Publicidad

Nissan Sentra SR, prueba (parte 1)

Nissan Sentra SR, prueba (parte 1)
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya sabemos, no es novedad en el mercado, de hecho es uno de esos "viejos conocidos" que se ha anclado a la lista de los más vendidos en México desde hace ya varios años. Pero por eso mismo es que queríamos ponerle las manos encima, para descubrir todos sus detalles y entender por qué se ha vuelto uno de los sedanes favoritos del consumidor mexicano.

Antes de siquiera haber recibido el auto para prueba, nuestra mente ya sacaba algunas explicaciones —obvias— acerca de las razones de su éxito ¿La primera de ellas? El tiempo. El Nissan Sentra ha estado en México desde hace casi dos décadas, y aunque en su momento fue la evolución del Tsuru, el modelo que nos presenta Nissan en pleno 2014 se aleja de todos sus antecesores. Ha dejado atrás su filosofía de austeridad por una más lujosa.

Look más 'racing'

nissan_sentra_sr_9.jpg

A nivel diseño, la nueva generación del Nissan Sentra fue todo un acierto por parte del fabricante japonés. No rompió esquemas de diseño ni muestra líneas demasiado innovadoras, pero esos pincelazos que lo acercaron a su hermano mayor, el Altima, no sólo consiguieron una imagen fresca, también lograron que muchos hicieran juicios de valor positivos acerca de su estética.

Pero como en la vida hay todo tipo de personas, esa estampa discreta del Nissan Sentra no es la fascinación de quienes se declaran fanáticos del diseño deportivo. Ahí es donde cobra sentido la existencia de la versión que tuvimos a prueba —Nissan Sentra SR— que recibe una fascia más agresiva con tomas de aire más grandes, faldones, spoilers, un alerón y rines de 17" con diseño "Sport".

Su estética diferenciada provocó cierta confusión entre los seguidores de la marca, quienes sabían que en el pasado el Nissan Sentra SE-R era el único de la gama en recibir un diseño más deportivo, además de un tren motor mucho más alegre y preparaciones 'racing'. El paquete SR sólo añade detalles estéticos; para el Sentra deportivo —si es que llega— tendremos que esperar.

Diamante en bruto

nissan_sentra_sr_11.jpg

Los interiores definitivamente representan un gran salto respecto a las generaciones pasadas, tanto a nivel diseño como en cuestiones de calidad, pero hay ciertos detalles que Nissan podría solucionar sin mayor problema, tales como algunos botones que parecen extraídos del Tsuru, o las vestiduras: los asientos y los paneles de las puertas están forrados en una tela muy agradable al tacto, y lo agradecemos, pero por 291 mil pesos esperaríamos piel por lo menos en volante y palanca de velocidades, pero no es el caso. Ni los materiales ni los ensambles se perciben económicos, pero la falta de elementos en piel crea una sensación de excesos de plásticos.

Por todo lo demás, el interior del Nissan Sentra deja un buen sabor de boca. El tablero aún apuesta por una filosofía minimalista, pero el diseño evita crear esa sensación de estar a bordo de un auto barato; de hecho, el acomodo de los mandos deja todo a la mano del conductor. Eso sí, nos hubiera encantado encontrar detalles racing también en el habitáculo, no sólo en el exterior.

¿Qué tan cómodo es?

nissan_sentra_sr_17.jpg

¡La pregunta del millón! Quien compra un Nissan Sentra está buscando comodidad y espacio interior, dos de las mejores cartas de presentación de este sedán japonés. El habitáculo es bastante amplio, y aunque al frente el espacio es realmente bueno, lo mejor se vive en la banca trasera, donde el espacio para piernas abunda y para cabeza es suficiente. Nuestra única queja en este sentido contra las cabeceras traseras; van fijas a los asientos.

En cuanto a comodidad, cumple con los caprichos de cualquier usuario. Encontramos un completo sistema de infotenimiento que incluye navegador y sistema NissanConnect, mandos al volante, control de velocidad crucero, llave inteligente, quemacocos, equipo eléctrico y un excelente sistema de sonido Bose con 8 bocinas. El "pero" está en el climatizador: Nissan pudo haber incorporado uno automático en lugar de un simple aire acondicionado; lo demás, excelente. Se aleja mucho del concepto que todos teníamos del Sentra hace 5 años, y eso es bueno.

Continuará... Continúa.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios