Publicidad

Ocho errores que cometemos al comprar un auto nuevo

Ocho errores que cometemos al comprar un auto nuevo
125 comentarios

No cabe duda que una de las mayores satisfacciones que nos puede brindar nuestro trabajo o nuestros ahorros es comprar un auto nuevo ¡vaya experiencia!

Pocas cosas son tan excitantes como andar de paseo por las agencias, subiéndote a “x” o “y” auto, sabiendo que al final vas a adquirir uno. Sin embargo, comprar un auto nuevo puede no ser algo tan sencillo como parece, es por eso que enlistamos los errores más comunes en este aspecto.

1.- Enamorarse de un vehículo en particular

No te dejes llevar por la emoción al momento de elegir tu auto, sobretodo si éste te va a costar muchos miles de pesos. El estar (o creer estar) enamorado de cierto auto evita que puedas apreciar otros vehículos que pueden tener mejores características o que incluso se pueden ajustar mejor a tus necesidades.

Siempre procura hacer una búsqueda exhaustiva, recabando información, datos técnicos, seguridad, precio, desempeño, rendimiento, etc. Pregunta con conocidos y amigos. Estar bien informado evitará que caigas en las manos de algún vendedor que nte envuelva con maestría y que termine embarcándote con un auto que podría no ser el mejor para ti.

2.- No te brinques la prueba de manejo

La prueba de manejo es algo esencial al momento de elegir un auto. No te limites a ver folletos o navegar por las páginas web de las agencia. El estar en contacto directo con el auto te permitirá tener una visión más objetiva de él. Es la oportunidad única para saber si ese auto que tanto te gusta es el que más se adapta a tus necesidades.

Hoy en día, casi todas las agencias de México te ofrecen una prueba de manejo sin compromiso. Date la oportunidad de sentir el coche, analizar su interior, acabados, comodidad, etc.

ocho-errores-(1).jpg

3.- Cuidado al negociar sobre el precio de lista

No uses el precio de lista como referencia para negociar un acuerdo. Un vendedor puede ofrecerte un descuento de 5,000 pesos por debajo del precio de lista y pensarás que estás obteniendo una buena oferta cuando en realidad no es así.

A menos que el vehículo tenga mucha demanda y haya pocas unidades, frecuentemente puedes obtener un descuento justo de lo que en realidad el distribuidor pagó por el vehículo. Conocer el costo real del vehículo, te permitirá saber con certeza cuánto es el margen de ganancia del lote o distribuidor, con ello sabrás determinar un precio con el cual puedas negociar.

4.- Esperar llegar a la agencia para pensar en financiamiento.

No te esperes a llegar a la agencia para saber qué tipo de financiamiento vas a utilizar, ya que esto podría encarecer tu auto. Antes de llegar a la agencia date un tiempo para investigar el financiamiento disponible con bancos e incluso con la misma agencia. Trata de obtener una pre-cotización y cuidado con las “letras chiquitas”.

Autocosmos afirma que un comprador que no ha investigado las características de un financiamiento está especialmente vulnerable a ser manipulado por la agencia o lote. En estos casos no sólo te tienes ajustar a los términos de la agencia, sino que además elevan la tasa de interés lo que te hará pagar más en todo el periodo del crédito.

5.- No te guíes sólo por el costo de la mensualidad

A muchos agentes de ventas les encanta enfocarse en el promedio de pago mensual cuando están ante un comprador. Casi todos inician hablándote de lo bajas que son las mensualidades para adquirir tal o cual auto.

No caigas en la trampa, ese es el primer paso para ser manipulado con números y salir pagando de más por tu vehículo. Al usar el precio mensual como principal argumento, el vendedor puede englobar en el “nuevo precio del vehículo” factores como tomar tu auto a cuenta, financiamiento o arrendamiento dándole mucho colchón a él para ofrecerte un “buen precio” en cierta opción y elevando su ganancia por otro lado.

Cuando esto suceda, trata de negociar una cosa a la vez. Primero establece el precio del vehículo, después discute el tema de si toman tu auto a cuenta, si vas a financiar o vas a tomar un arrendamiento.

6.- No compres la oferta, compra el vehículo

En los últimos tiempos los fabricantes se han dado a la tarea de ofrecer una gran variedad de incentivos como tasa 0% de interés en el financiamiento, rebajas en efectivo y programas de descuento de empleado.

Aparentemente estos incentivos podrían ahorrarte dinero, pero es en ese momento cuando debes considerar que un buen descuento probablemente no justifique comprar ese auto. ¿Realmente es el auto que buscas? ¿Lo has manejado?

ocho-errores-(1).jpeg

7.- No adquieras cosas innecesarias

En algunas agencias tratarán de venderte algunos extras para tu auto los cuales incrementan el margen de ganancia para ellos pero que representan una pérdida de dinero para ti. Cuestiones como protección contra la oxidación, marcar o asegurar los vidrios, calaveras y otras autopartes con el número de VIN con el objeto de prevenir el robo son cosas que a la larga no te van a servir mucho.

Hoy en día, los procesos de pintura aplicados en los autos nuevos ya incluyen protección contra oxidación. Además, marcar o asegurar faros y espejos lo puedes hacer en algún local externo sin pagar tanto dinero.

8.- No te cases con la primera agencia que visites

Si ya tienes decidido qué auto comprar, también es muy conveniente que no te cases con la primera agencia que visites. Nuestro consejo es que pasees por distintas salas de ventas. Es probable que en alguna puedas encontrar mejores condiciones de compra, una oferta momentánea o tal vez un mejor precio por tu auto usado. No pierdes nada y puedes ganar mucho.

Vía | Autocosmos

En Motorpasión México | 10 Tips para comprar un auto usado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios