Publicidad

Manejamos la Hyundai Santa Fe: El turbo y el SUV jamás habían tenido tanto sentido
Hyundai

Manejamos la Hyundai Santa Fe: El turbo y el SUV jamás habían tenido tanto sentido

Publicidad

Publicidad

Hyundai ha logrado plantarse bien en nuestro país y nos ofrece una buena gama de productos, misma que continua creciendo y que en esta ocasión nos presenta a la Hyundai Santa Fe Sport .

En cuanto tocó tierras mexicanas, tuvimos la oportunidad de ponernos tras su volante en un viaje que nos llevó hasta los Prismas Basálticos, rumbo a Huasca de Ocampo, Hidalgo. A través de unos 174 km de recorrido, pudimos conocerla un muy de cerca. ¿Te animas a descubrir la nueva Hyundai Santa Fe Sport con nosotros?

Las apariencias engañan... para bien

Santa7

Tras todo el ritual matutino que se debe seguir al pie de la letra para tener un buen día de trabajo, tomamos rumbo hacia el punto de encuentro donde la experiencia con la Hyundai Santa Fe comenzaría. Llegamos y nos encontramos con un par de colegas, detrás de ellos, en una fila, diez Santa Fe en colores rojo, gris y blanco.

Al verla, lo primero que llega a la mente es la imagen de su hermana menor, la Hyundai Tucson. Podríamos confundirlas un poco de no ser porque la Santa Fe es notablemente más robusta, con mayor presencia y un look más deportivo. De hecho, la única versión disponible para nuestro país es ésa, la Sport.

En ella podemos ver rines de aluminio de 19", techo panorámico, luces de conducción diurna en LED —al igual que los faros y calaveras—, faros de niebla, acentos en cromo y la contrastante línea de color negro en la parte baja de la carrocería, que es casi obligatoria en este segmento para darle un toque más aventurero.

¡Que comience el viaje!

Santa 6

El motor se siente muy bien, sin embargo, una transmisión con paletas detrás del volante le hubiera sentado perfecto.

Comienzo a caminar hacia la Santa Fe que lleva el número 8 en el parabrisas, abro la puerta y me acomodo adentro. Lo primero que llama mi atención, además de lo caliente que están los asientos de piel, es el tablero, una combinación de materiales suaves con otros un tanto más duros y plásticos que dan la ilusión de madera logrando que el interior se perciba bien diseñado. Aquí el espacio no es problema, tampoco la visibilidad.

Tras colocar mi asiento en posición, gracias a los controles eléctricos, presiono el botón de encendido y obtengo la señal que me permite arrancar y colocarme detrás de las demás Santa Fe. De principio, la dirección se siente bastante suave, al igual que la suspensión, que nos demostró sus capacidades al absorber el impacto de un bache enorme en el que caí apenas unos metros después de haber arrancado. Gracias, Ciudad de México.

Santa 5

Acorde a Hyundai su consumo combinado ronda los 12.8 km/l.

Una vez viendo cómo la Ciudad de México empieza a hacerse pequeña a través del retrovisor, hundo el pie en el acelerador y el motor de 2.0 de 4 cilindros turbo se despierta para hacernos despegar con sus 240 hp y 260 libras pie de torque. Pasamos los 120 km/h y tanto el motor como la caja de cambios automática de 6 velocidades no parecen estar cansadas, al contrario, nos invitan a continuar. Así lo hacemos.

Durante todo el viaje nos demostró un comportamiento bueno, los frenos la detienen con aplomo desde velocidades altas, la dirección se siente en su punto, además, en zonas urbanas, se agradece su suavidad. Mientras tanto, la suspensión se percibe también suave, cómoda para transitar por la ciudad, aunque en carretera tiende a producir en cierta medida el efecto lancha: se balancea un poco más de lo esperado, pero se entiende por su altura y su carácter de vehículo familiar.

Santa9

Desafortunadamente, recalco la falta de opción a paletas detrás del volante para administrar mejor la potencia que nos ofrece el motor turbo. Definitivamente se disfruta manejarla, pero podría disfrutarse aún más con ese detalle. También podría mejorar la sensación de manejo si se incorporara una versión de la tracción integral, pues solo se ofrece con tracción delantera. No es indispensable, pero sus rivales lo ofrecen.

Y en equipamiento, ¿qué tal va?

Santa12

En cuanto a equipamiento, nos encontramos con un buen abanico de comodidades y sistemas de seguridad, primero lo más importante.

Si de seguridad se habla, la Hyundai Santa Fe Sport nos ofrece: control de tracción y de estabilidad, frenos ABS, asistencia para subir o bajar pendientes, 7 bolsas de aire, cámara de reversa, monitoreo de punto ciego, control de velocidad crucero y anclajes para silla de bebé.

Su precio: $504,900 pesos en una única versión con tres colores disponibles.

En cuanto a comodidades, no nos faltará nada. Contamos con un sistema de infotenimiento al que se accede mediante una pantalla táctil de 7" con Radio AM/FM, lector de CD, MP3, puerto USB, entrada auxiliar y sistema de navegación. Además nos encontramos con un sistema de aire acondicionado de doble zona, espejo electrocromático con botones de apertura de garaje, techo panorámico, entradas de 12v, asientos forrados en piel con ajuste eléctrico de 8 posiciones para conductor y pasajero.

Santa10

El espacio en todas las plazas es amplio, en este sentido, no batallarás. De igual forma puedes abatir los asientos traseros para crear una superficie plana y maximizar el área de carga. Finalmente hay que tener en cuenta que es un SUV mediano de dos filas, cuando la mayoría de sus rivales en precio y equipamiento ofrecerán tres.

La Hyundai Santa Fe pinta para ser la opción ideal de alguien que busque un buen desempeño en un SUV sin tener el consumo de un motor V6, sin embargo, podría añadir otros detalles para hacer más deportivo su manejo. Su equipamiento tiene lo justo y necesario, todo en orden en este aspecto. En cuanto a espacio, hay que analizar el tamaño de nuestras necesidades, pues cuatro o cinco pasajeros viajarán bien en ella, sin embargo, si se pasa ese número de ocupantes, lo mejor es que busques una opción con una tercera fila de asientos. Hyundai: aquí tienes un área de mercado aún por cubrir.

En Motorpasión México | Manejamos el KIA Soul... y, a decir verdad, seguimos sin saber qué es
Fotografía | Mauricio Juárez

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios