Compartir
Publicidad

Hyundai Grand i10, prueba (parte 2)

Hyundai Grand i10, prueba (parte 2)
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez percibidos los detalles de calidad y habitabilidad, es momento de echar a andar al Hyundai Grand i10 para descubrir que mecánicamente se repite la filosofía de construcción del habitáculo. No hay mucho de dónde rascar, así que hay que aprovechar hasta el último caballo. Desde su ficha técnica, el auto promete 88 caballos de fuerza y 88 lb-pie de torque provenientes de un motor de apenas 1.25 litros, pero en la práctica el Grand i10 se siente bastante más ágil de lo que se esperaría de un auto de menos de 100 caballos y con un motor tan pequeño.

La transmisión tiene las primeras relaciones muy cortas para que el Hyundai Grand i10 alcance rápidamente altas revoluciones y pueda despegar con mayor facilidad, aunque habrá que ser pacientes para alcanzar ritmos alegres. Después de todo, el objetivo del Grand i10 no es romper récords de aceleración, sino de consumo de combustible. En este sentido, la computadora de viaje muestra sugerencias para realizar cambios tanto ascendentes como descendentes y hacer rendir la gasolina que sube mes con mes. En condiciones de tráfico extremas conseguimos poco más de 12 km/l; con el tráfico más disperso pudimos llegar hasta 14.9 km/l, apenas 1 km/l debajo de la cifra oficial.

Suavidad de manejo, la clave del Hyundai Grand i10

hyundai_grand_i10_12.jpg

Si necesitáramos sólo una palabra para describir el manejo del Hyundai Grand i10, ésa sería suavidad. El tráfico de la ciudad por sí solo cansa a cualquiera, ¿Para qué elegir además un auto manual con clutch duro que termine cansándote a la mitad del camino? El tacto del pedal del clutch del Hyundai Grand i10 resulta ideal para trayectos urbanos por su suavidad, mientras que la palanca de velocidades brilla por su precisión; llega a parecer, incluso, que sabe qué velocidad engranarás y jala la palanca hacia esa posición. La suspensión, por su parte, filtra bien las imperfecciones del camino, pero se percibe 'saltona' en zona de baches y un tanto nerviosa a velocidades altas, típico en este tipo de vehículos con suspensión blanda.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, la suavidad se convierte en un arma de doble filo cuando toca hablar de la dirección. Por un lado agradecemos poder mover sin gran esfuerzo al Hyundai Grand i10 en un escenario lleno de autos y semáforos, pero por el otro se echa de menos mayor firmeza y precisión al volante, sobre todo cuando se conduce de una manera más alegre o se realizan maniobras de emergencia (esquivar un bache, por ejemplo). En general, la dirección se percibe poco comunicativa y demasiado asistida.

Valoración general

El Hyundai Grand i10 es uno de los mejores urbanos que hay actualmente en el mercado mexicano. Llega a cubrir la gama de acceso a la familia Hyundai y a darle dolor de cabeza al Chevrolet Spark, al Ford Ikon y, de cierta forma, al Nissan March y al Volkswagen Gol.

Su diseño, agrade o no, luce fresco gracias a la profunda actualización que recibió apenas el año pasado. El habitáculo, por su parte, rompe con la monotonía de un auto de bajo costo gracias a la introducción de plásticos en color ladrillo y materiales de buena manufactura, además aprovecha eficientemente el espacio que, sin ser mucho, es suficiente para quien requiere un auto para moverse de A a B sin grandes complicaciones.

El equipamiento cuenta con todo lo que se necesita para sobrevivir al tráfico, aunque los mandos de audio al volante y la apertura por control remoto brillan por su ausencia. No logramos comprender cómo un auto modelo 2015 que cuesta 164,900 pesos... es decir, ¿hace cuánto no abríamos un auto metiendo la llave en la cerradura?

El apartado mecánico lo tiene bien cubierto gracias a un motor que, sin ser un cohete, le permite moverse más rápido que un Spark, por ejemplo, ofreciendo además consumos de combustible bastante reducidos. Si a lo anterior se suma la garantía de 5 años, la balanza queda equilibrada, aunque la oferta quede peligrosamente cerca de las versiones de entrada de autos más grandes e igual de equipados, como un Suzuki Swift o un SEAT Ibiza.

A favor

  • Calidad de los materiales
  • Facilidad de conducción en ciudad
  • Tacto de la caja de velocidades
  • Aprovechamiento del espacio interior

En contra

  • La dirección es poco comunicativa
  • No hay control remoto (ni para cajuela)
  • No hay controles de audio al volante

Puntuación final Diseño exterior: 9
Diseño interior: 8
Calidad: 8
Habitabilidad: 7
Maletero: 6
Motor: 6
Seguridad: 6
Comportamiento: 6.5
Comodidad: 8
Precio: 9
Total: 7.35 puntos

Ficha técnica

  • Cilindrada: 1,250 cm³
  • Motor: 4 cilindros (88 hp)
  • Par máximo: 88 lb-pie @ 4000 rpm
  • Peso en vacío: 1,063 kg
  • Velocidad máxima: No disponible
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 15.5 seg
  • Transmisión: Manual de 5 velocidades
  • Tracción: Delantera
  • Consumo urbano: 12.1 km/l
  • Consumo extraurbano: 17.7 km/l
  • Consumo mixto: 14.9 km/l
  • Combustible: Gasolina
  • Capacidad del depósito: 43 litros
  • Capacidad del maletero: 256 litros

Precios del Hyundai Grand i10

Versión probada: GLS - $164,900

  • Hyundai Grand i10 GL - $131,900
  • Hyundai Grand i10 GL MID – $141,900
  • Hyundai Grand i10 GLS – $164,900
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio