Publicidad

Volkswagen Jetta V5, la locura de ingeniería detrás de un motor tan peculiar
Industria

Volkswagen Jetta V5, la locura de ingeniería detrás de un motor tan peculiar

Publicidad

Publicidad

Nadie podría negar que el Jetta, Vento o Bora, como se le conoce en algunos otros mercados, es uno de los modelos más exitosos de todo el mundo, con millones de unidades vendidas a través de sus ocho generaciones, y de entre todas las variantes que nos ha presentado, sin duda una de las más llamativas fue una que surgió durante la cuarta generación, nos referimos concretamente al Volkswagen Jetta V5.

Aunque no tengas muchos conocimientos sobre mecánica general, seguramente has notado que la mayoría de los motores existentes utilizan una configuración par de cilindros, ya sean los polivalentes cuatro cilindros en línea, los motores de seis cilindros en línea o en V, o los grandes y potentes motores V8, V10, V12, W12 y hasta el W16 del Bugatti Chiron.

Volkswagen Jetta V5 4

Esta configuración par responde a una necesidad de entregar equilibrio a los motores, pues con esta configuración se puede mantener estable la cantidad de vibraciones dentro del bloque o el par de bloques que incorpora un motor dependiendo de su configuración, apoyando con ello a una entrega de potencia y torque constantes.

Motor V5 Volkswagen Seat 0417 01 750x

Sin embargo, en los años 90 Volkswagen, inspirado en los motores de cinco cilindros en línea utilizados por Audi y en su reciente creación del motor VR6, decidió a crear un nuevo motor con configuración V de 5 cilindros buscando innovar en el mercado, fue así como llegaron a crear la primera versión de este bloque, un motor en V Estrecha (similar a los VR) con ángulo de 15 grados, un solo bloque ultracompacto, 2.3 litros de desplazamiento y 10 válvulas, dos por cilindro.

Esta configuración fue utilizada en modelos como el Golf, el Beetle, el Passat, el SEAT Toledo y, por supuesto, en el Volkswagen Jetta de cuarta generación, siendo este último el más popular con dicha configuración, aunque realmente en esta cuarta generación del modelo no se logró colocar como un referente de las ventas.

Volkswagen Jetta V5 2

Concretamente esta primera versión del motor V5 era capaz de entregar 150 caballos de fuerza, que sonaban bastante llamativos, aunque debido a su configuración sufría con la aceleración a bajas revoluciones y sufría también una ligera pérdida de poder al alcanzar la línea roja, situación que no pasó desapercibida para la firma.

Para el año 2000 llegó la cuarta generación del Jetta y con ella también llegó una nueva generación del motor V5 de 2.3 litros, ahora con 20 válvulas, es decir cuatro por cilindro, lo que le permitía elevar su potencia máxima hasta los 170 caballos de fuerza y alcanzar una línea roja hasta las 6,200 revoluciones, resolviendo con ello el problema de aceleración.

Volkswagen Jetta V5 3

Esta nueva generación mejorada tanto estéticamente como en su funcionamiento, trajo consigo un aumento de las ventas de dicha versión, aunque estos no fueron suficientes para sobrevivir, sobre todo porque a la par de este V5 de 20 válvulas se desarrolló también el motor de cuatro cilindros y 2.0 litros turbo, mismo que ofrecía mejor potencia, mejor aceleración y mejor consumo de gasolina, firmando la sentencia de muerte para la variante de cinco cilindros.

Volkswagen Jetta V5 5

Sin duda la apuesta fue, cuando menos, interesante y dejó en claro la fascinación que tiene Volkswagen por trabajar en nuevas propuestas mecánicas para sus vehículos, misma que sigue vigente hasta la fecha, pues de cuando en cuando, lanza al mercado alguna innovación llamativa para sus modelos.

En Motorpasión México | Grupo Volkswagen detiene el desarrollo de coches a gas natural comprimido en favor de los eléctricos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios