Compartir
Publicidad

La familia de Steve McQueen demanda a Ferrari por usar el nombre sin permiso

La familia de Steve McQueen demanda a Ferrari por usar el nombre sin permiso
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando eres famoso, tu apellido y tu nombre pueden valer muchos millones de dólares, incluso cuando ya formas parte de las huestes de San Pedro. Es por ello que tus deudos deben cuidar al máximo ese valioso patrimonio.

En este tenor, hace algunos días trascendió la noticia de que la familia del actor Steve McQueen había demandado a Ferrari por infringir su marca registrada. ¿De qué forma? Resulta que el año pasado, durante las celebraciones del 70 aniversario de la firma de Maranello se presentó un auto de edición limitada ataviado con una pintura personalizada llamada como el actor.

El auto de marras fue un Ferrari California T, creado por la división Tailor Made, quien para conmemorar las siete décadas de existencia de la marca italiana se dio a la tarea de crear algunos coches de edición especial, todos ellos inspirados en el gran legado histórico de la marca y en personalidades que estuvieron íntimamente ligadas a el.

No te metas con nuestra marca registrada

Ferrari California T Mcqueen Demanda EL Ferrari original de Steve McQueen

Tailor Made creó varios ejemplares únicos, ataviados con pinturas especiales y que rendían homenaje a personalidades como Stirling Moss y Michael Schumacher, sin faltar, claro, el Ferrari “The McQueen”, ataviado de color marrón y que rindió un homenaje especial al Ferrari 250 GT Berlinetta Lusso que fue propiedad del protagonista de “El Gran Escape”.

Junto al auto, Ferrari también presentó diverso material promocional que incluía una fotografía del histrión junto a un coche de la marca italiana. En lugar de considerarlo un honor, la familia del actor tomó aquello como una afrenta y lo primero que hizo fue ponerse en contacto con las oficinas de Maranello para expresar su desacuerdo.

Familia de Steve McQueen demanda a Ferrari

Ferrari aceptó el alegato y cambió el apelativo del auto, nombrándolo simplemente “The Actor”, aunque no dejaron de utilizar la imagen del actor, fallecido hace casi 40 años e indicando que él había sido propietario de un Ferrari. Lo anterior enardeció a la familia, que finalmente entabló una demanda contra Ferrari por infringir su marca comercial.

La demanda exige el pago de dos millones de dólares por concepto de violación de marca registrada y daños punitivos. Lo anterior sacó a la luz que ya en el año 2011 Ferrari había estado en conversaciones con Chad, el hijo de Steve McQueen, para discutir la posibilidad de lanzar una edición especial limitada llamada Ferrari McQueen, algo que por lo que se ve, nunca sucederá.

En Motorpasión México | Ferrari presentará un nuevo modelo en septiembre, ¿812 Monza a la vista?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio