Compartir
Publicidad
5 modelos que no tenían por qué tener versión convertible
Industria

5 modelos que no tenían por qué tener versión convertible

Publicidad
Publicidad

Los convertibles son un tipo de vehículos que a muchos nos gustan. Nos dan una experiencia de manejo completamente nueva que aumenta la sensación de libertad gracias a su falta de techo. Hay modelos que desde el principio se diseñaron para no tener techo mientras que muchos otros más son versiones de un sedán o coupé al que se le hicieron varias modificaciones para poder ofrecer este tipo de carrocería.

A pesar de lo llamativo que puede ser un convertible, hay algunos que no entendemos muy bien en qué estaban pensando las marcas cuando decidieron fabricarlos. Sabemos que la palabra versatilidad nunca ha sido sinónimo de convertible, pero hay casos en los que bien pudieron ahorrarse la versión descapotable y nadie hubiera dicho nada.

Estos son 5 de los convertibles que creemos tienen el menor sentido

Nissan Murano CrossCabriolet

Nissan Murano Crosscabriolet

Los SUV convertibles no son nada nuevo, de hecho podría decirse que el segmento empezó justo así con la llegada del Jeep Willys. A través de los años otros fabricantes han ofrecido versiones sin techo de sus vehículos todo terreno, como el Land Rover Defender por ejemplo. Pero en todos esos casos han sido vehículos que no sacrificaban ninguna de sus capacidades por la falta de rigidez torsional que significa quitar el techo, incluso el Jeep Wrangler está diseñado desde un principio para no tener techo. Pero cuando un crossover como el Murano ofrece una versión descapotable, es algo extraño.

El problema del Murano convertible es justo que pierde mucha rigidez torsional, y su calidad de manejo disminuye considerablemente, sin mencionar los cambios en el diseño que se tuvieron que hacer para acomodar el techo plegable que le restan espacio tanto en las plazas traseras como en el espacio de carga. Evidentemente no tuvo el éxito que la marca buscaba y se vendió muy poco, por lo que se ha convertido en un vehículo raro, pero eso no quiere decir que tenga mucho sentido.

Ford Street Ka

Ford Street Ka

La primera generación del Ford Ka era un pequeño auto urbano diseñado por Pininfarina que gustó bastante. Esa primera generación era un desarrollo de Ford Inglaterra que se exportó a muchos otros mercados, incluyendo México. Pero existió una versión convertible que no tuvo tanto éxito. El Street Ka no es tan controversial en cuanto a diseño, de hecho a mucha gente le gustaba cómo se veía, pero el aumento de peso y la pérdida de la poca versatilidad que el auto original tenía hicieron que no fuera tan popular. Otro factor fue el precio ya que esta versión era considerablemente más cara que el Ka normal.

Land Rover Evoque

Land Rover Evoque Convertible

Como ya mencionamos, Land Rover sabe lo que es producir un SUV sin techo, por lo que nos extrañó cuando decidieron hacer una versión convertible del Evoque. El más pequeño de la familia no es para nada un SUV todoterreno como el Defender, es más bien un crossover urbano con algunas capacidades off-road, las mismas que perdió casi por completo junto con el techo. Al igual que con el Murano, su rigidez torsional decrece considerablemente y la capacidad de carga y el espacio para pasajeros se ve reducida, haciéndola una versión menos eficiente en todos los sentidos.

Nissan Micra C+C

Nissan Micra Cc

La tercera generación del Micra era de por sí controversial en cuanto a su estética, por lo que una versión convertible sólo ayudó a que el público volteara a otro lado. Con esta generación, Nissan intentó hacer un subcompacto de lujo con bastante equipamiento y tecnología de punta. Aunque el auto de por si era bastante bueno, toda esta nueva tecnología aumentaba considerablemente su peso y su precio. Por si esto fuera poco, la marca japonesa decidió unirse a la fiebre de los convertible/coupé que comenzó el Mercedes SLK y popularizó el Peugeot 207 CC. El nuevo sistema para el techo duro retráctil aumentaba considerablemente el peso, al mismo tiempo que lo ponía en un grupo de precios mucho más alto al que debería pertenecer. Basta decir que no fue el éxito comercial que la marca esperaba.

Yugo Cabrio

Yugo Cabrio

El Yugo es un auto de origen yugoslavo que nos demuestra lo malo que podía ser un auto concebido bajo el régimen soviético. La versión hatchback de por si es mala con pésima calidad de ensamble y lo más mínimo en cuanto a tecnología en cualquier apartado. Nos sorprende saber que existió una versión convertible. El Yugo Cabrio llegó al final del ciclo de vida del pequeño auto, y aunque para ese momento ya existían versiones con algo de equipamiento (que generalmente fallaba), una versión convertible es algo que no hubiéramos imaginado la marca se aventurara a crear. Evidentemente hay muy pocos de esos y se han vuelto toda una pieza de colección, pero bajo ninguna circunstancia eso los convierte en autos de calidad.

En Motorpasión México | Volkswagen ha dado luz verde a una versión convertible del nuevo T-Roc

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio