Publicidad

Volkswagen Trinity: El nuevo sedán eléctrico que llegará en 2026 , hoy nos revela más que una primera imagen

Volkswagen Trinity: El nuevo sedán eléctrico que llegará en 2026 , hoy nos revela más que una primera imagen
1 comentario

Volkswagen ya se encuentra trabajando en su siguiente modelo eléctrico, el cual por ahora, extrañamente no lleva el nombre de I.D. sino se da a conocer como Proyecto Trinity, un sedán que se fabricará en Wolfsburg a partir de 2026.

De lo poco que conocemos hasta ahora de este vehículo, es que ya se podrá conducir de manera altamente automatizada gracias a un Nivel 4 y que el nombre Trinity se deriva del latín “trinitas” y representa la tri-unidad; es decir, Trinity representa tres aspectos cruciales: una plataforma electrónica recientemente desarrollada con software de última generación, la simplificación de la estructura de suministro y una producción inteligente en la planta principal de Wolfsburg.

Ralf Brandstätter, director ejecutivo de Volkswagen menciona que la arquitectura del vehículo recientemente desarrollada establecerá nuevos estándares en términos de alcance, velocidad de carga y digitalización.

Para el inicio planificado de la producción en serie en 2026, Trinity ya alcanzará el Nivel 2+ y estará técnicamente listo para el Nivel 4.

Trinity

Con la producción del modelo en serie, la planta de Wolfsburg se convertirá en una muestra de procesos de producción de última generación, inteligentes y completamente conectados a la red.

Un aspecto que también llama la atención de este nuevo vehículo es que la compañía asegura que de autos futuros como el Trinity, se producirán con muchas menos variantes y el hardware se estandarizará en gran medida, lo que quiere decir que los automóviles tendrán prácticamente todo a bordo, sin tener que elegir entre una versión y otra tan solo por el equipamiento. Esto también reducirá significativamente la complejidad en la producción.

Al convertir el automóvil en un producto basado en un software, Volkswagen está creando las condiciones para nuevos modelos basados en datos. Se reducirán las barreras de entrada a la movilidad individual y, al mismo tiempo, se ofrecerán paquetes de uso aún más atractivos.

“En el futuro, la configuración individual del vehículo ya no estará determinada por el hardware en el momento de la compra. En cambio, los clientes podrán agregar funciones bajo demanda en cualquier momento a través del ecosistema digital en el automóvil.”, agregó Ralf Brandstätter.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio