Compartir
Publicidad

¡Ya vienen las lluvias! ¿Ya revisaste los limpiaparabrisas?

¡Ya vienen las lluvias!  ¿Ya revisaste los limpiaparabrisas?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque en realidad las lluvias nos han acompañado desde que inició el año, la temporada de precipitaciones como tal ya está por comenzar, razón más que suficiente para revisar algunos de accesorios de nuestro auto, como por ejemplo: los limpiaparabrisas.

El calor, el frío, la luz solar y el ozono perjudican las gomas de los limpiaparabrisas, que requieren sustituciones periódicas. Comprueba que las de auto se encuentren en buen estado y de paso asegúrate de que los brazos de metal realicen correctamente su recorrido y que no estén doblados.

El inicio del invierno es el mejor momento para cambiar las “plumas” de los limpiaparabrisas. En verano, el sol hace estragos en la goma, que se endurece y no realiza un correcto “barrido” de la superficie del parabrisas. Tras los meses estivales, y debido fundamentalmente a la exposición al sol, el material básico, el caucho, ha perdido su flexibilidad, y con ella su capacidad de evacuar el agua del limpiaparabrisas. Asimismo, las plumas viejas se vuelven ruidosas.

En muchos países de primer mundo, los automovilistas reponen este elemento una vez al año, normalmente al comienzo de la estación de invierno. La mayoría no aplaza más de un año y medio la operación de cambio.

Limpiaparabrisas 1

Sin embargo, en México las estadísticas indican que en promedio realizamos el cambio cada tres años, lo que quiere decir que no cuidamos nuestra seguridad como deberíamos, sobre todo teniendo en cuenta que las plumas solas o bien el limpiador completo (sin el brazo) tienen un precio muy asequible y se instalan en pocos minutos.

Un consejo que no debemos pasar por alto, es que si los limpiaparabrisas de tu vehículo llevan más de dos años instalados, aunque apenas las hayas utilizado, necesariamente debes cambiarlos. Además, no estaría de más que llevaras unidades de repuesto cuando pienses salir de vacaciones.

El mal estado de los limpiaparabrisas provoca pérdidas de visibilidad de hasta el 30%

Deberían reponerse cada 12 meses, no obstante, en nuestro país nos acordamos de cambiarlas (mencionamos sólo “nos acordamos”), hasta que un día de lluvia, no importa que ésta sea brisa o torrencial, nos damos cuenta de nuestras serias dificultades de visión en condiciones atmosféricas adversas.

¡Cuidado donde los compras!

Por experiencia sabemos que próxima la temporada de lluvias, los vendedores ambulantes de gomas para limpiaparabrisas comienzan a invadir las calles, avenidas y estacionamientos de todo México. Estamos conscientes de que ellos, al igual que nosotros sólo intentan ganarse la vida honradamente, pero por favor ¡no vayas a comprarles las gomas de los limpiaparabrisas!

Regularmente las gomas que venden ellos están fabricadas con hule de muy baja calidad (de ahí que sean tan económicos), lo que a un corto plazo te acarreará problemas, ya que existen grandes probabilidades que no limpien bien, que se rompan muy rápido y que además rayen el parabrisas, por lo que al final te saldrá más caro.

Lo mejor en estos casos es que adquieras los limpiaparabrisas directamente en la agencia o bien en negocios especializados en venta de autopartes. Recuerda que lo más importante en este caso es tu seguridad y la de tu familia.

Imagen de entrada| Hella

En Motorpasión México | Toma estos consejos para manejar con lluvia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio