Compartir
Publicidad

El primer auto volador ¿llegará en el 2015?

El primer auto volador ¿llegará en el 2015?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es temprano. Circulas a bordo de tu auto, quitado de la pena. Escuchas tu música favorita o haces corajes con las noticias mañaneras cuando de pronto ¡zas! El tráfico se detiene y a partir de ese momento, avanza a paso de tortuga reumática.

Le echas un vistazo a tu reloj, haces una mueca de fastidio y en ese momento, como por arte de magia tu buen humor mañanero se disipa como la nube de monóxido de carbono que emerge del escape del camión de pasajeros que circula a tu derecha, unos cuantos carriles más allá.

Es en ese momento cuando piensas que darías tu quincena completa por tener un auto volador. Seamos sinceros. Todos, en alguna ocasión, hemos tenido esta fantasía.

Un auto como el DeLorean de Marty McFly, de “Volver al Futuro”; que se eleve, oculte sus ruedas y salga disparado, surcando los cielos de tu ciudad hasta dejarte afuera de tu oficina.

Bueno, pues te tenemos noticias. No va ser el DeLorean, pero muy probablemente el primer auto-volador llegue en el 2015. Hablamos del Terrafugia TF-X, cuyos creadores afirman que comenzará a comercializarse en un par de años más.

Terrafugia TF-X

Este singular vehículo cuenta con cuatro plazas y el tamaño equivalente al de un sedan mediano. Es impulsado por un motor híbrido que se alimenta de gas y genera electricidad.

Además, tiene la capacidad de desplegar dos hélices laterales que permiten un despegue vertical ¡adiós tráfico! Una vez en el aire, las hélices se reorientan hacia delante para que el TF-X comience a avanzar. Luego, una vez a la altura deseada, las hélices laterales se pliegan y es cuando entra en funcionamiento el motor trasero que llevará al vehículo a velocidad de crucero.

De acuerdo a sus creadores, una de las grandes ventajas del Terrafugia TF-X es que no requiere que seas un piloto aviador capacitado para manejarlo. El despegue y aterrizaje son automáticos una vez que el conductor (¿piloto?) ingresa las coordenadas para hacerlo.

Además, el funcionamiento del auto-avión se ha simplificado para que pueda ser gobernado con el mismo volante que se usa al estar en el suelo. El TF-X tiene una autonomía de 800 kilómetros en el aire y alcanza una velocidad máxima de 320 kilómetros por hora.

Terrafugia asegura que su TF-X cumple con todas las normativas de uso del espacio aéreo y ha abierto ya un proceso de reservas con intención de comenzar a fabricarlo en 2015.

De lo único que no han hablado es de su precio, lo que nos lleva a la pregunta final: ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por no verte inmiscuido en el tráfico infernal de todos los días?

Vía | Terrafugia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio