su presencia en el segmento de Nissan Qashqai, SEAT Ateca, Volkswagen Tiguan y Peugeot 3008.

El Opel Grandland X mide 4.48 metros de largo. Su distancia entre ejes es de 2,675 mm, lo que asegura buen espacio para sus 5 pasajeros, así como una cajuela amplia. Opel habla de una capacidad de 514 litros con los respaldos en su lugar, y de 1,652 litros con la segunda fila abatida.

Opel Grandland X 5

La tecnología del Grandland X se encamina a la conducción, la seguridad y el confort

Detrás del Opel Grandland X ha habido un gran trabajo de desarrollo tecnológico, que incluye elementos cada vez más comunes como control de velocidad crucero adaptativo, frenado de emergencia, detección de peatones, asistente de estacionamiento y detección de cansancio del conductor; pero también estrena algunos como el sistema Adaptive Forward Lighting LED, que sirve para iluminar en curvas, encender y apagar automáticamente las luces altas y nivelar la altura óptima de la iluminación según las circunstancias.

El interior recibe asientos delanteros ergonómicos certificados por la AGR —sin dolores de espalda—, volante y asientos delanteros y traseros calefactables, apertura de cajuela manos libres, cargador inalámbrico para smartphones y el sistema de infotenimiento de la casa, IntelliLink, con el sistema de teleasistencia OnStar.

Opel Grandland X 7

Estrena plataforma de Peugeot y capacidades todoterreno

Opel se ha reservado la información de los motores para fechas más cercanas al lanzamiento del Grandland X, lo que sí sabemos es que estará construido sobre la misma plataforma modular de Grupo PSA que ha dado vida al Peugeot 308, 3008 y 5008, así como a algunos SUV y monovolumenes de Citroën.

Aunque se trata más de un SUV de enfoque urbano y familiar, el Grandland X goza de cierta destreza fuera del asfalto, gracias al sistema Grip Control, a través del cual el conductor puede elegir entre 5 modos de manejo. Cada uno adapta la distribución de torque en las ruedas delanteras y permite que derrape si es necesario. Si va asociado a una transmisión automática, el sistema decide cuál es la velocidad óptima y ajusta la respuesta del acelerador.

Opel Grandland X

A la venta en Europa en 2018

El Opel Grandland X se presentará de manera oficial en el Auto Show de Frankfurt, en septiembre, cuando también se darán a conocer todas sus especificaciones acerca de motores y transmisiones; se habla, incluso, de la llegada de una variante híbrida enchufable. Comenzará a venderse en Europa a principios de 2018.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos