Compartir
Publicidad
Publicidad
Toyota Avanza, a prueba: ¿Despilfarro o una compra inteligente?
Pruebas de coches

Toyota Avanza, a prueba: ¿Despilfarro o una compra inteligente?

Publicidad
Publicidad

El Toyota Avanza no es precisamente nuestro referente de vehículo familiar ni representa una novedad en México, pero teníamos muchísimas ganas de ponerle las manos encima, sobre todo porque con los años se ha vuelto un modelo relativamente popular en nuestras calles. Cada vez que le damos vueltas y vueltas a su propuesta, terminamos con la misma pregunta en mente: ¿El Avanza es una compra inteligente?

Una cosa es lo que se dice sobre el papel de la ficha técnica y otra es la que está escrita luego de conducirlo por un buen rato. Desde la curiosidad por un producto que ha sido fuertemente criticado en nuestro país, llevamos al Toyota Avanza por aquí y por allá para descubrir de primera mano qué tan efectivo es como vehículo de transporte familiar.

Toyota Avanza 5

A las buenas o a las malas, caben 7 personas

No podemos decir que el Toyota Avanza sea un SUV o algo parecido. Se trata, más bien, de un monovolumen desarrollado a partir de las necesidades de una región donde las familias son tan grandes que podrían hacer su propio equipo de fútbol: Asia. En concreto, el Avanza surge de la filial tailandesa de Toyota, con la intención de mover a 7 pasajeros sin una inversión fuerte en un SUV grande.

Antes que otra cosa, nos parece un vehículo sincero. Lo que ves es lo que hay, nada más: siete asientos, un volante y un caballito de batalla sin más pretensiones que transportar a la familia. Esto se hace evidente desde el diseño, lejos de la última tendencia estética de Toyota, pero con formas cuadradas y un tanto genéricas que aseguran buen... (dejémoslo en suficiente) espacio interior.

Toyota Avanza 4

Apretados, pero sentados con una postura normal, en el Toyota Avanza caben 7 pasajeros.

¿Suficiente espacio? Te preguntarías. Y responderé que, contrario a lo que se podría pensar, sí. Si miras la ficha técnica del Avanza, descubrirás que mide sólo 4.14 metros de largo y 1.66 metros de ancho —apenas 8 cm más largo, pero 3 más estrecho que un SEAT Ibiza—, pero de alguna manera, Toyota consiguió hacer que un vehículo de estas dimensiones tuviera espacio para siete mexicanos de estatura promedio.

La tercera fila de asientos ofrece las dimensiones exactas para una persona que no mida más de 1.65 m. Se puede ir sentado en una postura normal, aunque el espacio para cabeza es limitado y apenas hay lugar para acomodar las piernas. Tampoco favorece el hecho de no poder acomodar los pies debajo de los asientos de enfrente. Las cabeceras, por su parte, sólo ofrecen un ajuste de altura, pero parecen efectivas para evitar que los ocupantes de la fila trasera se golpeen con el cristal del medallón —que queda muy cerca— en caso de choque por alcance.

Avanza

El portón de la cajuela es tan largo que puede ser imposible abrirlo si hay un auto o una pared, aún cuando no estén tan cerca.

En la segunda fila de asientos, el espacio de Toyota Avanza es más bien el de un subcompacto. Pasajeros altos podrían ir algo incómodos, pues es fácil que sus rodillas alcancen el respaldo de los asientos delanteros. A lo ancho, si van tres personas, no hay mucho hacia dónde hacerse; quien viaje en el asiento de en medio, además, debe lidiar con el alto túnel de la transmisión.

Al final, el Toyota Avanza es más un vehículo urbano que uno para viajes. Si queremos una tercera fila de asientos, tenemos que sacrificar casi por completo la cajuela. En otras palabras, si viajamos con la familia, necesitamos un Toyota Avanza para transportar a los 7 pasajeros y otro para cargar con la hielera, la comida y el equipaje de todos.

Toyota Avanza 8

Movilidad 'low-cost' en todo el sentido de la palabra

Quizá su capacidad de pasajeros y la confiabilidad mecánica son sus únicas virtudes. En el resto hay tantas las áreas de mejora, que no sabemos por dónde empezar. Una de ellas es la relación entre el equipamiento y la calidad respecto al precio. El modelo que tuvimos en nuestras manos corresponde a la versión LE, la de acceso a la gama.

Por los 240,500 pesos que cuesta y el equipamiento con el que cuenta, Avanza no es precisamente una ganga.

El equipamiento es muy básico, únicamente cuenta con aire acondicionado, un sistema de sonido con entrada auxliar y puerto USB —sin conexión Bluetooth—, 4 bocinas —el sonido no es el mejor—, equipo eléctrico y desempañador trasero. Justificaríamos su austeridad si Toyota no pidiera 240,500 pesos por un vehículo como éste, pero lo hace. Y existe una versión de 269,400 pesos, que suma pantalla táctil, rines de aluminio, otro par de bocinas y exclusivos faros de niebla.

Toyota Avanza 11

La calidad de los acabados tampoco ayuda en la balanza. Todos los plásticos del habitáculo son duros y hasta brillosos, de apariencia muy económica. Los ensambles, en su mayoría, parecen correctos, pero con 2,800 kilómetros recorridos, este Toyota Avanza ya tenía algunos ruidos provenientes del tablero y las puertas.

Ahora bien, la seguridad. A lo largo de los años, muchos colegas han dicho que el Toyota Avanza no es un vehículo seguro. Con dos airbags, frenos ABS y cuatro estrellas en pruebas de choque, parece ofrecer niveles de protección adecuados... y, sin embargo, coincidimos con ellos.

Toyota Avanza 12

Al Toyota Avanza le urge control electrónico de estabilidad para compensar los efectos del elevado centro de gravedad.

El Toyota Avanza no es un vehículo inseguro por su número de bolsas de aire o por su estructura, sino por su concepción misma. Las llantas pequeñas, la altura de la carrocería y la suspensión blanda se vuelven un riesgo al realizar maniobras de esquive, más todavía por una dirección poco precisa que se endurece en reacciones rápidas.

Toda acción que hagamos al conducir un Avanza debe ser con precaución, como si condujéramos una pick-up, pues sin asistencias como control electrónico de estabilidad y con un centro de gravedad elevado, un error o un volantazo mal calculado podría terminar en un susto innecesario y, en el peor de los casos, una volcadura.

Toyota Avanza 13

El motor tiene nuestro voto de confianza al haber sido desarrollado por Toyota y probado por años y años, aunque su respuesta definitivamente se queda corta, todavía más con transmisión automática de 4 velocidades, como nuestra unidad de prueba. Los arranques, aunque sean sólo rozando el acelerador, se estiran hasta las 3,000 revoluciones en primera y luego en segunda. Superadas las 4,000 rpm parece que el motor ya dio todo de sí, pero continúa esforzándose, sin mucho éxito, para alcanzar más velocidad.

Con un pasajero o dos, las cifras del motor de 1.5 litros son apenas suficientes. Con el Avanza cargado con 7 pasajeros, los 102 hp y 99 lb-pie de par son pocos. Se vuelve un vehículo lento, que exige distancias largas para rebases y mucha prudencia para incorporaciones. El exceso de acelerador contribuye a un consumo urbano promedio de 10.5 km/l, obtenido con calculadora porque nuestra unidad de pruebas no contaba con computadora de viaje.

Los 102 hp y 99 lb-pie son pocos para mover a 7 pasajeros. El motor, además, es ruidoso y genera bastantes vibraciones.
Toyota Avanza 2

¿El Toyota Avanza es una compra inteligente?

¿Equipado? No. ¿Eficiente? No. ¿Rápido? No. ¿Seguro? No. Los dos mejores —y únicos— argumentos de Toyota Avanza son la confiabilidad y la posibilidad de transportar a 7 pasajeros, a costa de un vehículo que en todo lo demás deja qué desear, sobre todo considerando que su etiqueta va de 235,000 a 270,000 pesos, precios por los que ya encontramos modelos con mejores acabados, más tecnología, más seguridad, motores más modernos e incluso interiores más espaciosos, pero sin la posibilidad de transportar a 7 personas.

Si de verdad necesitas todos los lugares casi todo el tiempo, el Avanza es una opción interesante... porque por ese precio no encontrarás nada más en el mercado de los autos nuevos, más que el siempre olvidado Peugeot Partner. La competencia real de Toyota Avanza se encuentra en el mercado de los vehículos usados, donde un Mazda 5 2013, un Mitsubishi Outlander 2014 o un Toyota Highlander 2013 son una opción mucho más interesante, por el mismo e incluso menos dinero.

5.0

Calidad5
Equipamiento4
Seguridad5
Motor4
Comportamiento4
Consumo6
Espacio interior7.5
Cajuela3
Comodidad6.5
Precio5

A favor

  • Confiabilidad mecánica.
  • Apretados, pero viajan siete.

En contra

  • Al motor le falta punch para mover a 7 pasajeros.
  • Acabados económicos.
  • Equipamiento limitado.
  • La cajuela desaparece con la tercera fila de asientos.
  • El portón trasero es largo y no abre en cualquier espacio.
  • El centro de gravedad elevado compromete la conducción.

Toyota Avanza 23

Ficha técnica del Toyota Avanza

Versión probada

LE AT

Motor

4 cilindros

Suspensión delantera

Independiente tipo McPherson

Cilindrada

1,496 cm³

Suspensión trasera

Barra de torsión

Potencia máxima (hp @ rpm)

102 hp @ 6,000 rpm

Longitud

4,140 mm

Par máximo (lb-pie @ rpm)

99 lb-pie @ 4,200 rpm

Cajuela'

899 litros

Transmisión

Automática de 4 vels.

Consumo urbano

10.5 km/l

Tracción

Trasera

Consumo en carretera

N.D.

Frenos

Disco / Tambor

Consumo combinado

N.D.

Peso

1,145 kg

Capacidad del tanque

45 litros

Velocidad máxima

N.D.

Emisiones de CO2'''

233 g/km

Aceleración 0 - 100 km/h''

13.5 s

Precio

$240,500

' Con la tercera fila de asientos abatida
'' Cifras oficiales del fabricante
''' Cifras publicadas por el Portal de Indicadores de Eficiencia Energética y Emisiones Vehiculares

Precios del Toyota Avanza en México

  • Cargo MT — $209,100
  • LE MT — $235,300
  • LE AT — $240,500
  • XLE AT — $269,400

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos