Publicidad

Probamos el BMW Serie 2 Active Tourer y ahora no entendemos para qué querríamos un SUV

Probamos el BMW Serie 2 Active Tourer y ahora no entendemos para qué querríamos un SUV
1 comentario

Aquí lo tienes, la señal que de que el final de los tiempos se acerca, no porque se trate del primer modelo de BMW con tracción delantera, sino porque ha nacido un monovolumen del que corres el riesgo de enamorarte. Sí. El BMW Serie 2 Active Tourer dista de convertirse en un clásico y de simpatizar con los más puristas, pero tiene todo para ser un BMW que, de hecho, destaque por su relación valor/precio sin perder su esencia premium.

Como parte de su lanzamiento, lo condujimos desde la Ciudad de México hasta un club de golf en Tepeji del Río. En el trayecto, amenizado por Ximena —una de las Product Genius de BMW que entiende de motores y chistes geeks de coches— pudimos comprobar por qué este concepto de vehículo familiar es tan exitoso en Europa. ¿Quién necesita un SUV blando cuando puede conducir un monovolumen igual —o hasta más— práctico y de mejores sensaciones de manejo?

Es un tracción delantera... y a nadie le importa

Bmw Serie 2 Active Tourer 2

Seamos sinceros, muchos de los propietarios de un BMW no saben que se encuentran al volante de un auto de tracción trasera; y de esos que sí lo saben, un buen porcentaje en realidad no entiende la diferencia respecto a uno impulsado por las ruedas delanteras. Razones de ingeniería y de comportamiento deportivo que sólo sus creadores y conocedores han logrado comprender.

Mientras se mueva rápido, obedezca las órdenes al volante y no pierda la compostura en situaciones extremas, a nadie le importa qué ruedas son las que reciben el poder, mucho menos cuando se trata de un auto que, más que complacer gustos deportivos, atiende necesidades familiares.

En este sentido, el de la conducción, el BMW Serie 2 Active Tourer no defrauda en lo absoluto. Su reparto de pesos no es 50/50, pero sus reacciones son muy predecibles —y se agradece en un coche de estas características— con una suspensión firme que gusta mucho en la conducción en carretera y que denota su genética alemana, pero que podría resultar un tanto incómoda para aquellos (y, principalmente, aquellas) que buscan maximizar el confort en ciudad. El Serie 2 Active Tourer no es duro, pero claramente podría ser más condescendiente con las imperfecciones del asfalto... aunque entonces perdería su encanto y se conduciría como cualquier otro SUV del mercado. Cuestión de gustos.

Bmw Serie 2 Active Tourer 3

Como el yin y el yang

La transmisión automática de ocho velocidades favorece el comportamiento ágil del Active Tourer, pero también ayuda a mantener buenos consumos de gasolina.
Los autos familiares no deben renunciar necesariamente a las sensaciones deportivas. El BMW Serie 2 Active Tourer es la prueba.

En situaciones de emergencia, consecuencia de conductores despistados, las asistencias del Active Tourer reaccionan con precisión. Durante el trayecto de regreso probamos los frenos bajo una experiencia que definitivamente nos hubiera gustado evitar —un saludo a ese Mercedes-Benz Clase M que tiene los espejos de adorno— y, como el resto de la gama BMW, el pedal mantiene un tacto firme y el auto sorprende por su capacidad para perder velocidad, casi la misma que para ganarla.

Su eje delantero es impulsado por un motor de 2.0 litros turbo que desarrolla 192 caballos de fuerza (sí, el mismo que el MINI Cooper S) y 206 lb-pie de torque. La marca asegura que el Active Tourer alcanza los 100 km/h en 7.4 segundos; sin cronómetro en mano, podemos decir que el monovolumen alemán no sufre para rebasar ni para ganar velocidad.

Bmw Serie 2 Active Tourer 4

Ahora bien, hablemos de consumos. Por muy BMW que sea, el Active Tourer no deja de ser un vehículo familiar del que se espera un buen rendimiento. Exigiendo constantemente al acelerador sin buscar el mejor de los consumos, la computadora de viaje indicó un consumo mixto de 9.2 km/l. Tomando en cuenta que con apenas rozar el acelerador, el Active Tourer gana velocidad, practicar ecodriving es bastante sencillo y lograr los 17.3 km/l que promete el fabricante en ciclo combinado no suena descabellado.

Conserva los tres modos de conducción —Comfort, Normal y Eco Pro— que modifican el funcionamiento del acelerador, suspensión, transmisión y dirección.

A todo esto... ¿Para qué querrías un SUV?

Bmw Serie 2 Active Tourer 5

A la vista, el BMW Serie 2 Active Tourer luce como una miniván muy estilizada. Conserva los rasgos principales de un BMW, como el diseño de los faros, las calaveras en forma de L, la parrilla de doble riñón y la cintura de apariencia dinámica. La caída inclinada del medallón logra que el Active Tourer se aprecie un tanto más atlético sin comprometer el espacio interior.

De hecho, junto con el manejo, su mejor carta de presentación es el habitáculo. En las plazas delanteras el espacio interior no se aprecia tan bien como desde las traseras, pero sí llama la atención la gran cantidad de espacios para guardar objetos y lo ergonómico del diseño de prácticamente cada elemento que compone la cabina del Active Tourer. Hay huecos en las puertas, en el tablero, bajo los asientos y en la consola central; ahí, bajo el descansabrazos, pudimos acomodar sin problemas tres celulares y una cámara réflex.

Desde atrás, no entendemos por qué la gente preferiría un SUV. El espacio es prácticamente el mismo, pero por las dimensiones de las ventanas y el techo panorámico (opcional) la sensación de amplitud aumenta. La posición de los asientos no es tan elevada como en una camioneta, claro está, pero se encuentra lo suficientemente alta para no ser un sedán, y lo suficientemente baja para sentir que no vamos al volante de una camioneta.

La capacidad de carga es bastante buena. Si queremos aumentar el volumen de la cajuela, los asientos traseros son corredizos y, bajo la tapa, hay un espacio de carga de 70 litros, ideal para esconder objetos de las manos de los valet parking.

Bmw Serie 2 Active Tourer 6

Muchos opcionales

Una de las dos unidades que probamos llevaba casi todos los opcionales, entre ellos, el Head-up Display, el sistema de navegación y detalles en madera. La constante en ambos es la calidad premium.
No es más largo que un SUV compacto. Mide 4,342 mm, pero aprovecha cada milímetro a la perfección.

Cuando toca hablar del equipamiento, lo primero que llama la atención es el precio. En México está disponible en una sola versión con un precio de 469,900 pesos, similar a lo que piden Mazda, Ford o Volkswagen por sus CX-5, Escape o Tiguan respectivamente. A nivel calidad, el Serie 2 Active Tourer es superior a cualquiera del segmento SUV; en cuanto a equipamiento, hay realmente pocas cosas que echaríamos de menos en el ejemplar de BMW.

De serie, todos los Active Tourer llevan faros LED, rines de 17 pulgadas, climatizador automático de doble zona, mandos al volante, pantalla de 6.5 pulgadas, sonido Hi-Fi de 7 bocinas, encendido automático de faros y limpiaparabrisas, sensores de reversa, ABS, ESP, 6 bolsas de aire y llamada inteligente de emergencia —gratis por diez años— que se activa automáticamente después de un accidente y transmite información del tipo de percance y número de pasajeros implicados al Call Center para enviar el equipo de asistencia necesario. Además, incluye mantenimiento gratis por tres años o 60 mil kilómetros.

Bmw Serie 2 Active Tourer 7

¿Qué echamos de menos respecto a los SUV antes mencionados? Cámara de reversa, techo panorámico, asientos forrados en piel y sistema de navegación. Pero esto, junto a apertura manos libres de puertas y cajuela, detalles en madera, head-up display y sonido Harman Kardon se mantienen como opcionales. A cambio, conduces un auto premium.

Active Tourer vs. el Mundo Real™... y el Clase B

Bmw Serie 2 Active Tourer 8

¿A qué se enfrenta el BMW Serie 2 Active Tourer en México? A simple vista, sólo contra el Mercedes-Benz Clase B, pero teniendo en cuenta su precio tan competitivo, prácticamente se presenta como una alternativa a las versiones más equipadas de casi todos los SUV compactos que hay en el mercado.

Además, el Active Tourer llega a un mercado donde los monovolúmenes, casi como las vagonetas, no son tan valorados como en Europa. Mientras aquí Captiva Sport vendió como pan caliente, apenas se cuentan los Meriva y Zafira que ruedan por nuestras calles. El reto del ejemplar de BMW es lidiar contra un país que sigue prefiriendo los SUV convencionales. Sobre el papel y en la práctica, el Active Tourer tiene todo para convencer a quien no concibe una fórmula distinta al del típico SUV de cinco plazas.

9.2

Diseño exterior9.5
Diseño interior10
Calidad9.5
Habitabilidad9
Cajuela9.5
Motor10
Seguridad9
Comportamiento9
Comodidad8.5
Precio8.5

A favor

  • El aprovechamiento del espacio interior
  • Sensaciones de manejo
  • Balance entre consumo y deportividad
  • El nivel de calidad
  • Visibilidad

En contra

  • El techo panorámico vibra
  • La suspensión es un tanto firme para ciudad

Ficha ténica del BMW Serie 2 Active Tourer

Versión probada 220i Active Tourer
Cilindrada 1,998 cm³ Tracción Delantera
Bloque motor 4 cilindros turbo Capacidad del depósito 51 litros
Potencia máxima (hp @ rpm) 192 hp @ 4,700 rpm Consumo urbano 13.9 km/l **
Torque máximo (lb-pie @ rpm) 206 lb-pie @ 1,250 rpm Consumo en carretera 20.4 km/l **
Peso 1,505 kg * Consumo mixto 17.2 km/l **
Velocidad máxima 228 km/h ** Emisiones de CO2 134 g/km **
Aceleración 0-100 km/h 7.4 seg ** Capacidad de la cajuela 468 litros
Transmisión Automática de 8 velocidades Precio 469,900 pesos

* Calculado con las especificaciones del modelo europeo
** Cifras oficiales del fabricante

En Motorpasión México | Roadtrip: BMW 220i Coupé a Peña de Bernal (parte 1)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios