Compartir
Publicidad

Ford Fiesta ST: Primeras impresiones en pista desde Toluca

Ford Fiesta ST: Primeras impresiones en pista desde Toluca
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tres Mustang Shelby GT500, un tramo del Centro Dinámico Pegaso y un atípico sol en la siempre fría ciudad de Toluca. Así pintaba nuestra toma de contacto con el Ford Fiesta ST en pista. Perteneciente al segmento de los subcompactos deportivos, este pequeño hatchback nos hacía agua la boca desde hace mucho tiempo al saber que bajo el cofre lleva un 1.6 EcoBoost con 200 caballos de fuerza.

El plan, en un principio, era manejar un Ford Mustang GT; el Fiesta ST no tenía gasolina. Eran más nuestras ganas de meterle las manos encima al más pequeño de los ST, que decidimos esperar cerca de media hora para que el auto fuera a comer (o repostar, como quieras verlo). La espera fue más amena que cuando matas tiempo en lo que tu chica se termina de arreglar. En un abrir y cerrar de ojos ya teníamos las llaves en nuestras manos.

Pisa clutch, pisa freno y oprime el botón de encendido; arrancamos, pero en reversa porque había que enfilarse hacia la pista. El rugir del motor al ser encendido, a decir verdad, no fue tan estruendoso, pero había que ponerlo a andar para descubrir sus verdaderos encantos, y recordar que bajo el cofre no había un V8, sino un pequeño y eficiente tetracilíndrico.

Ford Fiesta ST: Más de lo que pides

Ford Fiesta ST

Los primeros segundos manejando en el circuito nos invadió una sensación de terror. Era tanta la ilusión por manejar el Fiesta ST, que casi pasábamos por alto que estábamos compartiendo escenario con tres bestias de 8 cilindros y más de 600 caballos de fuerza, pero nuestro compañero rojo se movía sin miedo. Llegamos a la primera curva, y para medir terrenos, decidimos tomarla con calma; si el Fiesta pudiera hablar, seguro se hubiera burlado de nosotros.

Ya entrados en confianza, agarramos algunas curvas con mayor velocidad, y cuando creímos que habíamos llegado al límite, el Fiesta ST no perdía la compostura. Gran parte de este equilibrio dinámico se debe al ajuste de suspensión específico para esta versión, es más firme que el Fiesta convencional. La dirección también tiene mucho que ver con todas estas sensaciones, parece que nos lee el pensamiento y mueve el auto justo hacia donde deseamos, y cuando "giramos de más", el ESP mantiene todo en orden sin matar pasiones. Los asientos Recaro, por su parte, sujetan perfectamente de los costados.

Adictivo

Ford Fiesta ST

El gran protagonista del Ford Fiesta ST es su pequeño bloque de 1.6 litros EcoBoost que entrega 197 caballos de fuerza y... ¡214 lb-pie de torque! A pesar de tratarse de un motor de baja cilindrada apoyado de turbo, la entrega de par es prácticamente inmediata, no hay que girar tanto el motor para sentir el torque haciendo su trabajo. La respuesta del acelerador también es muy efectiva, no importa si vas rápido, metes más el pie derecho y al instante sientes el "golpeteo" de potencia.

La transmisión manual de 6 velocidades ofrece un tacto muy preciso con movimientos sumamente cortos. Las primeras velocidades suben rápido de revoluciones para catapultarlo de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos, las demás se extienden para dosificar la entrega de par y ser condescendientes con el consumo de combustible.

El Ford Fiesta ST tiene un precio de 319,900 pesos. Aunque por esa etiqueta podrías adquirir un compacto, el conjunto no ofrecería tanta diversión como lo hace este pequeño hatchback. El equipamiento es completo, la estética atractiva y el interior de gran calidad. Habrá que probarlo a fondo para medir su efectividad en ciudad y poner a prueba su eficiencia mecánica en tránsito urbano, mientras tanto, nos queda un muy buen recuerdo de su comportamiento en pista.

En Motorpasión México | Ford Fiesta ST Fotografía | Gerardo García

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio