Compartir
Publicidad
Publicidad

SEAT Ibiza 1.0 TSI vs. Suzuki Swift Boosterjet: Analizamos al par más entusiasta del segmento

SEAT Ibiza 1.0 TSI vs. Suzuki Swift Boosterjet: Analizamos al par más entusiasta del segmento
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el día 1 en que el SEAT Ibiza 2018 puso un pie —¿una llanta?— en México, todos esperamos con ansias el anuncio de la versión con el motor 1.0 TSI. Al final tuvimos que esperar un par de meses más para tenerlo por aquí y el Suzuki Swift Boosterjet supo aprovechar la ventaja del tiempo para posicionarse fuerte con una opción mecánica muy parecida y un precio tentador. Con ambos modelos listos para nuestro mercado, ha llegado el momento de analizar 
cuál es mejor y por qué.

Tanto con SEAT Ibiza, como con Suzuki Swift, la propuesta gira en torno a jóvenes que buscan algo más que sólo un auto que los lleve de aquí para allá. Con sus pequeños, pero impetuosos motores turbo de 1.0 litro, ambos modelos ofrecen prestaciones por encima de la media y rendimientos de combustible que justifican por qué se está migrando hacia cilindradas de tales dimensiones. Sus precios, sin embargo, son muy distintos. ¿Quién es quién y para quién?

Ibiza Vs Swift

Que en apariencias no quede: ambos tienen su encanto

Hablar de diseño es hablar de gustos personales y no estamos aquí para eso, pero sí para rescatar cómo es que ambas marcas quieren borrar la etiqueta de utilitarios a sus productos para acercarlos, casi, hacia un capricho.

En el SEAT Ibiza, por ejemplo, tenemos un diseño que no quiso explorar más allá de los límites marcados por su hermano mayor, el León, pero que gana muchísimos accesorios estéticos en esta versión FR, como el diseño de rines de 17 pulgadas, las carcasas de los espejos pintadas de negro brillante, la espectacular iluminación LED en faros y calaveras e incluso un par de salidas de escape —falsas— de formas poco habituales en el segmento. Luce como un auténtico Ibiza deportivo y muy moderno entre los subcompactos hatchbacks.

Ibiza Vs Swift 2

El Suzuki Swift luce más sencillo, pero no escatima en detalles. Lleva rines de aluminio de 16 pulgadas en dos tonos, iluminación LED en faros y calaveras, así como un paquete de personalización a través del cual se puede modificar el diseño de la parrilla para hacerlo lucir más deportivo o lujoso a petición del cliente. Quizá no hay tantos elementos específicos que separen al Boosterjet del resto de los Swift, como sí sucede en el FR con los demás Ibizas, pero repetimos: cuestión de gustos.

Ibiza Fr

El Ibiza va por mayor refinamiento y lujo, pero a costa de la seguridad

El punto de quiebre llega al hablar de calidad y equipamiento. El SEAT Ibiza no sólo ostenta acabados de mejor apariencia y ensamble que Swift, también va por una mayor carga de lujo al incluir elementos inéditos en el segmento, como sistema de sonido Beats, cargador inalámbrico para smartphones, iluminación ambiental y sensores de proximidad adelante y atrás. Sobre Swift también añade quemacocos panorámico, espejo retrovisor electrocromático, una computadora de viaje más completa y sensor de lluvia. En favor del ejemplar de Suzuki, el de SEAT no lleva climatizador automático, llave inteligente ni sistema de navegación.

Suzuki Swift Boosterjet

¿Entonces es mejor el SEAT Ibiza 1.0 TSI que el Suzuki Swift Boosterjet? Desde el punto de vista de la sensación de lujo y calidad, sí, pero el ejemplar español tiene un punto débil altamente criticable: el recorte en el equipo de seguridad. Sí lleva control de estabilidad y cuatro frenos de disco, incluso suma detector de cansancio del conductor y monitoreo de presión de neumáticos —Swift no lleva estos últimos dos— pero se queda muy atrás con sólo airbags frontales. Por alguna razón, desde España han decidido eliminar las bolsas de aire laterales y las de tipo cortina, un hecho que nos tiene impresionados al ver que el precio supera los 300,000 pesos. En Swift, mientras tanto, tenemos los seis airbags.

En lo que respecta a espacio interior y practicidad, el Suzuki Swift se queda un escalón abajo de Ibiza con una distancia entre ejes 11.4 cm menor. Como tal, la carrocería del hatchback español es 22 cm más larga y 5 cm más ancha, lo que se traduce en un habitáculo más amplio y una cajuela mucho más espaciosa (355 vs. 265 litros). Ninguno de los dos son muy grandes, la verdad, pero en Ibiza será más sencillo acomodar a la gente atrás y cargar con su equipaje.

El problema con el SEAT Ibiza es el equipo de seguridad. Supera los 300,000 pesos y sólo lleva airbags frontales.
Swift vs ibiza

Ambos quieren hacerte sonreír, pero Ibiza es más extrovertido

Podríamos pensar que con un motor turbo de 1.0 litro en ambos modelos, las prestaciones y el manejo son muy parecidos. No es así. En el caso de Suzuki Swift tenemos 110 hp y 125 lb-pie, mientras que en Ibiza hay apenas un poco más de potencia (115 hp), pero con un par notablemente mayor (148 lb-pie). De tal manera, tomando cifras oficiales, el Ibiza es considerablemente más rápido de 0 a 100 km/h: le toma 9.3 segundos contra los 10.6 que tarda Swift.

Las diferencias, sin embargo, van más allá de las prestaciones. A nivel manejo, el SEAT Ibiza 1.0 TSI está mucho mejor capacitado para ofrecer sensaciones más deportivas, comenzando por una suspensión ligeramente más firme, cortesía de su apellido FR, y unas llantas más anchas y de perfil más bajo. La transmisión, además, ofrece un cambio adicional —es de seis velocidades, contra la de cinco de Swift— lo que relaja la conducción en carretera y le permite obtener mejor rendimiento. SEAT anuncia un consumo combinado de 22.8 km/l, mientras Suzuki se queda en unos nada despreciables 21.9 km/l.

Ibiza Vs Swift 5

Swift es 225 kg más ligero y se nota al manejarlo, pero Ibiza compensa con más par motor y una puesta a punto más firme.

Quizá el “pecado” del Swift Boosterjet, desde el punto de vista del entusiasta, es no cambiar ningún aspecto de suspensión o dirección para esta versión y conformarse con únicamente apostar por un motor más enérgico. En el polo opuesto, esta misma puesta a punto generalizada en toda la gama supone mayor comodidad en entornos urbanos, sobre todo en calles y avenidas maltratadas: hay una suspensión más suave, una pulgada menos de rines y llantas más anchas.

Ibiza Tsi

El Ibiza es chulo, pero el Swift es muchísimo más sensato

Recapitulemos. La propuesta de SEAT es más refinada, lujosa, deportiva, espaciosa y eficiente. ¿Qué puede salir mal? El precio y la seguridad. El Ibiza FR es un hatchback interesantísimo, pero hay que desembolsar 324,501 pesos por él y conformarse con sólo dos bolsas de aire frontales —cuando, curiosamente, la generación anterior también llevaba laterales. ¿Quién fue el que decidió que los mexicanos no merecemos protección al nivel de los estándares europeos?

Swift

Quizá el Suzuki Swift Boosterjet se quede corto en selección de materiales y espacio interior, pero en términos de prestaciones y manejo no hay una razón de peso que justifique pagar tanto de diferencia por un Ibiza. Con una etiqueta de 264,990 pesos, el hatchback de los japoneses es casi 60,000 pesos más barato que el de los españoles y sí lleva equipo de seguridad completo. En lo demás se defiende con dignidad.

En resumen, el Suzuki Swift Boosterjet se vale de la sencillez para ofrecer prestaciones decentes a un precio contenido y permite, además, llevarla con transmisión manual o automática. El SEAT Ibiza FR 1.0 TSI es para quien no sólo quiere los números, también busca pagar más con tal de disfrutar de un manejo más deportivo, acabados mejor resueltos, más equipamiento… y pase por alto esa maldita costumbre que SEAT, como otras marcas, han creado en México: rasurar equipo de seguridad. Al cliente lo que pide.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos